Filosofía en español 
Filosofía en español

Pedro Font y Puig  1888-1959

Pedro Font y Puig Catedrático español de «Lógica Fundamental» y de «Psicología Superior», nacido en Barcelona el 24 de diciembre de 1888 y fallecido en la misma ciudad el 25 de mayo de 1959. En 1916 ganó por oposición la cátedra de Lógica Fundamental de la recién creada Universidad de Murcia, en la que permaneció siete años. En 1924 se incorpora mediante traslado a la cátedra de Psicología Superior de la Universidad de Barcelona, en la que permanece hasta su jubilación en 1958, acumulando también las cátedras de Estética y Cosmología.

Alumno brillante, estudió en el Seminario Conciliar de Barcelona. Ya en mayo de 1911 pronunció una conferencia en el Círculo de la Juventud Conservadora («Consideraciones acerca del partido conservador»). Se licenció en 1912 en la Universidad de Barcelona, en Derecho y en Filosofía y Letras, obteniendo en ambas facultades el premio extraordinario (en la de Derecho junto con Demófilo de Buen Lozano, el nieto de Demófilo), premios que recibió de manos del rector el primero de octubre de 1912.

«Ayer se verificó en el Seminario Conciliar la inauguración oficial del curso. [...] El secretario, reverendo doctor Cors, leyó la lista de los alumnos premiados en el curso anterior, quienes recibieron los premios de manos del Cardenal doctor Casañas. He aquí los alumnos premiados: [...] Latín (segundo curso), don Pedro Font y Puig.» (La Vanguardia, Barcelona, viernes 18 de octubre de 1901, pág. 2.)

«El rector de esta Universidad ha expedido el título de bachiller a favor de los siguientes alumnos: [...] Pedro Font Puig.» (La Vanguardia, Barcelona, martes 18 de febrero de 1908, pág. 2.)

«En el Seminario Conciliar celebróse ayer con la solemnidad acostumbrada la apertura de curso académico de 1908-1909, habiendo asistido al acto el cardenal Casañas [...] Seguidamente el prelado entregó el premio a los alumnos que, mediante oposición, lo obtuvieron en el curso anterior, que son los siguientes: [...] don Pedro Font Puig [...] Terminó el acto con la profesión de fe que hizo el claustro de profersores en manos del cardenal.» (La Vanguardia, Barcelona, jueves 1 de octubre de 1908, pág. 3.)

«En los exámenes de los alumnos libres, verificados en la Facultad de Derecho de esta Universidad, han merecido la calificación de sobresaliente, con derecho a matricula de honor, los siguientes: [...] En Derecho político: don Pedro Font Puig.» (La Vanguardia, Barcelona, viernes 22 de julio de 1910, pág. 2.)

«En el Círculo de la Juventud Conservadora, ha tenido lugar la anunciada conferencia de don Pedro Font y Puig, sobre el tema: «Consideraciones acerca del partido conservador.» Expuso la oportunidad de razonar sobre la teoría conservadora, porque hoy se va concibiendo a las derechas como nueva petrificación de intereses, siendo así que tiene un ideal muy alto. Justificó su razón de ser con argumentos de filosofía, presentándolo como el elemento sintético ligador de la tesis y antítesis en que se desenvuelve la eterna evolución de la idea. Hizo idéntica justificación en el tema de la práctica, notando que evita el estancamiento de la vida pública así como la revolución. Muchos textos de índole científica y de discursos de Cánovas y Maura documentaron su interesante discurso, que fue muy aplaudido.» (La Vanguardia, Barcelona, jueves 4 de mayo de 1911, pág. 4.)

