Alfonso López Quintás
 
OdeM
1928

Alfonso López Quintás Fraile mercedario, pedagogo católico y profesor español que, entre otras cosas, se dedicó a la enseñanza de la filosofía como funcionario del Estado. Su nombre alcanzo cierta relevancia pública a partir de 1996, por la gran difusión de El libro de los valores, colección de textos que publicó junto con Gustavo Villapalos (ex rector de la Universidad Complutense de Madrid y entonces Consejero de Educación y Cultura, por el Partido Popular, del gobierno regional de Madrid). Parece que Gustavo Villapalos facilitó desde sus cargos la consolidación en Madrid de una universidad privada (ligada a los Legionarios de Cristo, la organización fundada por el presbítero mejicano Marcial Maciel), la Universidad Francisco de Vitoria (adscrita a la Universidad Complutense como Centro Universitario ya desde 1992). Alfonso López Quintás es asesor desde su fundación de la Universidad Francisco de Vitoria. El 24 de marzo de 2003 la Universidad Anáhuac, principal institución académica de los Legionarios de Cristo (fundada en 1964 en México por Marcial Maciel Degollado L.C.), inauguró la «Cátedra Alfonso López Quintás», financiada inicialmente por el Grupo Bimbo:

Universidad AnáhuacSe inaugura la Cátedra «Alfonso López Quintás», con la presencia del fundador de la Escuela de Pensamiento y Creatividad. El pasado 24 de Marzo de 2003, la Universidad Anáhuac se honró con la presencia del Doctor en Filosofía, Alfonso López Quintás, fundador de la Escuela de Pensamiento y Creatividad y Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, inaugurando así, la Cátedra que lleva su nombre «Creatividad y Valores Alfonso López Quintás» en el auditorio de Posgrado del campus universitario. (La Universidad Anáhuac surge en 1964, como una pieza fundamental dentro del proyecto educativo de los Legionarios de Cristo y del fundador de la congregación, el Padre Marcial Maciel L.C. El Gobierno de la República de México reconoció este hecho otorgándole desde 1981 el Derecho de Autonomía y Validez Oficial de Estudios.) El objetivo de la Cátedra «Alfonso López Quintás» es reconocer de manera pública el aprecio y amistad que une a la Universidad Anáhuac con el Dr. López Quintás, y por la importancia de su obra intelectual que comulga con los motivos y fines formativos de la Universidad Anáhuac. Asimismo, una parte importante es crear un espacio de exposición, estudio y discusión en torno al pensamiento y a los temas propios del Dr. López Quintás. A la ceremonia de inauguración acudieron prestigiados invitados: Don Lorenzo Servitje, fundador de Grupo Bimbo, quien auspicia los primeros dos años de actividades de la Cátedra; el Mtro. Carlos Lepe, Coordinador General de Humanidades y el Dr. Cristián Nazer, Director General Académico de la Universidad Anáhuac. Don Lorenzo Servitje por su parte habló sobre el deterioro moral que vive nuestro mundo hoy en día señalando que, el inicio de la Cátedra de Creatividad y Pensamiento Alfonso López Quintás, es un acontecimiento muy importante porque va a conseguir enriquecer la moral y los valores: «Me complazco en contribuir a su fundación» dijo el Fundador de Grupo Bimbo. Posteriormente, el Dr. Alfonso López Quintás dio una conferencia magistral sobre el cómo pensar bien. «La verdadera libertad es elegir en virtud de lo que más nos desarrolla como personas, no en virtud de lo que uno quiera.» El catedrático también habló sobre la experiencia del desarrollo personal a través de doce descubrimientos: «El lenguaje se debe emplear como vehículo del encuentro. Sabe pensar aquel que sabe que del egoísmo se deriva la tristeza; y de la generosidad, la alegría.» (De las páginas de la Universidad Anáhuac en internet.)

«Otro de sus amigos más apreciados entre los asesores del Cufvi [Centro Universitario Francisco de Vitoria] es el catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense y miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas Alfonso López Quintás. Esta admiración es compartida con Iuve [organización de estudiantes promovida por los legionarios de Cristo que alcanzó gran protagonismo en los primeros años noventa], donde algunos consideran a López Quintás como el filósofo de cabecera de esta asociación. El propio Villapalos pidió su colaboración para redactar conjuntamente con él El libro de los valores, un canto a la concepción cristiana de la vida publicado en la colección Planeta-Testimonio. El ex consejero de Educación ha incluido a sus incondicionales Daniel Sada y José Verdejo, así como al sacerdote legionario Florencio Sánchez, en el largo capítulo de agradecimientos de este libro, que el capellán del Cufvi expone y vende en su despacho junto al libro de Marcial Maciel, La formación integral del sacerdote católico.» (Alfonso Torres Robles, La prodigiosa aventura de los legionarios de Cristo, Foca, Madrid 2001, pág. 106.)

