Santiago Ramírez OP 1891-1967

Santiago Ramírez Filósofo y teólogo español, seguramente el filósofo neotomista más importante del siglo XX. Hijo de labradores, Santiago María Ramírez y Ruiz de Dulanto nació el 25 de julio de 1891 en Samiano, pueblo de la caput castellae, en el condado de Treviño (Burgos). Vive en casa de sus padres hasta 1906, en que su padre encomienda su educación a un amigo maestro. En un año y medio aprende latín. En 1908 entra en el Seminario Mayor de Logroño, donde estudia Filosofía hasta 1911, logrando en todas las asignaturas la calificación de Meritissimus. Tras decidir tomar los hábitos de Santo Domingo, en el verano de 1911 se traslada a Corias (Asturias), donde se encontraban el Noviciado y el Studium de Filosofía que la Orden dominicana regentaba en su provincia de España. Una vez convalidados sus estudios de Humanidades y Filosofía, cursados en el Seminario de Logroño, hace su profesión de dominico y en agosto de 1911 toma el hábito. Realiza estudios superiores en Roma, en la Pontifica Universidad de Santo Tomás, más conocida como Angelicum. Recibe la tonsura el 7 de marzo de 1914, en la Basílica de San Juan de Letrán. Se ordena sacerdote el 16 de julio de 1916 en la iglesia de San Apolinar de Roma y celebra su primera Misa en la capilla de Santo Domingo del convento de Santa Sabina en Roma. Realiza su examen de Lector, equivalente al Doctorado de la Orden, el 27 de junio de 1917, defendiendo una tesis de quidditate Incarnationis. Entre 1917 y 1920 imparte clases de Filosofía en el Angelicum, que incluyen Lógica, Ontología, Cosmología, Psicología e Historia de la Filosofía Moderna. En 1920 sus superiores lo trasladan al convento de San Esteban de Salamanca, donde durante tres años imparte clases de Teología: dos cursos de divina revelatione, un curso de Ecclesia y un curso de Teología Dogmática. En 1923 se traslada por orden de sus superiores a la Universidad de Friburgo, donde profesa Teología moral especulativa hasta 1945, en que vuelve a España para hacerse cargo –de nuevo, por orden del provincial de su orden, el P. José Cuervo– de la dirección del Instituto «Luis Vives» de Filosofía, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, tras haber rechazado la cátedra de Metafísica de la Universidad de Madrid. En 1947 cesa de su cargo como director del Instituto de Filosofía «Luis Vives», al ser nombrado Regente de Estudios de la Provincia Dominicana en España. Fruto de su labor es la creación, en 1947, de la Facultad de Teología del convento de San Esteban, así como la elevación, en 1966, del Estudio General de Filosofía de las Caldas de Besaya (Cantabria) a Instituto Superior de Filosofía, equivalente a una Facultad de Filosofía dependiente de la Universidad de Santo Tomás de Roma. En 1949 el P. Ramírez viaja a los Estados Unidos, donde imparte una serie de conferencias en Cincinnati, Ohio, River Forest y Washington. En 1952 interviene en el Congreso Eucarístico de Barcelona y en 1956 en el Congreso Internacional Pax Christi. En 1958, a requerimiento de sus superiores, escribe La filosofía de Ortega y Gasset, que recibirá la crítica de Laín, Aranguren, Marías y Maravall, a los que a su vez el P. Ramírez responde en sendos libros, ¿Un orteguismo católico? (1958) y La zona de seguridad (1959). Interviene en el Concilio Vaticano II como perito experto en la comisión de mayor rango doctrinal del concilio, la Comisión Teológica, en cuyas discusiones participa muy activamente, siendo suya la fórmula definitiva sobre la muy discutida Colegialidad Episcopal. Muere el 18 de diciembre de 1967 en su celda de San Esteban de Salamanca. Sus restos descansan en el Panteón de los Teólogos, junto a los de Vitoria, Soto y demás glorias de la orden de predicadores.

