Federico Alberto Lange (1828-1875)
 
Historia del materialismo, Madrid 1903

tomo segundo:   a   1 : 1 2 n   2 : 1 2 3 4 n   3 : 1 2 3 4 n   4 : 1 2 3 4 nImprima esta página Avise a un amigo de esta página

Segunda parte. Las ciencias físicas. Capítulo III:

La cosmogonía, según la ciencia de la naturaleza

Federico Alberto Lange, Historia del materialismo, Madrid 1903, tomo 2, páginas 241-264

Federico Alberto Lange, Historia del materialismo, La cosmogonía, según la ciencia de la naturaleza La nueva cosmogonía se relaciona con Newton. – La teoría de la condensación. – La teoría de la estabilidad en geología. – Los grandes períodos de tiempo. – Conclusiones sobre la necesidad de la desaparición del sistema solar y de la vida en el universo. – El origen de los organismos. – La hipótesis de la generación espontánea. – La teoría de transporte según Thomson y Helmholtz. – Es rebatida por Zoellner. – Opiniones de Fechner.

Una de las cuestiones más importantes del materialismo antiguo fué la de la cosmogonía natural; la teoría tan frecuentemente ridiculizada del movimiento paralelo e infinito de los átomos al través del espacio sin límites, de los entrelazamientos y combinaciones lentas y progresivas de los átomos, convirtiéndose en cuerpos sólidos o líquidos, vivos o inertes, tenía, a pesar de su rareza, un grandioso papel que desempeñar; sin duda estas ideas han influido poderosamente en los tiempos modernos; sin embargo, la conexión de nuestra cosmogonía natural con la de Epicuro no es tan clara como la historia del atomismo; al contrario, este es precisamente el punto que somete a las antiguas ideas a una primera y decisiva transformación; punto de donde sale lógicamente la teoría cosmogónica que, a pesar de su naturaleza hipotética, es todavía de la más alta importancia; pero oigamos a este propósito a Helmholtz: «Kant, preocupado de la descripción física de la tierra y del edificio del mundo, se impuso la penosa tarea de estudiar las obras de Newton; y lo que prueba cuánto profundizó la idea fundamental del matemático inglés, es que concibió el ingenioso pensamiento de que esta misma atracción de toda materia ponderable, que hoy mantiene el curso de los planetas, ha debido en otro tiempo hallarse en estado de formar el sistema planetario con la materia difusa y diseminada en el espacio; más tarde, sin conocer a Kant, Laplace, ilustre autor de la Mecánica celeste, encontró la misma idea, a la que dio derecho de ciudadanía en la ciencia astronómica.»

Facsímil del original impreso de esta parte en formato pdf


filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2007 filosofia.org
Federico Alberto Lange
materialismo
historias