Nació Alfonso López Quintás en Santiago de Franza (La Coruña) el 21 de abril de 1928. Captado desde muy joven por la organización católica de los mercedarios, inició en 1943 los estudios filosóficos y teológicos en el Monasterio de Poyo (Pontevedra), donde tuvo como profesor a Vicente Muñoz Delgado. A partir de 1951, una vez ordenado como presbítero católico, realizó estudios universitarios en Salamanca (filología hispánica y rusa, y filosofía), licenciándose en filosofía en 1956 en la Universidad de Madrid. Su orden religiosa facilitó que pudiese trasladarse a Munich (1957-1960), para ampliar estudios de filosofía junto con los profesores Alois Dempf, Romano Guardini y Ernesto Grassi.

Doctor en 1962 por la Universidad de Madrid, con la tesis El ente superobjetivo y la crítica del objetivismo, dirigida por Ángel González Alvarez (el resumen, publicado en 1965, lleva el título Descubrimiento de lo inobjetivo y crisis del objetivismo).

Alfonso López Quintás, Pilina Cimadevilla, Madrid 1963, 111 paginas El 6 de marzo de 1962, el mismo año en el que Alfonso López Quintás recibió el grado de Doctor por su descubrimiento de lo inobjetivo y la crítica del objetivismo, falleció en Madrid, víctima de la enfermedad de Hodgkin, la niña Pilina Cimadevilla (había nacido en Madrid el 17 de febrero de 1952, hija del coronel Amaro Cimadevilla y de doña María del Rosario López-Dóriga). Pilina había sido educada en el fervor religioso católico, y cuando a los nueve años tuvo que ser hospitalizada (en el Hospital Militar Gómez Ulla, atendida por religiosas Hijas de la Caridad), a causa de aquella enfermedad, entonces dolorosa e irreversible, gracias a la Unión de Enfermos Misioneros (UEM, dependiente de las Obras Misionales Pontificias) se logró entusiasmar de tal modo a la sufriente niña, durante los últimos meses de su corta existencia, con la creencia de que sus penalidades podían ser trocadas por el caprichoso Señor en salvación de almas y conversión de infieles, que, al parecer, imbuida en el carácter salvífico del sufrimiento, en ningún momento se quejó de los fuertes dolores que los médicos afirmaban debía soportar, al punto de que el sacrificio que hasta el final creyó estar realizando por las misiones, asombró incluso a cuantos la indujeron y asistieron en proceso tan eutanásico.

[Santa] Pilar Cimadevilla y López-Doriga 1952-1962 En el libro Pilina Cimadevilla, escrito por Alfonso López Quintás puede leerse: «Cuando fue comunicado el fallecimiento de Pilina al médico jefe de clínica, don Juan Pablo d'Ors, éste, hombre en cuya vida juega la muerte un papel cotidiano, recorrió los pasillos con paso sereno, se adentró silenciosamente en la habitación y, puesto de rodillas a los pies de la cama donde reposaba inerte el cuerpo de la pequeña, se puso a rezar» (pág. 83). En el entorno de la desgraciada niña pronto se aseguró que el fallecimiento se había producido en olor de santidad, y el 20 de junio de 1963 «una Asamblea de hombres graves reunida en la capilla del Colegio de Cristo Rey de la calle del Cardenal Cisneros, de Madrid, daba testimonio al mundo de que nada hay tan serio en la sociedad humana como la vida de un niño cuando está impulsada por el Espíritu de Dios...» (pág. 13), es decir, iniciaron el proceso de beatificación de la Sierva de Dios Pilina, bajo la autoridad del Obispo Auxiliar de Madrid-Alcalá, José María García Lahiguera. Fue nombrado Vicepostulador de la Causa de Beatificación el fraile mercedario confesor de la niña, Reverendo Padre Francisco Vázquez Fernández. Este confesor de Pilina, el «R. P. Francisco Vázquez Fernández, Licenciado en Filosofía y Profesor Auxiliar de Ética de la Universidad de Madrid» (en 1963, pág. 33) alcanzó el doctorado en filosofía en 1965 (Dialéctica de la relación y dialéctica de la estructura: fundamentación de una dialéctica gnoseo-ontológica, dirigida por José Luis López Aranguren), colgó luego los hábitos de fraile mercedario y en 2002 es Catedrático de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense y Director del Departamento Periodismo III (Teoría General de la Información).