«En la Universidad. Apertura del curso. Con la solemnidad acostumbrada, se verificó ayer por la tarde la sesión de apertura del curso académico de 1912 a 1913, presidiendo el rector señor barón de Bonet, quien tenía a su derecha al general Mackenna, en representación del general Weyler, al alcalde señor Sostres, al comisario regio de primera enseñanza y decano de la facultad de Medicina doctor Batllés y Bertrán de Lis y al doctor Cararach, representando al cabildo catedral. A la izquierda de la presidencia estaban los señores obispo de la diócesis, presidente de la Audiencia, delegado de Hacienda y decanos de la Facultad de Filosofía y Letras y Farmacia doctores Daurella y Goizueta, respectivamente. A las tres y media de la tarde penetró en el Paraninfo la comitiva oficial, en la que figuraban representaciones de todos los centros docentes, academias, sociedades científicas, y corporaciones y asociaciones diversas, en considerable número. Al dirigirse la comitiva al Paraninfo, la banda municipal ejecutó una escogida pieza de concierto. Abierto el acto por el señor barón de Bonet, y en medio de religioso silencio se dio lectura a el discurso. Como oportunamente anticipamos, este año correspondió leer el discurso inaugural al catedrático de la Facultad de Derecho doctor don Juan de Dios Trías y Giró, que en una notabilísima oración desarrolló el tema: «Los progresos internacionales y la Etica cristiana». [...] Los premios. El secretario general de la Universidad, doctor Calleja y Borja-Tarrius, leyó la lista de los alumnos premiados, recibiendo éstos sus diplomas de manos del señor barón de Bonet. Han obtenido premios extraordinarios los alumnos siguientes: [...] Facultad de Filosofía y Letras. Sección de Letras: don José Segura Solsona. Sección de Historia: don Enrique de Aguilar Amat Banús. Sección de Filosofía: don Pedro Font Puig. Facultad de Derecho: don Demófilo de Buen Lozano y don Pedro Font Puig. [...] Terminado el reparto, el señor barón de Bonet, en nombre de S. M. el Rey, declaró abierto el curso académico de 1912 a 1913, retirándose la comitiva a los acordes de una marcha ejecutada por la banda municipal. Al acto asistió numerosa y distinguida concurrencia, abundando las señoras y señoritas. Incidentes. Mientras se celebraba el acto, un grupo de estudiantes intentaba penetrar a viva fuerza en la Universidad, obligando a los bedeles a cerrar las puertas del edificio. El grupo hizo objeto de manifestaciones de desagrado a algunos de los catedráticos. Frente a la puerta de entrada fueron colocados dos cartelones con las inscripciones siguientes: «Barceloneses: Hoy el curso no se inaugura para todos. ¿Los ingenieros industriales, yacen en el olvido?» «Barceloneses: ¡Vivan los ingenieros industriales!» Frente al domicilio del rector de la Universidad efectuaron también los estudiantes una manifestación de desagrado.» (La Vanguardia, Barcelona, miércoles 2 de octubre de 1912, pág. 2.)

Realizó su doctorado en Madrid (recibió clases de Juan Zaragüeta en la Academia Católica de Estudios Universitarios), doctorándose en 1913 en Filosofía y en Derecho en la Universidad de Madrid: en la Facultad de Filosofía y Letras con la tesis Las concepciones políticas fundamentales de los Santos Padres y escritores eclesiásticos de los siete primeros siglos del cristianismo (T5225, 145 hojas), y en la Facultad de Derecho con la tesis Estudio de las cuestiones principales de la «Sociologie et Politique» de Gumplowicz (T3381, 161 hojas). Vuelto a Barcelona inició su carrera docente como profesor ayudante de la Facultad de Filosofía y Letras de la universidad.

«Sesión necrológica. A la memoria del Dr. Trías y Giró. Tuvo efecto ayer en la nueva iglesia de Santa Ana la sesión necrológica que la Academia de la Juventud Católica organizó en honor del que fue su presidente, el catedrático doctor don Juan de Dios Trías y Giró. [...] Seguidamente el catedrático auxiliar de la Facultad de Filosofía y Letras de esta Universidad, doctor don Pedro Font y Puig, leyó el trabajo enviado por el doctor A. Vanderpol, de Lyon M. le docteur Trías et l'Union pour l'Etude du Droit de Gens.» (La Vanguardia, Barcelona, lunes 10 de mayo de 1915, pág. 3.)

