Federico Alberto Lange (1828-1875)
 
Historia del materialismo, Madrid 1903

tomo segundo:   a   1 : 1 2 n   2 : 1 2 3 4 n   3 : 1 2 3 4 n   4 : 1 2 3 4 nImprima esta página Avise a un amigo de esta página

Índice del tomo segundo

Federico Alberto Lange, Historia del materialismo, Madrid 1903, tomo 2, páginas 657-664

 
Prólogo del autor al tomo segundo

Primera parte
La filosofía moderna

 
Capítulo I. Kant y el materialismo
 
La filosofía alemana y Kant. – Importancia durable del criticismo. – Cambia el punto de vista de la metafísica. – Movimiento y sensación. – El mundo como fenómeno. – La experiencia como producto de la organización. – Kant en sus relaciones con Platón y Epicuro. – Kant contrario al subjetivismo y al escepticismo. – Sufre la influencia de Hume; sistema de este último. – Kant y la experiencia. – Análisis de la experiencia. – Los juicios sintéticos a priori. – El descubrimiento de los elementos a priori. – Los sentidos y el entendimiento. – El espacio y el tiempo como formas de las percepciones sensibles. – La sensación. – La psicofísica. – La prioridad del espacio y del tiempo es con todo sostenible. – Relaciones del materialismo con la teoría del espacio y del tiempo. – Las categorías. – Hume ataca la idea de causalidad. – La deducción de las categorías. – Defectos del método deductivo. – El sentido común. – El fundamento de las ideas a priori. – Distintas definiciones de la idea de causalidad. – Actitud de los empíricos y materialistas frente a la idea de causalidad. – La cosa en sí. – La deducción de las categorías y el origen de las ideas. – El libre albedrío y la ley moral. – El mundo inteligible como ideal.
 
Capítulo II. El materialismo filosófico después de Kant
 
Los países donde ha nacido la filosofía moderna vuelven a la vida real, en tanto que la metafísica permanece en Alemania. – Marcha del desarrollo intelectual de Alemania. – Causas de la renovación del materialismo; influjo de las ciencias de la naturaleza; Cabanis y el método somático en fisiología. – Influencia del hábito de las polémicas filosóficas y de la libertad de pensamiento. Tendencia hacia la filosofía de la naturaleza. – Evolución al realismo después de 1830. – Feuerbach. – Max Stirne. – Decadencia de la poesía; desarrollo de la industria y de las ciencias de la naturaleza. – La teología crítica y la joven Alemania; movimiento creciente de los espíritus hasta el año 1848. – La reacción y los intereses materiales; nuevo vuelo de las ciencias de la naturaleza. – Principio de la polémica materialista. – Büchner y la filosofía. – Büchner; detalles personales; es influenciado por Moleschott; obscuridades y defectos de su materialismo. – Moleschott es influenciado por Hegel y Feuerbach; la teoría del conocimiento de Moleschott no es materialista. – Posibilidad del materialismo después de Kant. – El imperativo categórico: conténtate con el mundo dado. – Czolbe.
 
Notas de la primera parte

Segunda parte
Las ciencias físicas

 
Capítulo I. El materialismo y las investigaciones exactas
 
Materialistas y especialistas: diletantismo y escuela en las ciencias físicas y en la filosofía. – Manera de pensar conforme a las ciencias físicas y a la filosofía. – Los límites del conocimiento de la naturaleza. – Du Bois Reymond. – Errores de los materialistas y de los teólogos. – Rectificación de las consecuencias de las hipótesis de Du Bois-Reymond. – Los límites del conocimiento de la naturaleza son los límites del conocimiento en general. – La concepción mecánica del universo no puede descubrirnos la esencia íntima de las cosas. – El materialismo cambia la teoría en realidad y el dato inmediato en apariencia. – La sensación es un hecho más fundamental que la movilidad de la materia. – Aun la hipótesis de una materia sensible no resuelve todas las dificultades. El tercer desconocido. – Censuras injustas dirigidas al materialismo. – El materialismo vencido por las ciencias filosófica e histórica. – Valor de las teorías. – El materialismo y el idealismo en el estudio de la naturaleza.
 
Capítulo II. Fuerza y materia
 
Historia de la idea de átomo. – Boyle. – Influencia de la ley de la gravitación de Newton y del relativismo de la idea de átomo establecido por Hobbes. – Dalton. – Richter. – Gay-Lussac. – Teoría molecular de Avogadro. – Berzelius, Dulong y Petit. – Mitscherlich y el isomorfismo. – La teoría de los tipos. – Duda relativa a las teorías: distinción más rigurosa entre los hechos y las hipótesis. – Matemáticos y físicos. – Hipótesis de átomos desprovistos de extensión. – Fechner. – Objeciones contra los átomos desprovistos de extensión. – Idea de W. Weber sobre una masa sin extensión. – Influencia de las nuevas teorías químicas y de la teoría mecánica del calor en la idea de átomo. – Ensayo hecho por los materialistas para subordinar la fuerza a la materia; crítica de este ensayo. – A medida que las moléculas son mejor conocidas los átomos se hacen más inciertos. – La ley de la conservación de la energía. – Influjo de esta ley en la idea de matería. – Definiciones relativistas de cosa, fuerza y materia. – Opiniones de Fechner y de Zoeellner. – El problema de fuerza y materia es un problema de la teoría del conocimiento.
 