Alfonso López Quintás, que también sería Catedrático de la Complutense –en 1963 era también Profesor Auxiliar de la Universidad de Madrid... pero en 2002 persevera como mercedario– se convirtió en principal propagandista de la causa de la beatificación de Pilina, publicando al menos dos opúsculos dedicados al asunto: Posiciones y artículos para el proceso sola fama de santidad, virtudes y milagros de la sierva de Dios María del Pilar Cimadevilla y López-Dóriga (Agrupación Inmemorial nº 1, Madrid 1963, 69 págs.) y Pilina Cimadevilla y López-Dóriga. Enferma y misionera (2ª edición, Madrid 1963, 110 págs., con fotos). Aunque el proceso de elevación a los altares de Pilina sigue abierto en el seno de la Iglesia Católica (culminado favorablemente en Madrid el proceso diocesano de beatificación, se trasladó la causa a Roma, a la Congregación para las Causas de los Santos, protocolo 1516), y no está olvidado –Teresa Resusta Melgar (religiosa de la Congregación de Jesús-María), Pilina: un mensaje para los niños de hoy (Marfil, Alcoy 1985, 115 págs.); Adolfo Olivera Sánchez (religioso salesiano), Pilina Cimadevilla, la sierva de Dios de diez años: enferma misionera (Sociedad de Educación Atenas, Madrid 1994, 173 págs.)– parece que circula por lentas vías.

De cualquier modo la causa postulada por Francisco Vázquez Fernández y Alfonso López Quintás logró sus objetivos al menos en una de las escisiones de la Iglesia de Roma, cuando el 3 de octubre de 1978, desde su Sede Apostólica de Sevilla, el Papa Gregorio XVII, Pontífice Máximo de la Santa Iglesia Católica Apostólica Palmariana, elevó a los altares a Santa Pilar Cimadevilla y López-Doriga –el 24 de septiembre de ese mismo año de 1978, Gregorio XVII ya había canonizado, entre otros, a San Francisco Franco Bahamonde, a San José Antonio Primo de Rivera, a San Luis Carrero Blanco y a San José María Escrivá de Balaguer (el fundador del Opus Dei, que no sería reconocido como Santo por el Papa de Roma hasta una fecha tan tardía como el 6 de octubre de 2002)–.

En 1961 inició Alfonso López Quintás su carrera docente como profesor auxiliar de filosofía en la Universidad de Madrid, institución de la que fue nombrado profesor adjunto de estética en 1967, actividad que compartió, desde 1968, con la de profesor titular de estética de la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid (universidad católica gestionada por la Compañía de Jesús). En 1974 obtuvo por oposición la plaza de Profesor Agregado de Fundamentos de Filosofía de la Universidad de Barcelona, cargo que desempeñó durante dos años en Palma de Mallorca, regresando en 1976 a Madrid como profesor titular de estética de la Universidad Complutense, donde en 1984 pasó a ocupar la cátedra de estética vacante por la jubilación de José María Sánchez de Muniaín Gil. Alcanzó a su vez la jubilación en esa misma universidad, adscrito al Departamento de Filosofía III (Hermenéutica y Filosofía de la Historia). En 2001 celebró sus bodas de oro sacerdotales.

«Alfonso López Quintás (1928) Profesor de Estética. Nacido el 21 de abril de 1928 en Santiago de Franza (La Coruña), Alfonso López Quintás, sacerdote de la Orden de la Merced desde 1951, se doctoró en Filosofía en la Universidad de Madrid, ampliando estudios en Colonia, Munich (Alemania), Roma y Viena. Ha desempeñado una intensa labor docente como Profesor Auxiliar de Metafísica y de Estética en la Universidad de Madrid, siendo, desde 1966, Profesor Adjunto de Estética del mismo centro, desde 1967. Profesor de la misma asignatura en la Escuela Superior de Radio y Televisión de la capital y, desde 1968, Profesor Ordinario en la Universidad Pontificia de Comillas de esta ciudad. Ha publicado diversos libros y numerosos artículos en revistas y periódicos, y ha pronunciado un gran número de conferencias dentro y fuera de España sobre temas de la disciplina que profesa. Obras principales: Metodología de lo suprasensible (1963), Romano Guardini y la dialéctica de lo viviente (1966), Diagnosis del hombre actual (1966), Hacia un estilo integral del pensar (1967), Pensadores cristianos contemporáneos (1968), Filosofía española contemporánea (1969), &c.» (Diccionario Biográfico Español Contemporáneo, Círculo de Amigos de la Historia, Madrid 1970, vol. 2, pág. 937.)

