Historias de la filosofía

Sobre historiadores e historias de la filosofía
en el Proyecto Filosofía en español

La obra clásica del doxógrafo griego de principios del siglo tercero Diógenes Laercio, Βίοι και γνώμαι των εν φιλοσοφία ευδοκιμησάντων, vertida milenio y medio después al español: Los diez libros de Diógenes Laercio sobre las vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres, traducidos de la lengua griega e ilustrados con algunas notas por D. Josef Ortiz y Sanz (Imprenta Real, Madrid 1792), fue manantial inagotable para recopilaciones ulteriores de las hazañas de los filósofos, desde La vida y las costumbres de los viejos filósofos del medieval Gualterio Burley hasta la adaptación inglesa moderna de Tomás Stanley, el primero que acuño el rótulo «History of Philosophy», mediado el siglo xvii, abriendo el camino para que, en el siglo xix, pudiera quedar institucionalizado académicamente un nuevo gremio y una nueva disciplina, la «Historia de la Filosofía», así, en singular. (Algún historiador de la filosofía mostrará tanto ardor gremial retrospectivo al reconstruir el curso de su especialidad que incluso rozará el ridículo al elevar, por ejemplo, las vidas de Burley a la condición de “la única historia de la filosofía escrita por un escolástico… y la primera historia de la filosofía impresa”.)

De la misma manera que no se deben confundir rapsodias de vidas y opiniones de filósofos con la Historia de la Filosofía, se hace imprescindible distinguir en todo momento entre una Historia filosófica y una Historia filológica de la Filosofía: «Damos a esta distinción un alcance dialéctico porque suponemos que estamos ante dos perspectivas que se necesitan mutuamente, al propio tiempo que se enfrentan, a veces de un modo destemplado. La conexión entre ambas metodologías es –podríamos decir– “dioscúrica”. En efecto: el filósofo que expone la Historia de la Filosofía adopta deliberadamente unas coordenadas sistemáticas desde las cuales intenta interpretar aquello que los textos nos dicen –y cuando polemiza con otros historiadores, seguramente no les objeta su sistematismo (si se quiere, su sectarismo) sino el contenido del mismo. Pero el filólogo que aplica sus métodos al material histórico-filosófico, propende a desconfiar, no ya de determinadas coordenadas sistemáticas (en beneficio de otras) sino de cualquier barrunto de coordinación sistemática, para atenerse “neutralmente” a lo que los propios textos puedan ofrecemos.» (Gustavo Bueno, Introducción a La metafísica presocrática, Pentalfa, Oviedo 1974, págs. 7-43: §1. Historia de la Filosofía filológica y filosófica, §2. El campo gnoseológico de la Historia de la Filosofía, §3. Teoría de la Historia de la Filosofía, &c.)

1330 Gualterio Burley, La vida y las costumbres de los viejos filósofos

1589 Pedro Sánchez, Historia moral y filosófica en que se tratan las vidas de doce filósofos…

1655 Tomás Stanley, The History of Philosophy

1657 Gerardo Juan Vosio, De philosophorum sectis liber

1785 Teodoro de Almeida, Sobre la Historia de la Filosofía

1806 Tomás Lapeña, Ensayo sobre la historia de la filosofía desde el principio del mundo hasta nuestros días

Patricio de Azcárate, Exposición histórico crítica de los sistemas filosóficos modernos y verdaderos principios de la ciencia, Madrid 18611861 Patricio de Azcárate Corral (1800-1886) publicó en cuatro tomos una obra pionera en la bibliografía filosófica en lengua española: Exposición histórico crítica de los sistemas filosóficos modernos y verdaderos principios de la ciencia (Establecimiento tipográfico de don Francisco de Paula Mellado, Madrid 1861, 4 tomos), con la «voluntad y el propósito firme de dar a conocer a la juventud española los sistemas filosóficos en su origen, su marcha y su desenvolvimiento, hasta crear una situación filosófica, que se nivele con el resto de la Europa, y corresponda al cambio político que ha tenido lugar entre nosotros, sin perder las condiciones de nuestra nacionalidad» (tomo 2, página 6.) Organiza la filosofía moderna en tres grandes sistemas: el sistema empírico (Bacon, Locke, Condillac, Broussais, Hartley, Hume, Helvecio, Bentham, Hobbes, Desttut de Tracy), el sistema idealista (Servet, Descartes, Malebranche, Espinosa, Leibniz, Kant, Fichte, Schelling, Hegel) y el sistema psicológico (Shaftesbury, Butler, Hutcheson, Kames, Smith, Ferguson, Makintosh, Reid, Price, Beattle, Oswald, Dugald-Stewart, Poully, Maupertuis, Lignac, Jaucourt, Monestrier, Saint Martin, La Romigiere, Thurot, Maine de Biran, De-Gerando, Montesquieu, Rousseau, Necker, Stael, Maistre, Bonald, Royer Collard, Cousin, Jouffroy).
 