Capítulo III. La Cosmogonía, según la ciencia de la naturaleza
 
La nueva cosmogonía se relaciona con Newton. – La teoría de la condensación. – La teoría de la estabilidad en geología. – Los grandes períodos de tiempo. – Conclusiones sobre la necesidad de la desaparición del sistema solar y de la vida en el universo. – El origen de los organismos. – La hipótesis de la generación espontánea. – La teoría de transporte según Thomson y Helmholtz. – Es rebatida por Zoellner. – Opiniones de Fechner.
 
Capítulo IV. Darwinismo y teleología
 
El interés en la polémica darwinista se ha acrecentado mucho, y las cuestiones están más especializadas; pero las líneas principales son las mismas. – La superstición de la especie. – Necesidad de la experimentación. – La teleología. – El individuo. – El sistema de las divisiones del reino animal se hace inútil para los animales inferiores. – Estabilidad de las formas orgánicas, como consecuencia necesaria de la lucha por la existencia. – El equilibrio de las formas. – La imitación. – Correlación del crecimiento. – Especies morfológicas. – La ley de desarrollo. – Diferencias entre formas primitivas semejantes unas a otras. – Descendencia monofilética y polifilética. – Teleología falsa y verdadera. – La teleología de Hartmann como modelo de falsa teleología, fundada en un grosero menosprecio relativo al cálculo de las probabilidades. – El valor de la Filosofía de lo inconsciente no está determinado por eso.
 
Notas de la segunda parte

Tercera parte
Las ciencias de la naturaleza (continuación)
El hombre y el alma

 
Capítulo I. Lugar del hombre en el mundo animal
 
Interés creciente por las cuestiones antropológicas enfrente de las cuestiones cósmicas. – Progresos de las ciencias antropológicas. – La aplicación de la teoría de la descendencia al hombre se desenvuelve por sí misma. – Juicios de Cuvier. – Descubrimiento de restos de hombres diluvianos; su edad. – Huellas de una antigua cultura. – Influencia del sentimiento de lo bello. – La posición vertical. – Nacimiento del lenguaje. – Marcha del desarrollo de la cultura, en un principio lenta y luego cada vez más acelerada. – La cuestión de la especie. – Relación del hombre con el mono.
 
Capítulo II. El cerebro y el alma
 
Las dificultades del asunto sólo han aparecido distintamente con los progresos de las ciencias. – Consecuencias nocivas de la psicología universitaria. – La frenología. – Los movimientos reflejos como elementos fundamentales de la actividad psíquica. – Los experimentos de Pflüger. – Errores diversos e interpretaciones defectuosas de experimentos fisiológicos. – El cerebro no produce ninguna abstracción psicológica. – Teorías defectuosas de Carus y de Huschke. – Las ideas psicológicas de las universidades deben ser eliminadas ante todo. – Persistencia del prejuicio de la localización de las facultades intelectuales. – Investigaciones de Meynert relativas al cerebro. – Importancia psicológica de las vías motoras. – Homogeneidad de los fenómenos de excitación en todos los nervios. – Experimentos de Hitzig, Nothnagel y Ferrier. – Su significación. – Aserciones de Wundt acerca de los fenómenos elementales fisiológicos con relación a las funciones psíquicas. – Demostración de la ley de la conservación de la energía por las funciones del cerebro. – El valor intelectual del contenido de la sensación.
 
Capítulo III. La psicología conforme a la ciencia de la naturaleza
 
Errores en los ensayos de psicología matemática y conforme a la ciencia de la naturaleza. – Herbart y su escuela. – Necesidad de una crítica de la psicología. – Hipótesis acerca de la «esencia del alma». – Una psicología sin alma. – Crítica de la observación de sí mismo y de la observación mediante el «sentido interno». – El método de la ciencia de la naturaleza y la especulación. – La psicología de los animales. – La psicología de los pueblos; relaciones etnográficas de viajeros. – Influencia de Darwin. – El método somático. – Sobre el empleo de la experimentación. – La psicología empírica en Inglaterra. – Mill, Spencer, Bain. – La estadística moral.
 