En 1970 la Editorial Católica publicó su libro Filosofía española contemporánea, temas y autores, que consiste en una antología de textos de una serie de autores, de los que se ofrece una sucinta información bio bibliográfica. Tiene interés recuperar dicha relación de autores, ejemplo significativo de los nombres que este padre mercedario tenía en cuenta cinco años antes del fallecimiento del general Franco, en un volumen incorporado a la nada sospechosa Biblioteca de Autores Cristianos («declarada de interés nacional, esta colección se publica bajo los auspicios y alta dirección de la Pontificia Universidad de Salamanca»). La organización y los epígrafes que se ofrecen en esta muestra de la filosofía española contemporánea (el prólogo está firmado en la Casa de Estudios de la Merced, Madrid otoño 1969) representa el panorama filosófico que en los inicios del tardofranquismo se ofrecía oficialmente desde los reductos más ortodoxos del nacional catolicismo:

La filosofía española en 1970 según el fraile mercedario Alfonso López Quintás

Primera parte. Conocimiento y realidad
Escepticismo y fe animal: Jorge Santayana
El conflicto vida-razón: Miguel de Unamuno
Correlacionalidad de lo real y razón analéctica: Angel Amor Ruibal
La razón intuitivo-figurativa: Eugenio d'Ors
Opacidad del entorno y razón vital: José Ortega y Gasset
Ontología de la vida: Manuel García Morente
El amor y la percepción de los valores: Joaquín Xirau
El vitalcentrismo; evolución ascendente y espiritualizadora: Manuel Granell
La razón poética: María Zambrano
La lógica de la razón vital: Julián Marías
El método integracionista: José Ferrater Mora
El escándalo del pensar filosófico: José Gaos
Filosofía y vida: Juan Zaragüeta
La inteligencia sentiente y el estar en realidad: Xavier Zubiri
Vida humana e intersubjetividad: Pedro Laín Entralgo
El hombre en su vertiente religiosa, ética y social: José Luis L. Aranguren
El hombre como realidad abierta: Miguel Cruz Hernández
La subjetividad en sus vertientes tautológica y heterológica: Antonio Millán Puelles
El dualismo «logos-pathos»: Gonzalo Fernández de la Mora
Estructura onto-gnoseológica del conocimiento: Sergio Rábade
La presencia del Absoluto en la vida cognoscente: José Manzana M. de Marañón
Las realidades profundas y el conocimiento analéctico: Alfonso López Quintás
Segunda parte. El acceso al ser
La analogía del ser: Santiago Ramírez
La Metafísica como búsqueda del Absoluto: Jaime Bofill
Carácter creador de la Metafísica: J. D. García Bacca
El ser como apriori mental: José Ignacio Alcorta
Las estructuras metafísicas: Angel González Alvarez
Suárez y la síntesis metafísica: Juan Roig Gironella
Visión actual del tomismo: Jesús García López
Interpretación dialógica de los trascendentales: Jesús Arellano
La persona como lugar de «insistencia» en lo real: Ismael Quiles
El hombre como centro de la Metafísica: José Gómez Caffarena
La expresión y el acceso inmediato al ser: Eduardo Nicol
Acceso racional al ser: Jesús Muñoz Pérez-Vizcaíno
La superación de lo objetivo y la vuelta al ser: Leonardo Polo
La experiencia profunda del ser: Luis Cencillo
El lenguaje y el punto de partida del filosofar: Bienvenido Lahoz Láinez
El lenguaje como clave del pensamiento: Emilio Lledó
El enigma y la trascendencia: Fernando Montero Moliner
Fenomenología y Metafísica: José María Rubert Candau
La persona humana y la Gnoseología: José Mª de Alejandro
Tercera parte. El ser humano
La defensa del espíritu y de la Hispanidad: Ramiro de Maeztu
La persona humana y la realización de los valores: Adolfo Muñoz Alonso
El hombre y la fundación de relaciones de presencia: Pedro Caba
La prudencia política: Leopoldo Eulogio Palacios
Bien común y moral profesional: José Todolí
Interpretación humanista del Derecho: Luis Recaséns Siches
Interpretación personalista del Derecho: Luis Legaz Lacambra
Deshumanización y masificación: Francisco Ayala
La libertad y su fuerza creadora: Rafael Calvo Serer
Libertad y técnica: Pedro Ridruejo
Cuarta parte. La experiencia estética
La síntesis estética: Francisco Mirabent
Lo grato como trascendental: Alejandro Roldán
La fruición, el arte y la belleza: José María Sánchez de Muniáin
Creación poética y creación filosófica: Eugenio Frutos Cortés
Las categorías estéticas: Luis Farré
Quinta parte. Lógica. Filosofía de las ciencias
El dinamismo del conocimiento humano: Carlos París
Irreductibilidad y complementariedad de Ciencia y Filosofía: Raimundo Panikkar
Explicación por la «sustancia» y explicación por el «acio»: Roberto Saumells
La Filosofía de las ciencias y la correlación sujeto-objeto: Wolfgang Strobl
El saber operativo y el cambio histórico: Jorge Pérez Ballestar
Lógica filosófica y lógica matemática: Vicente Muñoz Delgado