Doctrinalmente el P. Ramírez descuella como tomista acendrado y metafísico de altura, especialmente con su filosofía del orden y de la analogía. Frente a la filosofía existencialista tan en boga en los años 50 y 60, el P. Ramírez defiende los fueros de un esencialismo y de una realidad ordenada a partir de los principios del ser genérico. Su concepción ontológica de la realidad descansa sobre el concepto clave de orden, como producto del juicio de la razón basado en una consideración analógica del ser. La Filosofía podría incluso reducirse a la idea de orden. En su obra De ordine, el P. Ramírez  nos presenta como objeto propio de la Metafísica el ser real en cuanto esencia común a los diez predicamentos. Además, el orden debe entenderse de manera analógica, como relación de cosas distintas y desiguales, pero coincidentes de algún modo en algo único y fundamental, ya sea en términos de anterioridad o posterioridad, ya sea en términos de más o menos. Termina el P. Ramírez asimilando el orden a un modo de analogía, a saber, la analogía de atribución intrínseca, que sería el primer analogado dentro del conjunto de los distintos modos de analogía. El orden también representaría la esencia del tomismo y Santo Tomás sería doctor ordinis. Por otra parte, el P. Ramírez defiende una doctrina antropológica según la cual la persona humana no puede reducirse a su esencia o naturaleza, porque el yo añade algo a éstas. El constitutivo formal de la persona sería algo positivo, distinto de la naturaleza individual y de la existencia en acto; sería su término substancial y el sujeto inmediato y propio del acto de existir.

En 1935 el P. Ramírez mantuvo una polémica con Jacques Maritain sobre el valor de la filosofía moral. Según el francés, no puede haber una ética natural o filosófica independiente de la Teología; el P. Ramírez criticó esta actitud fideísta, saliendo en defensa de una verdadera filosofía moral y autónoma frente a la Teología moral de Maritain. Durante estos años publica tres tomos de su De hominis beatitudine y comienza a perfilar su idea de Bien Común como base de toda su filosofía política. Frente a Maritain y los personalistas exaltadores de la individualidad como personalidad dentro de lo que calificaban «drama del individualismo moderno», el P. Ramírez recurre a la idea de Bien Común inmanente a la sociedad. En Pueblo y gobernantes al servicio del Bien Común (1956) y Deberes morales con la comunidad nacional y con el Estado (1962), el P. Ramírez aplica su idea de orden a la filosofía política: ontológicamente, la sociedad se compone de seres racionales y sociales que no deben buscar la sociedad para el bien propio, sino para el Bien Común, como fin político y jurídico de derecho; pero el Bien Común no es un bien colectivo entendido como suma de bienes propios, porque no es una especie, ni un género, sino un todo análogo, puesto que el concepto formal y esencial del bien difiere respecto a la sociedad y a la persona individual; el mayor Bien Común inmanente de la sociedad es el Bien Común del Estado; según el P. Ramírez, después de Dios, el Estado es el mayor de todos los bienes del hombre, siendo la autoridad o el poder lo que unifica, organiza y ordena las fuerzas de la muchedumbre en vistas a su perfección común. Pero una sociedad jamás puede alcanzar el Bien Común sin unidad; por tanto, la mejor forma de gobierno será aquella que asegure la unidad.