Capítulo IV. La fisiología de los órganos de los sentidos y el universo como representación
 
La fisiología de los órganos de los sentidos muestra que no percibimos los objetos exteriores, sino que deducimos el fenómeno. – La traslación de los objetos fuera de nosotros y la visión según Juan Müller y Ueberweg. – Elaboración ulterior y crítica de la teoría de Ueberweg. – Helmholtz sobre la esencia de las percepciones de los sentidos. – Los órganos de los sentidos como aparatos de abstracción. – Analogía con la abstracción en el pensamiento. – La explicación psicológica de los fenómenos no excluye la existencia de una causa mecánica. – El mundo de los sentidos producto de nuestra organización. – Los razonamientos inconscientes. – La hipótesis de un mecanismo para todas las funciones psíquicas no determina el materialismo, porque el mismo mecanismo no es más que una representación. – Ensayo hecho por Ueberweg para demostrar la realidad trascendente del espacio. – Resultados. – Rokitansky explica que precisamente la teoría atomista sirve de apoyo a una concepción idealista del universo.
 
Notas de la tercera parte

Cuarta parte
El materialismo moral y la religión

 
Capítulo I. La economía política y la dogmática del egoísmo
 
Nacimiento de la hipótesis de una sociedad puramente egoísta. – Derecho y límites de la abstracción. – La abstracción confundida con la realidad. – La formación del capital y la ley del aumento de las necesidades. – La pretendida utilidad del egoísmo. – Origen del egoísmo y de la simpatía. – Error de Buckle al negar el progreso moral. – El egoísmo como principio de moral y la armonía de los intereses. – Examen de la teoría de la armonía de los intereses. – Causas de la desigualdad y nacimiento del proletariado.
 
Capítulo II. El cristianismo y el racionalismo
 
Las ideas del cristianismo como remedio llevado a los males sociales. – Su ineficacia aparente según Mill. – Efecto mediato operándose poco a poco. – Conexión del cristianismo y de la reforma social. – Los efectos morales de la fe en parte favorables y en parte desfavorables. – Importancia de la forma en moral y religión. – Pretensión de la religión en cuanto a poseer la verdad. – Imposibilidad de una religión racional sin poesía. – El pastor Lang impugna esta doctrina.
 
Capítulo III. El materialismo teórico en sus relaciones con el materialismo moral y con la religión
 
Carácter de los ataques ordinarios contra la religión. – Predominio del principio del entendimiento. – Planes de una nueva religión. – Nueva jerarquía de Comte. – Los conocimientos relativos a la ciencia de la naturaleza no deben tratarse eclesiásticamente, sino de un modo puramente laico. – La instrucción moral no es lo que forma la religión, sino la emoción trágica comunicada al alma. – Nuestro culto de la humanidad no necesita formas religiosas. – Lo más lógico en el materialismo sería rechazar enteramente la religión. – Examen de la conexión entre el materialismo moral y el materialismo teórico. – Desarrollo del materialismo en Ueberweg. – Su punto de vista anterior. – Naturaleza materialista de su psicología. – Su teleología. – Su conciencia de la debilidad de esta teleología. – La existencia de Dios. – Su paso al materialismo y pruebas que de ello se hallan en sus cartas a Czolbe y al autor. – Dudas sobre el ateísmo que Czolbe atribuye a Ueberweg. – Consecuencias morales de su concepción del universo. – Sus relaciones con el cristianismo. – David Federico Strauss. – Su última y decidida concepción es esencialmente materialista. – Su materialismo es correcto y lógico. – Strauss es superficial cuando discute las cuestiones sociales y políticas. – Sus tendencias conservadoras. – Rechaza los caracteres específicos de la moral cristiana. – Optimismo. – Censura el culto de las comunidades libres. – Indiferencia relativa al pueblo y a sus necesidades. – Las clases ricas tendiendo al materialismo. – Los socialistas. – Nuestra civilización está amenazada de ser destruida.
 
Capítulo IV. El punto de vista del ideal
 
El materialismo como filosofía de la realidad. – Esencia de la realidad. – Las funciones de la síntesis en la especulación y en la religión. – Origen del optimismo y del pesimismo. – Valor e importancia de la realidad. – Sus límites; el paso que lleva al ideal. – La realidad necesita ser completada por un mundo ideal. – Poesías filosóficas de Schiller. – El porvenir y la esencia íntima de la religión. – La filosofía de la religión, particularmente Fichte. – Agrupación de los hombres según la forma de su vida interna. – Destinos de la religión en épocas críticas. – Posibilidad de nuevas formas de religión. – Condiciones en que la religión puede existir. – Condiciones de la paz entre puntos de vista diametralmente opuestos. – La polémica relativa al materialismo es un grave síntoma de nuestra época. – La cuestión social y los hechos inminentes. – Posibilidad de una transformación pacifica.
 
Notas de la cuarta parte

Facsímil del original impreso de esta parte en formato pdf


filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2007 filosofia.org
Federico Alberto Lange
materialismo
historias