Un comentario de Manuel Pizán sobre este libro de Alfonso López Quintás desencadenó, en el diario Madrid, una polémica sobre la filosofía española contemporánea, que se diluyó tras la encendida defensa de Amor Ruibal asumida por Javier Sádaba, recién abandonada su carrera como jesuita:

19700401 Un libro sobre la filosofía española contemporánea · Manuel Pizán
19700415 Carta abierta a don Manuel Pizán · Alfonso López Quintás
19700422 Dos concepciones diferentes · Valeriano Bozal
19700429 Precisando una carta abierta · Manuel Pizán
19700520 Problemas de fondo · José Luis Abellán
19700520 Una encuesta sobre la actual filosofía española · Antonio Márquez
19700520 En defensa de Amor Ruibal · Javier Sádaba
19700603 Amor Ruibal y la filosofía española: centrando el tema · Manuel Pizán

Alfonso López Quintás fue en 1970 miembro fundador del Seminario Xavier Zubiri, intervino en 1982 en la constitución del Centro Español de Fenomenología, perteneció en 1983 al Comité Ejecutivo de la FISP (Federación Internacional de Sociedades de Filosofía) y fue elegido en 1984 miembro de número de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas de Madrid, ante la que leyó su discurso de ingreso en 1986. En 1972 se convirtió en «mercedario mercenario», en fórmula de Fernando Savater, cuando aceptó cubrir una de las plazas vacantes en la Universidad Autónoma de Madrid tras la expulsión de los profesores no numerarios que reivindicaban estabilidad laboral:

«Además empezaron a verse una serie de fúnebres esquiroles cuya aceptación se le impuso a Carlos París para sustituirnos. Cierto día cuando llegué a mi despacho, me lo encontré ocupado por un cura mercedario –¿Quintás?, ¿López?; creo que se llamaba algo así– quien de inmediato se me acercó con sonrisa de conejo para decirme que estaban allí «para ayudarnos». Le informé de que yo también estaba dispuesto a ayudarle a salir por la ventana si no prefería irse por la puerta y el mercedario mercenario abandonó los lares con mágica celeridad. Pero esa situación no podía durar. La Brigada Político-Social nos hizo llegar una citación para personarnos en la Dirección General de Seguridad en la Puerta del Sol, en cuyos calabozos algunos habíamos pasado ya unos cuantos días y de la que teníamos un recuerdo poco grato. (...) Así acabó mi aventura en la Autónoma, menos de dos años después de haberla emprendido. No pude por menos de reprocharme mi imprudencia al haberme metido en semejante fregado, pero... Ha sido uno de los dramas de mi vida: soy muy capaz, maldita sea, de cometer injusticias pero no de soportar resignadamente las de otros o desentenderme de las que me rodean.» (Fernando Savater, Mira por donde. Autobiografía razonada, Taurus, Madrid 2003, págs. 228-229.)

En 1987 se convirtió en el fundador y principal promotor de la autodenominada Escuela de Pensamiento y Creatividad (Madrid), de la que se puede encontrar abundante información en internet. La EPC presenta varios cursos: «El arte de pensar con rigor y vivir de forma creativa», «Cómo formarse en ética a través de la literatura y el cine», «Grandes cuestiones de ética» y «Literatura, creatividad y formación ética» (este, impartido por internet desde 1998, dentro del convenio entre la Universidad Complutense y el Programa de Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación del Ministerio de Educación y Cultura, consta de diecisiete unidades didácticas correspondientes a 60 horas lectivas). «Para impartir estos cursos, la Escuela cuenta con diversos profesores que ya están realizando una estimable labor formativa en diversos centros.» Las direcciones de contacto que de esta Escuela difundían sus promotores en 1999 eran:

