Jaime Bofill Bofill
 
1910-1965

Jaime Bofill Bofill en 1964 Activista católico y profesor español de filosofía, nacido en Barcelona el 30 de noviembre de 1910, en el seno de una familia catalana afín a la derecha primaria, hijo de los primos Margarita Bofill y el poeta –que firmaba Guerau de Liost– y político Jaime Bofill y Matas (1878-1933), adalid de Acció Catalana, tras separarse en 1922 de la Lliga Regionalista, antes de reingresar en la remozada Lliga Catalana. Cursó el bachillerato en el Colegio del Sagrado Corazón, regido por los jesuitas, y la carrera de Derecho en la Universidad de Barcelona. Desde muy pronto, aún estudiante, formó parte del grupo que fue formando el jesuita Ramón Orlandis Despuig, activista barcelonés del Apostolado de la Oración (asociación piadosa de «adoradores del Corazón de Jesús», organizada en Francia por el jesuita Enrique Ramière, 1821-1884). Este grupo de estudiantes y luego profesionales católicos laicos, preocupados por la «cuestión social» y la intervención católica en la política, se interesaba particularmente por conocer las «actividades sectarias del enemigo», y se consolidó como tal organización en los agitados meses que siguieron a la proclamación de la República –extinción de la Compaña de Jesús incluida–, adoptando en 1932 el nombre de Schola.

Tras la guerra civil, a partir de 1940, se reorganizaron como Schola Cordis Iesu, sección del Centro del Apostolado de la Oración de la iglesia del Sagrado Corazón de la calle de Caspe de Barcelona, núcleo de donde brotó en 1943 la revista Cristiandad, con el objetivo expreso de combatir principalmente el naturalismo y el liberalismo. El ya abogado Jaime Bofill, a instancias de Orlandis, inició lo estudios reglados de filosofía, que culminó tras la guerra licenciándose en Filosofía y Letras, accediendo pronto al profesorado oficial de Filosofía en la Enseñanza Media. En 1943 publica, en el número 5 de la recién aparecida Revista de Filosofía del CSIC el artículo «Autoridad, Jerarquía, Individuo».

«Servicio Español del Magisterio. Institutos de Enseñanza Media. Tribunales. – En el «Boletín Oficial del Estado», del día 15, se publica la orden por la que se nombran los tribunales que han de juzgar los ejercicios para proveer plazas de profesores adjuntos de Institutos Nacionales de Enseñanza Media, formando parte de los mismos don Francisco Vergés Soler, del «Milá y Fontanals»; D. Santiago Andrés Zapatero, del «Menéndez Pelayo», y don Agustín Casanovas Viñas, del «Verdaguer»; y como suplentes, don Agustín del Saz Sánchez, del «Ausias Martín»; don Félix Ros Cebrián, del «Verdaguer», y don Jaime Bofill Bofill, del «Milá y Fontanals», de esta ciudad.» (La Vanguardia española, Barcelona, viernes 19 de mayo de 1944, página 10.)

En 1945 publica (como «Catedrático del Instituto Milá y Fontanals») junto con José María Vélez Cantarell («Licenciado en Filosofía») un libro de texto de filosofía para séptimo curso de bachillerato, Historia de la filosofía (Editorial Barna, Barcelona 1945, 232 págs.). En 1946 participa como delegado en el XIX Congreso Mundial de Pax Romana («Jaime Bofill Bofill, Catedrático de Filosofía. Barcelona: Paseo de Gracia, 15.», y como invitada: «Rosario Soliguer Valls de Bofill, Lic. en Ciencias Físicas. Barcelona: Paseo de Gracia, 15.») y Cristiandad publicó su aportación: «Pax Romana» y su acción en el futuro.