Obras de Santiago Ramírez

  • «De analogia secundum doctrinam aristotelico-thomisticam», Ciencia Tomista, Madrid 1921-22.
  • «El mérito y la vida mística», Vida Sobrenatural, 2 (1921),  pp. 94-103, 171-180.
  • «De propria indole philosophiae Sancti Thomae Aquinatis», Xenia Thomistica, Roma 1923, pp. 258-269.
  • «Por qué debemos honorar a Santo Tomás», El Santísimo Rosario, 38 (1923), pp. 272-301.
  • «¿Qué es un tomista?», Ciencia tomista, 27 (1923), pp. 272-301.
  • «Gracia», Enciclopedia Universal Ilustrada Espasa, t. 26.
  • «Tradición», Ibid., t. 63.
  • «Trinidad», Ibid., t. 64.
  • «Triteísmo», Ibid., t. 64.
  • «Verbo», Ibid., t. 67.
  • «Jean de Saint-Thomas. Biographie, doctrine, bibliographie», Dictionnaire de Théologie Catolique, t. 8.
  • «De ipsa philosophia in universum secundum doctrinam aristotelico-thomisticam», Ciencia Tomista, Madrid 1922-24.
  • «La science morale pratique. La philosophie morale adéquate», Bulletin Thomiste, 4 (1935), pp. 423-432.
  • De certitudine spei christianae, Salamanca 1936.
  • «De Philosophia Morali Christiana», Divus Thomas, 50 (1936), pp. 87-140, 181-204.
  • «Doctrina Sancti Thomae Aquinatis de distinctione inter habitum et dispositionem», Studia Anselmiana Miscellanea Philosophica Josepho Gredt oblata, Roma 1938, pp. 121-142.
  • «De spei christianae fideique divinae mutua dependentia», Divus Thomas, 18 (1940), pp. 211-284.
  • De hominis beatitudine, I, Salamanca 1942.
  • De hominis beatitudine, II, Salamanca 1943.
  • De hominis beatitudine, III, Salamanca 1947.
  • «Introducción General», Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino, BAC, Madrid 1947.
  • «La Facultad Teológica de San Esteban de Salamanca. Memoria de su erección e inauguración», Salamanca 1948.
  • Doctrina política de Santo Tomás, Instituto Social León XIII, Madrid 1951.
  • De auctoritate doctrinali Sancti Thomae Aquinatis, Salamanca 1952.
  • «The authority of St. Thomas Aquinas», Thomist 15 (1952), pp. 1-109.
  • «La Eucaristía y la paz», Ciencia Tomista, 79 (1952), pp. 163-228.
  • «Hacia una renovación de nuestros estudios filosóficos», Estudios Filosóficos, 1 (1952).
  • «La Eucaristía y la Paz individual en la Teología de Santo Tomás de Aquino», XXXV Congreso Eucarístico Internacional, Barcelona 1952.
  • «Prólogo», Psicología General de E. Brennan, Morota, Madrid 1952.
  • «El misterio de la redención», Ciencia tomista, 80 (1953), pp. 255-274.
  • «En torno a un famosos texto de santo Tomás sobre la analogía», Sapientia, 8 (1953), pp. 8-69.