«Desde 1987, Alfonso López Quintás promueve un proyecto formativo, denominado Escuela de Pensamiento y Creatividad, con vistas a enseñar a la juventud a pensar con rigor y vivir de forma creativa. Para ello aplica los resultados de su investigación metodológica a las principales cuestiones relativas a la formación de los jóvenes. Entre los materiales que ofrece esta Escuela, destacan los siguientes: El arte de pensar con rigor y vivir de forma creativa, PPC, Madrid 1993, con doce vídeos (obra refundida en Inteligencia creativa, BAC Madrid); El secuestro del lenguaje, PPC, Madrid 1993; La juventud actual entre el vértigo y el éxtasis, Publicaciones Claretianas, Madrid 1993, El conocimiento de los valores, Verbo Divino, Estella 1989; El amor humano, Edibesa, Madrid 1994; El encuentro y la plenitud de vida espiritual, Publicaciones Claretianas, Madrid 1990. Este proyecto formativo fue diseñado y puesto en marcha a instancias de diversas asociaciones de padres, preocupados por la desorientación actual. Su propósito es investigar a fondo lo que es e implica el desarrollo de la persona humana a fin de ofrecer a niños y jóvenes –y a los padres y educadores– claves de orientación lo suficientemente lúcidas para que ellos puedan extraer de las mismas pautas de conducta certeras. El método es eminentemente positivo: no se basa en preceptos y prohibiciones, ni siquiera en consejos; tiende a orientar las mentes para incrementar su poder de discernimiento. De esta forma, niños y jóvenes ven que su libertad no sólo no es mermada en modo alguno por los mayores sino que es incrementada de modo expreso. Para conseguir este propósito, la Escuela de Pensamiento y Creatividad se esfuerza en enseñar a pensar con rigor y descubrir en qué consiste la verdadera creatividad. (...) c) Una vez que niños y jóvenes se hacen cargo de la importancia del encuentro para su vida, están preparados para comprender por dentro que nada hay más interesante que realizar experiencias de éxtasis –que fomentan el encuentro– y evitar las experiencias de vértigo –que anulan la posibilidad del encuentro–. El estudio detenido de lo que son los procesos de vértigo o fascinación –vértigo de la ambición de poder y poseer, de embriaguez, de evasión a través de la droga, de entrega al juego de azar, de erotismo meramente pasional, &c.– les abre los ojos para ver los riesgos que implica la entrega a la seducción de cualquier tipo de vértigo, que en principio no exige nada, lo promete todo y lo quita todo al final. La consideración conjunta de los puntos antes indicados prepara al niño y al joven para estar prevenidos ante la tentación que supone el halago de la droga y otras adicciones. Esta preparación es ineludible en la actualidad. No hay labor de prevención que pueda prescindir de esta preparación interior de las personas desde la niñez. Si los niños se desarrollan en un ambiente de hedonismo –actitud que toma como ideal el acumular el mayor número posible de gratificaciones sensibles y psicológicas, sin preocuparse de cultivar la creatividad personal–, y no aprenden a ver los riesgos que tal actitud implica, se hallan desprovistos de anticuerpos, carecen de las necesarias defensas para hacer frente a los estímulos nocivos. Ese aprendizaje requiere cierto tiempo, y debe iniciarse cuanto antes, para evitar que los niños modelen su mentalidad de forma tosca, y valoren lo que causa un agrado inmediato por encima de otras metas mucho más altas, como puede ser la conservación de la salud física y mental, y la creación de una vida de auténtica comunidad con los demás.» (de internet)

«Los Legionarios de Cristo aún no han tenido tiempo para lanzar al mercado laboral español grandes promociones de alumnos con títulos universitarios propios. Todavía es pronto para ver a sus egresados colocados en los primeros puestos de la política y la economía, pero todo llegará. El paradigma está en México, donde su cuidada estrategia de formación de líderes en la Universidad Anáhuac les ha servido para contar con ex alumnos en posiciones dominantes de la política y la economía azteca. Sirvan como ejemplo los objetivos fijados para un curso de formación de líderes impartido en 1996 por la citada universidad: * Integrar a los líderes universitarios con la historia, misión e ideales de la Universidad Anáhuac. * Dotar a los líderes de herramientas eficaces para una mejor consecución de sus fines (clases de publicidad, oratoria, charlas de motivación, liderazgo...). * Difundir adelantos tecnológicos como la 'universidad virtual', con conferencias dirigidas a 'alumnos líderes' de la Universidad del Mayab (otro centro creado por la Legión). Para lograr estos objetivos, los legionarios mexicanos incluyeron en el programa la conferencia 'Tu universidad', dictada por el catedrático español Alfonso López Quintás, y un vídeo del sacerdote Marcial Maciel.» (Alfonso Torres Robles, La prodigiosa aventura de los legionarios de Cristo, Foca, Madrid 2001, pág. 119.)