«A propuesta del claustro de la Facultad de Filosofía y Letras, el rector ha nombrado auxiliares interinos de la misma, a don Claudio Miralles, don Luis Nicolau de Oliver, don Jorge Rubio Verdaguer, don Faustino de la Vallina, don Constancio Ballester, don Manuel Mora y don Pedro Font Puig.» (La Vanguardia, Barcelona, miércoles 13 de octubre de 1915, pág. 3.)

«Por unanimidad de votos del tribuaal ha obtenido la cátedra de Lógica fundamental, de la Universidad de Murcia, el doctor don Pedro Font y Puig, profesor auxiliar de la Facultad de Filosofía y Letras de esta Universidad.» (La Vanguardia, Barcelona, martes 7 marzo 1916, pág. 2.)

«El pasado jueves, en el Centro Autonomista de Dependientes del Comercio y de la Industria, don Pedro Font y Puig, catedrático de Lógica fundamental en la Universidad de Murcia, dio su anunciada conferencia sobre el tema «El socialismo y los dependientes». Con profundidad de concepto y palabra pausada y fácil, desarrolló su tema, estudiando el socialismo, que conceptuó fracasado con motivo del conflicto mundial presente, calificando a la guerra de postergación. Comparó las obras La ciudad del sol y La Utopía, producidas en el siglo XVI, con La conquista del pan y El derecho a la pereza del siglo pasado, calificando éstas de sueños indignos para ser el ensueño de todos y de demasiado sueño para ser el insomnio de un hombre solo. Censuró aquel socialismo que ha resultado una castración de todo la bueno y de todo lo ideal, teniendo como única aspiración una finalidad económica. Con erudición creciente y citando a autores diferentes, de tendencias opuestas, cantó el socialismo armónico con alta idealidad a cultivar, a base de amor y de justicia, teniendo por norma aquellos versos de Goethe, tan magistralmeinte traducidos por Maragall, que dicen: «Feste un camí per la vida / Com els astres per l'espai». Hizo un justo y grande elogio de Cataluña, pueblo que, por sus costumbres y moralidad cree capaz para el cultivo de la armonía socialista, exortando a los dependientes de comercio a que obren en este sentido. Con un párrafo brillante, como toda la conferencia, se despidió del auditorio, que, como hemos dicho, aplaudió merecidamente al disertante.» (La Vanguardia, Barcelona, jueves 23 de marzo de 1916, pág. 5.)

«Por real orden se ha concedido autorización para tomar en esta Universidad posesión del cargo, al nuevo catedrático de Lógica fundamental de la Universidad de Murcia, don Pedro Font Puig.» (La Vanguardia, Barcelona, domingo 9 de abril de 1916, pág. 5.)

El 8 de abril de 1916 [su día 9.966] ingresa, por oposición, en el Cuerpo de Catedráticos Numerarios de Universidad, al ganar la cátedra de «Lógica fundamental» de la recién creada Universidad de Murcia (esta universidad fue creada por Real Orden de 23 de marzo de 1915). El tribunal de la oposición en la que ganó la cátedra estuvo formado por Eduardo Gómez Baquero, Adolfo Bonilla San Martín, José Ortega Gasset, Julián Besteiro y Juan Díaz del Moral.

«El jueves se celebró en la capilla del Descenso, de Nuestra Señora de las Mercedes, el matrimonio del doctor don Pedro Font y Puig, catedrático de la Universidad de Murcia y la señorita doña Teresa Janer y Buxó. Fueron testigos por parte del novio don José Daurella y Rull y el doctor don Narciso Pla y Deniel, y por parte de la novia don Valentín Farreras y don Jaime Janer. Bendijo la unión el Canónigo de esta catedral doctor don Enrique Pla y Deniel, quien pronunció una elocuente plática.» (La Vanguardia, Barcelona, domingo 7 de enero de 1917, pág. 4.)

En Murcia permaneció siete años, encargándose del decanato de aquella incipiente Facultad de Filosofía y Letras entre 1917 y 1923. Fundó allí las revistas Oróspeda y Polytechnicum.

«Universidades. Se nombra el siguiente Tribunal para juzgar las oposiciones a la cátedra de Estética, vacante en la Universidad Central: presidente, D. José Joaquín Herrero; vocales: D. Cosme Paspal, D. Adolfo Bonilla, D. Justo Alvarez Amandi y D. Pedro Font Puig.» (La Correspondencia de España, Madrid, 1 mayo 1918.)