Doctor en Filosofía en 1949 por la Universidad de Madrid, con la tesis El concepto de perfección en Santo Tomás, dirigida por Juan Francisco Yela Utrilla, defendida el 25 de mayo de 1949 ante un tribunal formado además por Santiago Montero Díaz, José María Sánchez de Muniaín Gil y Constantino Láscaris-Comneno Micolaw. Resumen:

«Cuando el modernismo agnóstico dominaba el ambiente y despreciaba la filosofía tradicional por intelectualista como un «sistema que excita compasiva sonrisa y está sepultado hace largo tiempo» (Encl. Pascendi), Rousselot se propuso audazmente vindicar el intelectualismo de Santo Tomás. A propósito de lo cual escribe:
«Se habla, a menudo del intelectualismo de Santo Tomás. Dudo en transformar en reproches definidos lo que no es, con frecuencia, más que la expresión de profundas antipatías instintivas. Creo, sin embargo, que se apunta, por lo general, como el carácter dominante a la par que vicio radical de su filosofía, a la idolatría de la abstracción y a la intemperancia en la afirmación. A veces con todo se menciona, sin parecer darle demasiada importancia, su teoría del primado de la contemplación.»
Nos parece –prosigue– que este último principio es más profundo, más simple, más central. Partiendo del mismo es por donde más fácilmente se llega al corazón de la metafísica tomista, porque no es posible estudiar este principio sin verlo extenderse, desarrollarse, desplegarse, en fin, en la afirmación del valor absoluto del acto intelectual. Una vez aquí, se domina el pensamiento central que pone en todo la unidad y que enlaza indisolublemente filosofía y teología. Este pensamiento puede formularse así: la inteligencia es el sentido de lo real porque es el sentido de lo divino.
Por desgracia, esta brillante concepción tiene dos defectos graves. El primero, el participar, al amparo del valor absoluto del acto intelectual, entendido como intuición, en un desprecio indebido del pensar conceptual; en el cual no ha sabido deslindar lo que tiene de perfección pura, de las imperfecciones que le contaminan en su modo humano. En otras palabras: Rousselot no ha comprendido a fondo la doctrina tomista del «verbum». El segundo, su desdén por la voluntad y su actividad afectiva, que considera como algo constitutivamente imperfecto.
En la presente obra se trata de corregir el segundo de estos errores de interpretación, repasando la doctrina tomista sobre las relaciones entre inteligencia y voluntad, y su mutuo concurso en el acto de la contemplación. Cuestión communis et trita, ya en tiempos de Cayetano, sobre la cual revienen, sin embargo, periódicamente los debates entre escolásticos: indicio de que no ha sido adecuadamente resuelta todavía. A su solución se aportan los siguientes datos, tomados del Angélico:
a) Caracterización de una actividad de la voluntad perteneciente no a la vida práctica, sino a la especulativa.
b) Caracterización de dos formas analógicas de amar: el amor de dominio, que merece la «cosa», y el amor de comunión o amistad, que merece la «persona», mostrando cómo este segundo tipo de amor es susceptible de darse como perfección pura sin mezcla alguna de imperfección.
c) Concurrencia de la voluntad al acto de la contemplación, cuya absoluta simplicidad no obsta a que sea un acto mixto de inteligencia y voluntad; no un acto de la sola inteligencia, al que precedería o seguiría, tan sólo, la actividad voluntaria.
Para ello, se investiga: 1.º la doctrina tomista de posesión intencional, en su doble modo posible: por vía de conocimiento, y por vía de amor. 2.º Se compara el tratado De ultimo fine humanae vitae con que empieza la I-II, con el tratado De virtute caritatis (II,II, q. 23 y ss.) y el tratado De duabus viis (II-II, q. 180 y ss.) de acuerdo con los estudios sobre esta materia publicados por él P. Ramón Orlandis, S. J., en la Revista Manresa (Barcelona 1936). Este estudio sobre la perfección intencional propio de los seres dotados de conocimiento y su culminación en la contemplación de Dios si se trata de seres personales, está precedido de un estudio sobre la perfección natural, en la que aquella tiene su fundamento y que viene, por su parte, a coronar. Así, el problema de la bienaventuranza se inscribe en la doctrina general de la Escala de los seres, que ilumina tantos y tan bellos pasajes, con frecuencia menos divulgados, de Santo Tomás.» (Tomado de Sumarios y extractos de las Tesis Doctorales leídas desde 1940 a 1950 en las secciones de Filosofía y Pedagogía, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Madrid 1953, páginas 187-191.)