«Bodas de Oro sacerdotales. El 17 de febrero de 2001, los Padres Gonzalo Alonso Fuentes (Sevilla), Alfonso López Quintás (Curia provincial Madrid), y Serafín Morales Colino (Basílica Madrid), celebran sus bodas de oro sacerdotales, desde la redacción de Caminos de Liberación nuestra más sincera felicitación.» (Caminos de liberación, año 22, número 101, enero-febrero 2001.)

«Pero volvamos a la asociación mexicana Gente nueva, de la que Íñigo Sáenz de Miera aseguraba en enero de 1998 conocer sólo el nombre, pese al paralelismo que esta organización guarda con Iuve. Presidida por uno de sus ocho fundadores, el ex alumno de la Universidad Anáhuac, José Ignacio Ávalos, Gente Nueva fue creada en 1985, bajo la tutela de los Legionarios de Cristo. Desde entonces se ha ido exportando el modelo a países como España, Chile, Brasil, Argentina y Colombia, en los que suele actuar con nombres distintos por razones estratégicas o para evitar los problemas derivados de las legislaciones locales, muchas veces restrictivas hacia las actividades de organizaciones extranjeras. (...) Desde sus primeros años, Gente Nueva está en contacto con el catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid, y asesor de Formación Humanística del Cufvi, Alfonso López Quintás, como se ha visto, uno de los filósofos más apreciados por las primeras generaciones de dirigentes de Iuve. Le invitaron a participar en el Primer Congreso Mundial de Gente Nueva y desde entonces López Quintás ha servido de puente para llevar a la Universidad Anáhuac a otros catedráticos españoles. Al igual que Iuve, oficialmente Gente Nueva se abstiene de participar como grupo de acción política o religiosa. Su finalidad es la de crear una corriente positiva a favor de los valores humanos, morales y espirituales, para fortalecer la integridad de las personas. Uno de los personajes de la vida política española relacionados con Gente Nueva es Isabel Tocino. A pesar de sus vínculos con el Opus Dei, del que es supernumeraria, esta veterana dirigente del PP realizó en 1996 una visita de marcado sabor legionario a México.» (Alfonso Torres Robles, La prodigiosa aventura de los legionarios de Cristo, Foca, Madrid 2001, pág. 147.)

