Federico Alberto Lange (1828-1875)
 
Historia del materialismo, Madrid 1903

tomo segundo:   a   1 : 1 2 n   2 : 1 2 3 4 n   3 : 1 2 3 4 n   4 : 1 2 3 4 nImprima esta página Avise a un amigo de esta página

Cuarta parte. El materialismo moral y la religión. Capítulo IV:

El punto de vista del ideal

Federico Alberto Lange, Historia del materialismo, Madrid 1903, tomo 2, páginas 577-606

Federico Alberto Lange, Historia del materialismo, El punto de vista del ideal El materialismo como filosofía de la realidad. – Esencia de la realidad. – Las funciones de la síntesis en la especulación y en la religión. – Origen del optimismo y del pesimismo. – Valor e importancia de la realidad. – Sus límites; el paso que lleva al ideal. – La realidad necesita ser completada por un mundo ideal. – Poesías filosóficas de Schiller. – El porvenir y la esencia íntima de la religión. – La filosofía de la religión, particularmente Fichte. – Agrupación de los hombres según la forma de su vida interna. – Destinos de la religión en épocas críticas. – Posibilidad de nuevas formas de religión. – Condiciones en que la religión puede existir. – Condiciones de la paz entre puntos de vista diametralmente opuestos. – La polémica relativa al materialismo es un grave síntoma de nuestra época. – La cuestión social y los hechos inminentes. – Posibilidad de una transformación pacifica.

El materialismo es el primero, el más bajo, pero comparativamente también el más sólido grado de la filosofía. Contrayéndose inmediatamente al conocimiento de la naturaleza forma un sistema, descuidando ver los límites de este mismo conocimiento. La necesidad que reina en el dominio de las ciencias naturales, da a cada una de las partes del sistema, que más inmediatamente se apoya sobre estas ciencias, un grado considerable de uniformidad y solidez. Un reflejo de esta solidez y de esta necesidad cae también sobre el sistema como tal; pero este reflejo es engañoso. Precisamente lo que hace del materialismo un sistema o hipótesis fundamental que liga y transforma en un todo, por un vínculo común, los conocimientos fragmentarios de la naturaleza, es no sólo la parte menos segura, sino también la que está menos al abrigo de los ataques de una crítica profunda. La misma relación absolutamente se repite en las ciencias particulares sobre las que el materialismo se asienta, y, por consecuencia, en todas las partes distintas del sistema. La solidez de estas partes, bien examinada, no es más que la solidez de los hechos de la ciencia, y esta solidez se encuentra sobre todo en los hechos particulares, en los datos inmediatos de la experiencia.

Facsímil del original impreso de esta parte en formato pdf


filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2007 filosofia.org
Federico Alberto Lange
materialismo
historias