La incorporación al profesorado oficial de Jaime Bofill habría sido determinante, al parecer, para la propia viabilidad de la revista Cristiandad, de manera similar a como su ingreso el 24 de enero de 1951 en el cuerpo de Catedráticos numerarios de Universidad (al obtener por oposición la Cátedra de Metafísica –Ontología y Teodicea– de la Universidad de Barcelona) fue determinante para poder consolidar institucionalmente en Barcelona un neotomismo desde el cual pretender instaurar el reinado social de Cristo, «Al Reino de Cristo por la devoción a su Sagrado Corazón» (a partir de 1952: «Al Reino de Cristo por la devoción a los Sagrados Corazones de Jesús y María»).

«La formación filosófica tomista tuvo una función decisiva en las actividades que, bajo su propia responsabilidad, llevarían a cabo quienes se habían formado en Schola Cordis Iesu. El acceso al profesorado oficial de Filosofía de Enseñanza Media de Jaime Bofill fue determinante en la fundación, en 1944, de la revista Cristiandad (Barcelona, España), en la que Francisco Hernanz, también Catedrático de Filosofía, realizó, durante muchos años, la tarea de redactor jefe. También al que sucedió a Hernanz en la tarea de redactor jefe, Tomás Lamarca Vilaró, que, por su muerte prematura, no llegó a realizar la tarea, le invitaba el Padre Orlandis al estudio de la Filosofía y le proponía un estudio comparativo sobre la Estética de Aristóteles y la de Hegel. Jaime Bofill, discípulo del Padre Orlandis, al obtener, en 1950, la Cátedra de Metafísica de la Universidad de Barcelona, estimularía decisivamente la formación de la que ha llegado a ser conocida como escuela tomista de Barcelona.» (Francisco Canals Vidal)

«Religiosas [...] Conferencias religiosas. Congregación de la Inmaculada y San Luis Gonzaga. Mañana, jueves, a las 7,30 de la tarde, tendrá efecto la solemne inauguración de la sección de academias del curso 1952-53 en los locales de la Congregación de la Inmaculada y San Luis Gonzaga. A tal efecto el catedrático de Metafísica, doctor don Jaime Bofill Bofill, disertará sobre el tema «La misión del universitario católico».» (La Vanguardia española, Barcelona, miércoles 15 de octubre de 1952, página 14.)

«Conferencias [...] El ciclo del Instituto Filosófico de «Balmesiana». Dentro del ciclo de conferencias y coloquios organizados por el Instituto Filosófico de «Balmesiana» acerca del tema común de la posición del intelectual dentro del mundo presente, disertaron el catedrático de Metafísica de la Universidad, doctor don Jaime Bofill Bofill; el doctor Fermín de Urmeneta, profesor de nuestra Facultad de Filosofía y Letras y el de la de Derecho, doctor don José Carreras Llansana. El doctor Bofill estudió el tema «Cómo fomentar la filosofía cristiana en España», considerando a la filosofía no como sistema sino como actitud espiritual y distinguiendo tres aspectos de esta actitud, la universalidad, la reflexión y la tradición. Terminó refiriéndose extensamente al tipo humano necesario para desarrollar la Cruzada por un mundo mejor preconizada por el Sumo Pontífice.
El doctor Urmeneta estudió en su conferencia el tema «El pensamiento español ante las corrientes contemporáneas», citando entre éstas el gnoseologismo, el antropologismo, el concrecionismo, el culturalismo y el fideísmo, cuyas facetas aprovechables se esforzó en destacar, no olvidando las vituperables. Señaló como características principales del pensar hispano el ansia de originalidad, la atracción por la paradoja, el anhelo de madurez, la tendencia a la cooperación y una cierta autarquía antigualitarista.
El doctor Carreras disertó acerca de «La actitud del intelectual ante el anuncio pontificio de la 'Cruzada por un mundo mejor'», analizando el contenido del mensaje de S. S. de 10 de febrero de 1952 y lo que debe hacer el intelectual para corresponder a dicho llamamiento y los deberes que le corresponden en las diversas esferas de la vida. Terminó afirmando: «Pío XII ha levantado de nuevo el estandarte y nadie tiene en tanto grado como los intelectuales católicos el deber de agruparse detrás de él formando «cor unum et anima una». Detrás de las palabras de cada orador, se produjo un interesante cambio de impresiones en el que intervinieron destacadas figuras de la intelectualidad barcelonesa.» (La Vanguardia española, Barcelona, domingo 10 de mayo de 1953, página 16.)