Tesis doctorales dirigidas por Alfonso López Quintás

  1. Elena Fischer de Casado, La estética del arte sacro contemporáneo, Universidad Complutense de Madrid 1978. T10103. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: Santiago Montero Díaz, José María Sánchez de Muniain, Francisco José León Tello, Antonio Bonet Correa.
  2. José Luis Casado Arsuaga, La percepción de la estructura figura-fondo y la génesis de los espacios modales en el arte, Universidad Complutense de Madrid 1979. T10690. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: Mariano Yela Granizo, José Luis Pinillos Díaz, Francisco José León Tello, Luis García Vega.
  3. Juan Manuel Marcos Álvarez, La poética de Hugo Rodríguez-Alcalá en el contexto de la estética hispanoamericana: hipótesis sobre lo poético del acto poético a propósito de la escritura lírica de Hugo Rodríguez-Alcalá, Universidad Complutense de Madrid 1979. T11076. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: Sergio Rábade Romeo, Francisco José León Tello, Francisco Sánchez Castañer, Lucrecio Pérez Blanco.
  4. José Alvar Llano Ruiz, Fundamentación filosófica de la comunicación pedagógica, Universidad Complutense de Madrid 1983. T12969. Director: Alfonso López Quintás.
  5. Jaime Roberto Montes Miranda, Sentir e inteligir en Xavier Zubiri, Universidad Complutense de Madrid, 3 de mayo de 1986. T13574. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: Diego Gracia Guillén, Antonio Ferraz, Carlos Baciero, José Adolfo Arias Muñoz, Julia García-Alcañiz Yuste.
  6. José Luis Cañas Fernández, Metodología de lo trascendente en Gabriel Marcel (la fidelidad, el amor y la esperanza, experiencias metafísicas), Universidad Complutense de Madrid, 15 de marzo de 1988. T14567. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: José Adolfo Arias Muñoz, Manuel Maceiras Fafián, Ramiro Flórez Flórez, Ricardo Marín Ibañez, Juan Miguel Palacios García.
  7. Gabriel María Jorda Lliteras, Claves estéticas en "Citadelle", de Antoine de Saint-Exupery, Universidad Complutense de Madrid 1990. T16152. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: Eloy Rodríguez Navarro, Manuel Cabada Castro, Carlos Baciero González, María Fernanda Lacilla Ramas, Julia García-Alcañiz Yuste.
  8. Javier Barraca Mairal, Arte y derecho: su encuentro en la filosofía, Universidad Complutense de Madrid 1991. T17532. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: María Dolores Vilacoro Barrachina, Eloy Rodríguez Navarro, Pedro Ridruejo Alonso, María Fernanda Lacilla Ramas, Julia García-Alcañiz Yuste.
  9. José Antonio Ortiz Baeza, Teoría de la relacionalidad y la esencia en Amor Ruibal, Universidad Complutense de Madrid, 24 de noviembre de 1994. T19771. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: Manuel Maceiras Fafián, Miguel García-Baro López, María Fernanda Lacilla Ramas, Carlos Baciero González, Antonio Jiménez García.
  10. Blanca Castilla y Cortázar, Noción de persona en Xavier Zubiri: una aproximación al género, Universidad Complutense de Madrid 1994. T20246. Director: José Adolfo Arias Muñoz, sustituido por fallecimiento por Alfonso López Quintas. Tribunal: Diego Gracia Guillén, Eudaldo Forment Giralt, Isabel Aisa, Jesús Conill Sancho, José Luis Abellán-García González.
  11. Ángel Sánchez-Palencia Marti, El valor catártico de lo trágico en la literatura, Universidad Complutense de Madrid, 29 de junio de 1995. T20422. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: Luis Jiménez Moreno, Miguel Angel Garrido Gallardo, Ramiro Flórez Flórez, Julia García-Alcañiz Tuste, José Luis Cañas Fernández.
  12. Antonio Domínguez Rey, Eros y gnosis: Alteridad filosófica y heteronimia poética. Emmanuel Levinas, Universidad Complutense de Madrid, 25 de junio de 1996. T20955. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: Rafael Ramón Guerrero, Miguel García-Baro López, Diego Sánchez Meca, Javier Barraca Mairal, Graciano González Rodríguez-Arnaiz.
  13. María Ángeles Almacellas Bernadó, La hermenéutica de la obra literaria a la luz del método lúdico-ambital de análisis, Universidad Complutense de Madrid, 13 de enero de 1998. T22281. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: José Antonio Millán Alba, Gemma Muñoz Alonso López, Juana Sánchez-Gey Venegas, Javier Barraca Mairal, José Luis Cañas Fernández.
  14. José Luis Caballero Bono, Zubiri y la evolución: un emergentismo pluralista, Universidad Complutense de Madrid, 20 de septiembre de 1999. T23468. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: Diego Gracia Guillén, Antonio Ferraz Fayos, Ildefonso Murillo Murillo, Jesús Conill Sancho, Antonio Miguel López Molina.
  15. Juan José Muñoz García, Afinidad estructural de las experiencias estética, ética, metafísica y religiosa, Universidad Complutense de Madrid, 30 de mayo de 2000. T23985. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: Manuel Maceiras Fafián, Juana Sánchez-Gey Venegas, Carlos Baciero González, Francisco Zurián Hernández, José Luis Cañas Fernández.
  16. Luis Gallegos Díaz, Realidad y ética en Xavier Zubiri, Universidad Complutense de Madrid, 30 de septiembre de 2000. T24684. Director: Alfonso López Quintás. Tribunal: José Luis Abellán García-González, Enrique López Castellón, Luis Jiménez Moreno, Ildefonso Murillo Murillo, Antonio Miguel López Molina.

Bibliografía de Alfonso López Quintás

Sobre Alfonso López Quintás en el Proyecto Filosofía en español

→ Alfonso López Quintás, Filosofía española contemporánea, Madrid 1970

1970 Manuel Pizán, Un libro sobre la filosofía española contemporánea

Textos de Alfonso López Quintás en el Proyecto Filosofía en español

1970 «Carta abierta a don Manuel Pizán», Madrid, 15 abril 1970.

R   Informa de esta pagina por correo
www.filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2002 filosofia.org
www.lechuza.org
averiguador