 

Luis Vidart Schuch, La filosofía española, Madrid 18661866 Luis Vidart Schuch (1833-1897), un capitán de artillería que acababa de lograr la cruz de primera clase del Mérito Militar por su destacada actuación en la represión de los sublevados progresistas de 22 de junio de 1866 en el cuartel de artillería de San Gil, publicó ese mismo verano de 1866 este libro que puede considerarse la «primera historia de la filosofía española escrita en español» (pero no la «primera historia de la filosofía española», calificativo que correspondería a la Historia Philosophiae Hispanae, publicada en 1858 en latín por el jesuita José Fernández Cuevas). Diez años antes el estudiante Gumersindo Laverde había publicado su famoso artículo «De la filosofía en España», y llevaban cinco años en las librerias los cuatro tomos de la Exposición histórico crítica de los sistemas filosóficos modernos escrita por el gobernador civil Patricio de Azcárate. El libro de Vidart se titula La filosofía española. Indicaciones bibliográficas, «por don Luis Vidart, capitán de Artillería, individuo electo de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, secretario de la Sección de Ciencias Morales y Políticas del Ateneo de Madrid, &c. &c. Madrid. Imprenta Europea, 58 Huertas 58, 1866.»
 

Zeferino González, Historia de la Filosofía, Madrid 18861878 Zeferino González (1831-1894) es el autor de la primera gran historia de la filosofía escrita en español y de la primera gran exposición católica de una Historia de la Filosofía que buscaba mantenerse en un horizonte filosófico, con pretensiones sistemáticas y críticas, en plena restauración del tomismo, proceso en el que él intervino decisivamente. Publicó la primera edición de su Historia de la Filosofía en Madrid en 1878 y 1879, en tres tomos, mientras ejercía como Obispo de Córdoba, apareciendo una segunda edición ampliada en 1886, en cuatro tomos, cuando este fraile dominico desempeñaba el Arzobispado de Toledo y ya había sido reconocido por la Iglesia de Roma entre sus Cardenales. El interés por esta obra fue inmediato y pronto se publicó en francés, traducida por el reverendo padre Georges de Pascal (Lethielleux, París 1890-1891, 4 tomos). Hoy sin duda le faltará rigor filológico a esta Historia, pero mantiene todo su interés en tanto que verdadera historia filosófica de la filosofía. Al margen de su interés intrínseco, la Historia del Cardenal González, escrita en un español magnífico, sirvió como fuente de inspiración, reconocida u ocultada, para muchos otros manuales similares a lo largo del siglo XX.

Federico Alberto Lange, Historia del materialismo, Daniel Jorro, Madrid 19031903 Federico Alberto Lange (1828-1875) publicó en 1866 la primera versión de su Geschichte des Materialismus und Kritik seiner Bedeutung in der Gegenwart (J. Baedeker, Iserlohn 1866, XVI+563 páginas), que amplió en una segunda edición en dos tomos, poco antes de fallecer: Geschichte des Materialismus und Kritik seiner Bedeutung in der Gegenwart. Zweite, Verbesserte und Vermehrte Auflage. Erstes Buch: Geschichte des Materialismus bis auf Kant. Zweites Buch: Geschichte des Materialismus seit Kant (Verlag Von J. Baedeker, Iserlohn 1873-1875, XIV+434 y XIII+573 páginas). A partir de esta segunda edición alemana tradujo B. Pommerol la versión francesa, autorizada por Lange, pero que se publicó sin que el autor pudiera revisarla, como estaba inicialmente previsto, y se publicó en dos tomos, París 1877 y 1879. Paralelamente Ernest Chester Thomas tradujo la obra al inglés (Trübner & Co., Londres 1877, 1880, 1881, 3 vols.). En 1899 se publicó en ruso. La edición española se publicó en Madrid en 1903, a partir de la versión francesa, traducida por Vicente Colorado para la Biblioteca Científico-Filosófica publicada por Daniel Jorro, ocupando dos tomos de 548 y 664 páginas, disponibles en facsímil desde noviembre de 2007 en el Proyecto Filosofía en español.
 