«Religiosas [...] El III Congreso Mariano de los Luises de Gracia. Como estaba anunciado y con motivo del III Congreso Mariano de los Luises de Gracia, en la iglesia arciprestal de Santa María de Gracia el sábado se celebraron solemnes Vísperas, con sermón a cargo del reverendo doctor Juan Mª Cascante. El domingo, en el salón de actos de la centenaria Asociación católica se celebraron dos sesiones solemnes: Por la mañana, el reverendo padre Antonio Udina, S. I., conferenció muy acertadamente sobre «La congregación, instrumento de mediación». Y por la tarde, el catedrático de Filosofía de nuestra Universidad, doctor don Jaime Bofill y Bofill, desarrolló magníficamente el tema «La sociedad contemporánea y la mediación de la B. V. M. en ella». A continuación los componentes del «Ballet Mediterrania» interpretaron un programa selecto de danzas folklóricas de inspiración catalana, aragonesa, valenciana y balear, que fueron muy del agrado del público. Para el jueves, día de la Ascensión, están anunciadas dos sesiones a las 12 y 18 horas a cargo de don Octavio Saltor, abogado, y de don Juan Triadú, profesor de Literatura, respectivamente. A las 19, se representará por el cuadro escénico del Centro Moral de San Martín de Provensals, «La gran señora», de don Antonio Santos Antolí.» (La Vanguardia española, Barcelona, martes 17 de mayo de 1955, página 20.)

«Bofill nació y murió en Barcelona, donde dirigía una pequeña industria al mismo tiempo que enseñaba filosofía en la universidad [...] participó en numerosos congresos (como el celebrado en Amsterdam en 1953 y el de Toulouse en 1956)» (Alain Guy, Historia de la filosofía española, Barcelona 1985, pág. 392). En 1956 fundó, en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Barcelona, la revista Convivium, más gremialmente filosófica que Cristiandad, que dirigió hasta su prematuro fallecimiento en Barcelona, el 20 de octubre de 1965.

« Jaume Bofill Bofill, ha fallecido, confortado con los Santos Sacramentos y la Bendición Apostólica. (E.P.D.) – Su afligida familia, ruega una oración por el eterno descanso de su alma. La misa de «corpore insepulto» tendrá lugar, Dios mediante, hoy, a las tres y media, en la parroquia Mayor de Santa Ana. Domicilio mortuorio: Paseo de Gracia, 15, 3º, 2ª. No se admiten coronas. – No se invita particularmente.
El ilustre doctor Don Jaime Bofill Bofill, catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Barcelona, falleció en esta ciudad el día 20 de los corrientes. (E.P.D.). – El rector, la Junta de Gobierno y el Claustro de la Universidad, al comunicar a la ciudad de Barcelona y a los alumnos universitarios tan dolorosa pérdida, les suplican un piadoso recuerdo en sus oraciones. Oportunamente se anunciará la fecha de los funerales. – El entierro tendrá lugar mañana, a las tres y media, en la parroquia Mayor de Santa Ana.» (La Vanguardia española, Barcelona, jueves 21 de octubre de 1965, página 32.)