  • «San Alberto Magno y la filosofía del Derecho de Gentes», Estudios Filosóficos, 2 (1953).
  • El concepto de Filosofía, Madrid 1954.
  • «The impact of theology», Thomist, 17 (1954), pp. 558-569.
  • «La magnanimidad», Lumen, 3 (1954).
  • «El Derecho de Gentes según Santo Tomás», Estudios Filosóficos, 3 (1954).
  • El Derecho de Gentes, Studium, Madrid 1955.
  • «Filosofía y Filología», Arbor, 119 (noviembre 1955).
  • Introducción al tratado de la prudencia de la Suma Teológica de Santo Tomás, BAC, Madrid 1956.
  • Pueblos y Gobernantes al servicio del Bien Común, Euramérica, Madrid 1956.
  • La filosofía de Ortega y Gasset, Herder, Barcelona 1958.
  • ¿Un orteguismo católico? Dialogo amistoso con tres epígonos de Ortega, españoles, intelectuales y católicos, Imp. Calatrava, Salamanca 1958.
  • «Patriotismo y civismo», Civismo supranacional, Madrid 1958.
  • «Teología viva y vida teologal», Orbis Catholicus, 1959.
  • La zona de seguridad, Salamanca 1959.
  • Teología Nueva y Teología, Ateneo, Madrid 1958.
  • Ortega y el núcleo de su filosofía, Punta Europa, Madrid 1960.
  • «Sanctus Thomas Studiorum Dux», Aquinas, 3 (1960).
  • La esencia de la esperanza cristiana, Punta Europa, Madrid 1960.
  • Deberes morales con la comunidad nacional y con el Estado, Madrid 1962.
  • De ordine placita quaedam thomistica, San Esteban, Salamanca 1963.
  • «Las corrientes anticatólicas en el mundo y en el hombre de hoy», Misiones Extranjeras, 1963.
  • «De Scriptura of Traditione», Pont. Academia Mariana Internationalis, Roma 1963.
  • «Doctrina Sancti Thomae Aquinatis de Bono Communi Immanenti», Doctor Communis, 16 (1963).
  • «Hope», The New Catholic Encyclopaedia, Washington 1966.
  • «Moral», Ibid.
  • «¿Qué es de Santo Tomás?», El Cruzado Español, 191 (marzo 1966).
  • De Episcopatu ut Sacramento deque Episcoporum Collegio, San Esteban, Salamanca 1966.
  • «La psicología del acto de fe», Ciencia Tomista, 303 (abril-junio 1968).
  • «Presencia y ausencia de Dios», Vida sobrenatural, 69 (1969), pp. 161-176,  252-264.
  • Introducción a Tomás de Aquino, Madrid 1975.
  • De donis Spiritus Sancti, BAC, Madrid 1978.
  • «Boletines de Teología Dogmática», Ciencia Tomista, 20 (1919); 22 (1920); 23 (1921); 26 (1922); 28 (1923); 31 (1925); 35 (1927).
  • «Boletines de Metafísica», Ciencia Tomista, 25 (1922); 27 (1923); 29 (1924); 33 (1926); 36 (1927).
  • «Boletín de Ética», Bulletin Thomiste, IV, 6 (abril-junio 1935).
  • «Notas críticas», Ciencia Tomista, 79 (1952), 80 (1953); 81 (1954); 83 (1956); 86 (1959).