1908 Anselmo Herranz Establés, Compendio de Historia de la Filosofía, Barcelona 1908 (→ Índice de escuelas filosóficas, sus autores y su pensamiento por orden de su aparición en la historia.)

Mario Méndez Bejarano, Historia de la filosofía en España, Madrid 19291929 Mario Méndez Bejarano (1857-1931), ardoroso sevillanista sólo un año más joven que Marcelino Menéndez Pelayo (1856-1912), catedrático de literatura durante treinta años en el Instituto del Cardenal Cisneros de Madrid, a punto ya de alcanzar la edad de jubilación y ser apartado de la enseñanza, retomó un proyecto de juventud que había abandonado al conocer las pretensiones de Adolfo Bonilla y San Martín (1875-1926) y, ya fallecido éste y al margen, o quizá frente a los planes del Vizconde de Eza y de la Asociación Española para el Progreso de las Ciencias, que habían decidido en 1927 continuar su monumento representativo del Alma Nacional promoviendo concursos que culminaran el inacabado plan de Bonilla, decidió publicar la que se convirtió de hecho en la primera exposición general de una historia de la filosofía en España, que debió imprimirse a finales de 1928 y comenzó su difusión a principios de 1929 [no figura en el libro fecha de edición], una Historia de la Filosofía en España hasta el siglo XX que prácticamente fue ignorada en el momento de su aparición, fue muy poco tenida en cuenta en las décadas siguientes, pero que sin embargo tiene cierto interés sociológico por sí misma y a veces el valor de testimonio del autor cuando se refiere a cuestiones cuyo desarrollo conoció en primera persona.

1974 Gustavo Bueno, La metafísica presocrática, Pentalfa, Oviedo 1974, 373 páginas.

Historia de la filosofía, Editorial Progreso, Moscú 19781978 Miguel Trifonovich Iovchuk (1908-1990), miembro del Partido Comunista de la Unión Soviética desde 1926, graduado en filosofía en 1931 por la Academia de Educación Comunista, durante la Gran Guerra Patria jefe de la Oficina de Agitación y Propaganda en Bielorrusia, profesor luego en el Departamento de Filosofía de la Universidad Estatal de Moscú, y jefe del Departamento de Materialismo Dialéctico e Histórico de la Universidad Estatal de los Urales, rector entre 1970 y 1977 de la Academia de Ciencias Sociales, adjunta al PCUS, junto con los también prestigiosos autores soviéticos Teodoro Ilich Oizerman (1914) e Ivan Yakovlevich Schipanov, recibieron el encargo de ser los redactores generales de esta nueva versión del manual oficial soviético de Historia de la filosofía, que alcanza cronológicamente hasta 1970. Traducido del ruso por Arnaldo Azzati, fue ampliamente difundido en nuestra lengua por todo el mundo a partir de 1978 por la Editorial Progreso de Moscú, siendo utilizado en muchas universidades como libro de texto. El primer tomo expone sistemáticamente las etapas fundamentales de la trayectoria del pensamiento filosófico desde los tiempos antiguos hasta la aparición de la filosofía marxista, y el segundo expone la historia del surgimiento y desarrollo del materialismo dialéctico y el materialismo histórico, y «dedica considerable lugar a la crítica de la filosofía burguesa contemporánea».

Dos traducciones de una soviética Historia de la Filosofía

Informa de esta página por correo
filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© filosofia.org
lechuza.org
Monográficos