«Necrología. Entierro del doctor don Jaime Bofill Bofill. Ayer por la tarde tuvo efecto el entierro del ilustre catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Barcelona, doctor don Jaime Bofill Bofill. El piadoso acto constituyó una sentida manifestación de duelo y la amplia nave del templo de la parroquia Mayor de Santa Ana, donde se ofició la misa de «corpore insepulto», estaba llena a rebosar. En el duelo familiar, junto a la viuda, hijos y demás deudos figuraban el prior de la capilla de San Jorge del Palacio Provincial, reverendo doctor don Ramón Roquer; rector de la Universidad, doctor García Valdecasas; vicerrector, doctor Fenech y otras personalidades. La misa de réquiem, concelebrada, fue oficiada por el profesor de nuestro primer centro docente, Rvdo. doctor Alvarez Bolado, asistido por los Rvdos. Queralt, Heredia, Rovira, Fullat, Marcet y Maristany. El padre Alvarez Bolado pronunció una sentida oración fúnebre. Con los deudos del finado recibieron la Sagrada Comunión incontables fieles. Reiteramos a la familia Bofill Bofill la expresión de nuestra más sentida condolencia.» (La Vanguardia española, Barcelona, viernes 22 de octubre de 1965, página 25.)

« El excelentísimo doctor Don Jaime Bofill Bofill, catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Barcelona, falleció el día 20 de los corrientes. (E.P.D.). – El Rector de la Universidad y el Claustro de Profesores ruegan la asistencia a la misa que, por el eterno descanso de su alma, se celebrará, D. m., en la capilla de la Universidad mañana viernes, día 29, a las 13 horas.» (La Vanguardia española, Barcelona, jueves 28 de octubre de 1965, página 37.)

Convivium le sobrevivió diez años y dejó de publicarse en 1976; aunque reapareció en 1990, como segona sèrie, dirigida inicialmente por José María Petit Sullà [fue presidente de la Fundación Ramón Orlandis, que edita Cristiandad] y publicada por el Departamento de Filosofía Teorética y Práctica de la Universidad de Barcelona.

En mayo de 1969 José María Vilaseca Marcet (1919-1995) y su esposa Teresa Roca Formosa constituyeron la Fundación Jaime Bofill, que no se dedica en particular a cuestiones filosóficas gremiales sino, entre otras cosas, a «contribuir a l'afirmació nacional de Catalunya en el marc del respecte i de la promoció dels drets dels pobles». En febrero de 2005, en el sitio de internet de la Fundació Jaume Bofill sólo se dice lo siguiente de quien tomó nombre tal institución: «¿Qui era Jaume Bofill? Jaume Bofill i Bofill va ser un filòsof i professor universitari que va morir l'any 1965. El seu tarannà rigorós i dialogant i la seva personalitat carismàtica van portar els impulsors de la Fundació a donar-li el seu nom en reconeixement a la seva persona.»

«La ponencia de Josep Termes y la discusión que le sigue muestran las posiciones de un grupo de historiadores de los países catalanes ante el hecho nacional. Este coloquio fue celebrado en mayo de 1974. Estos textos han sido publicados en catalán y en edición limitada por el Centro de Estudios Históricos Internacionales y por la Fundació Bofill de Barcelona. Las editoriales consultadas estimaron que no podían ser publicados sin pasar previamente por la censura. Decidieron por tanto hacer una publicación no destinada a la venta que ha circulado entre los estudiantes de historia catalana. ¿Qué importancia política tiene el nacionalismo catalán para el resto del Estado? No queremos «instrumentalizar» –una de las palabras más utilizadas en este debate– el nacionalismo catalán ni ningún otro, pero es evidente que los nacionalismos representan un ataque contra el Estado o al menos contra la actual estructura del Estado español y son por tanto aliados de la clase obrera.» (Fragmento inicial de la nota de la redacción [anarquista] a la edición de un artículo sobre la interpretación del nacionalismo catalán, en Cuadernos de Ruedo Ibérico, segunda época, nº 49-50, enero-abril 1976, pág. 41.)