Obras de Santiago Ramírez (publicadas hasta el momento)

  • De auctoritate doctrinali Sancti Thomae Aquinatis, CSIC, Madrid 1952.
  • I: De ipsa philosophia in universum (2. Vols.), CSIC, Madrid 1970.
  • II: De analogia (4 vols.), CSIC, Madrid 1972.
  • III: De hominis beatitudine (5 vols.), CSIC, Madrid 1972.
  • IV: De actibus humanis, CSIC, Madrid 1972.
  • V: De passionibus animae, CSIC, Madrid 1973.
  • VI: De habitibus in communi (2 vols.), CSIC, Madrid 1973.
  • VII: De donis Spiritus Sancti deque vita mystica, CSIC, Madrid 1974.
  • VIII: De vitiis et peccatis (2 vols.), San Esteban, Salamanca 1990.
  • IX: De gratia Dei (2 vols.), San Esteban, Salamanca 1992.
  • X: De fide divina, San Esteban, Salamanca 1994.
  • XI: De spe theologica (2 vols.), San Esteban, Salamanca 1994.
  • XII: De caritate, San Esteban, Salamanca 1999.

Bibliografía sobre Santiago Ramírez

  • Carlos Luis Álvarez, «Fuera de combate. Comentario al último libro del P. Ramírez La zona de seguridad», Punta Europa, n. 41 (mayo 1959).
  • Arbor, revista del CSIC, «Figuras de la cultura española. Fray Santiago María Ramírez Dulanto», julio-agosto 1957.
  • José Luis López Aranguren, La ética de Ortega, Madrid 1958.
  • Venancio Carro, O. P., Filosofía y filósofos españoles (1900-1928), Madrid 1928.
  • Luigi Ciappi, O. P., «L´Ordine nel pensiero dei Papi e di San Tommaso», L´Osservatore Romano del 8-VIII-1963.
  • Luigi Ciappi, O. P., «Sacramentalitá e collegialitá dell´Episcopato nel Magisterio Ordinario e in San Tommaso», L´Osservatore Romano del 22-I-1967.
  • Alejandro del Cura, O. P., «De ordine», Estudios Filosóficos, 35 (enero-abril 1965).
  • Ernesto Delfino, «De auctoritate doctrinali S. Thomae Aquinati», Sapientia, 29 (1953).
  • Octavio Nicolás Derisi, «Ortega, la Filosofía y la Teología», Sapientia, 50 (1958).
  • Octavio Nicolás Derisi, «De hominis beatitudine», Sapientia, 2 (1947), pp. 269-273.
  • J. Espeja, O. P., «Une controverse sur Ortega y Gasset», Revue Thomiste, 3 (1959).
  • Facultad Teológica de San Esteban de Salamanca. Memoria de su erección e inauguración, Salamanca 1948.
  • Aniceto Fernández, O. P., «Santiago Ramírez, O. P.». Necrológica publicada originariamente en L´Osservatore Romano (18-I-1968) y traducida en el volumen In Memoriam y en Analecta 6, 176, Praedicatorum 76 (1968), pp. 425-438 y pp. 503-506.
  • Guillermo Fraile, O. P., «El P. Ramírez escribe sobre Ortega», Salmanticensis, 5 (1958).
  • Rafael Gambra, «La polémica sobre Ortega como símbolo», Nuestro Tiempo, 61 (julio 1959).
  • Ramón García Rodríguez, «La Teología clásica y las últimas tendencias en el concepto de Teología», Ciencia Tomista, 275-276 (julio diciembre 1960).
  • Paulino Garragorri, Relecciones y disputaciones orteguianas, Madrid 1965.
  • L. Sillón, «De hominis beatitudine», Angelicum, 20 (1943), pp. 328-329.
  • Ángel González Álvarez, «Un libro de Ramírez sobre Ortega», Ecclesia, 874 (1958).
  • E. Guerrero, S. J., «La Filosofía de Ortega y Gasset y ¿Un orteguismo católico?» Estudios Eclesiásticos, julio 1959.
  • In Memoriam: Santiago Ramírez, O. P., Convento de San Esteban, Salamanca 1968.
  • Pedro Laín Entralgo, Ejercicios de comprensión, Madrid 1959.
  • Bonifacio Llamera, O. P., «El Derecho de Gentes», Estudios Filosóficos, 9 (mayo-agosto 1956).
  • José Antonio Maravall, Ortega en nuestra situación, Madrid 1959.
  • Julián Marías, El lugar del peligro, Madrid 1958.
  • Vicente Marrero, «El buen tono orteguiano. A propósito de una crítica de la revista Religión y Cultura a la obra del P. Ramírez, La filosofía de Ortega y Gasset», Punta Europa, 30 (junio 1958).
  • Vicente Marrero, «El P. Ramírez y el fin del orteguismo católico», Punta Europa, 35 (noviembre 1958).
  • Vicente Marrero, «Ortega hoy. A propósito del libro de José Gaos, Sobre Ortega y Gasset», Punta Europa, 31-32 (julio-agosto 1958).
  • Vicente Marrero, Ortega, filósofo mondain, Madrid 1961.
  • Vicente Marrero, Santiago Ramírez, O. P. Su vida y su obra, CSIC, Madrid 1971.
  • Moos, M., «De hominis beatitudine», Divus Thomas, 22 (1944), pp. 244-247.
  • Vicente Beltrán de Heredia, Panteón de religiosos insignes. El antiguo Capítulo conventual de San Esteban de Salamanca, Salamanca 1951.
  • Victorino Rodríguez, O. P., «Necrológica. El P. Santiago María Ramírez, O. P.», Arbor, 263 (enero 1968).
  • Roig Gironella, J., S. J., «Estado actual de la polémica en torno al orteguismo», Espíritu, 8 (1959).
  • Sastre, L., «El P. Ramírez y Ortega», La Estafeta Literaria, 158 (3-II-1958).
  • «Spanish Theologian Giving Lectures to Priests Students», The Catholic Telegraph-register (7-IX-1949).
  • Teófilo Urdanoz, O. P., «De hominis beatitudine», Revista Española de Teología, 3 (1943), pp. 192-195.
www.lechuza.org JAHE   Informa de esta página por correo

www.filosofia.org Proyecto filosofía en español
© 2006 www.filosofia.org
  Averiguador