Con ocasión del centenario del nacimiento de Jaime Bofill Bofill, la familia Bofill Soliguer activó un sitio de internet que ofrece la biografía dispuesta por Roser Soliguer, viuda del filósofo y fundadora de la Escuela Santa Ana, una selección de fotografías procedentes del archivo familiar, información bibliográfica de y sobre Bofill... y el anuncio del interés de la familia por recopilar materiales escritos o gráficos relacionados con el filósofo: www.jaumebofill.org

Bibliografía de Jaime Bofill Bofill:

1931 Traducción al catalán y epílogo de Antonio de Saint-Exupéry, Vol de nit, Vergara, Barcelona 1931, 151 págs. (prólogo de André Gide.)

1945 & José María Vélez Cantarell, Historia de la filosofía. Séptimo curso del bachillerato, Editorial Barna, Barcelona 1945, 232 págs.

1950 La escala de los seres o el dinamismo de la perfección, Ediciones Cristiandad, Barcelona 1950, 267 págs. [edición parcial de su tesis doctoral.]

1967 Obra filosófica, Ariel, Barcelona 1967, 275 págs. [recopilación póstuma de artículos.]

Tesis doctorales dirigidas por Jaime Bofill Bofill:

  1. Francisco Canals Vidal, El logos, ¿indigencia o plenitud?, Universidad de Madrid 1952 (250 folios, T-2206.)
  2. Ceferino Cimadevilla García, La idea de mundo en la filosofía moderna, Universidad de Madrid 1962 (516 folios, T-7456.)

Bibliografía sobre Jaime Bofill Bofill:

1965 En homenaje a Bofill, número de Cristiandad, octubre 1965.

1966 In memoriam Bofill, número 21 de Convivium, enero-junio 1966.

1970 Alfonso López Quintás, O. de M., «Jaime Bofill y Bofill, la metafísica como búsqueda del absoluto», en Filosofía española contemporánea, Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid 1970, páginas. 378-391.

1986 Jordi Maragall Noble & alii, Homenatge a Jaume Bofill, La Seu Vella, Barcelona 1986, 245 págs. [R. Soliguer, «Noticia biográfica»; Joaquín Maristany del Rayo, «Dos estudios»; selección de textos inéditos de Jaume Bofill Bofill.]

1993 Francisca Tomar Romero, Persona y amor: el personalismo de Jaime Bofill, Promociones Publicaciones Universitarias, Barcelona 1993, 364 págs.

1994 Francisca Tomar Romero, La Metafísica de la persona de Jaime Bofill. Tesis doctoral dirigida por Eudaldo Forment, 458 páginas. Departamento de Filosofía Teorérica y Práctica, Universidad de Barcelona 1994.

Sobre Jaime Bofill Bofill en el Proyecto filosofía en español:

2011 Homenaje con motivo del centenario de Jaime Bofill Bofill (Barcelona, 10 de mayo de 2011)

Textos de Jaime Bofill Bofill en el Proyecto filosofía en español:

1943 Autoridad, Jerarquía, Individuo

1944 Oporto y Fátima · El «Syllabus», su razón y oportunidad · Momentos de una Lucha · León XIII y la intelectualidad cristiana · El modernismo Religioso · La redención bergsoniana

1945 ¿Filosofía escolástica o filosofía tomista? · II. El problema escolástico

1946 También Francia participó en la iniciación de la neoescolástica: la aportación del P. Ramière · ¿Filosofía escolástica o filosofía tomista? · Ortega y Gasset, en el Ateneo · «Pax Romana» y su acción en el futuro

1956 «Pacificación preventiva» · ¿Espiritualidad nueva?

GBS   Informa de esta pagina por correo
www.filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2005 www.filosofia.org
www.lechuza.org
averiguador