«Murcia. En el salón de actos del Instituto se celebró con gran solemnidad la fiesta de la Raza, organizada por los catedráticos de la Universidad y el Círculo de Bellas Artes. El acto fue presidido por el rector, los diputados y senadores y los representares del general gobernador y del obispo, asistiendo numerosa concurrencia. Tomaron parte los catedráticos señores Ruiz Funes, Candel, Fernández Velasco, Lomba y Font y los profesores del Conservatorio señores Jara, Carrillo, Martí, Ramírez y Sierra y los poetas señores Soriano Sovekjano y Frutos, siendo todos muy aplaudidos. El discurso final del catedrático de Lógica don Pedro Font Puig, fue interrumpido varias veces por grandes aplausos. La fiesta resultó brillante. Hervás.» (La Vanguardia, Barcelona, viernes 14 de octubre de 1921, pág. 15.)

El 16 de febrero de 1924 se incorpora mediante traslado a la cátedra de «Psicología Superior» de la Universidad de Barcelona (vacante por fallecimiento de Cosme Parpal y Marqués).

«A ruegos de la Mancomunidad de Cataluña el rector de esta Universidad ha nombrado una comisión de catedráticos que, bajo su presidencia, informarán a aquella Corporación respecto de los organismos de cultura dependientes del Instituto de Estudios Catalanes. Dicha comisión está formada del siguiente modo: Doctor don Pedro Font y Puig, de la Facultad de Filosofía y Letras; doctor don Francisco Gómez del Campillo, de la Facultad de Derecho; doctores don Daniel Martín Toyos, don Maximino San Miguel y don Emilio Fernández Galiano, de la Facultad de Ciencias; doctor don Manuel Saforcada, de la Facultad de Medicina, y doctor don Enrique Soler Batlle, de la Facultad de Farmacia.» (La Vanguardia, Barcelona, martes 29 de abril de 1924, pág. 14.)

«Lo del Colegio de Abogados. Lo que dice el gobernador. El gobernador civil rogó ayer a los periodistas que rectificaran la noticia publicada por algunos periódicos de Madrid de que el Colegio de Abogados de Barcelona llevaba ya tres años redactando la guía judicial en catalán, cuando la verdad es que tan sólo se hace así desde el 1923. Añadió el general Lossada que los colegiados don José Gil Doria y don Pedro Font Puig le habían escrito diciéndole que no habían votado la proposición y que, por consiguiente, protestaban de que se les incluyera en la lista de los abogados multados.» (La Vanguardia, Barcelona, martes 10 de junio de 1924, pág. 8.)

«Para juzgar las oposiciones a las cátedras de Lógica fundamental, vacantes en las Universidades de Salamanca, Santiago y sección universitaria establecida en la Laguna (Canarias), ha sido nombrado el siguiente tribunal: Presidente, don Adolfo Bonilla Sanmartín, catedrático de Historia de Filosofía en la Central, académico y consejero de Instrucción pública, y vocales, don José Castro, titular de la asignatura en Sevilla; don Jaime Serra Hunter, catedrático de Historia en Barcelona; don Manuel García Morente, catedrático de Etica en la Central; don Juan Zaragueta Bengoechea, académico. Suplentes: don Eloy Luis Andre, don Julián Besteiro, don Alberto Gómez Izquierdo, don Pedro Font y Puig.» (La Vanguardia, Barcelona, sábado 23 mayo 1925, pág. 17.)

«Murcia. En el Casino se dio un banquete de doscientos cubiertos al catedrático de Lógica de la Universidad de Barcelona don Pedro Font y Puig. Se pronunciaron discursos encomiando al festejado, el que dio las gracias en elocuentes párrafos.» (La Vanguardia, Barcelona, martes 13 de octubre de 1925, pág. 17.)

«Tribunal para unas oposiciones. Se ha nombrado el siguiente tribunal para juzgar las oposiciones en turno de auxiliares a la cátedra de Lógica fundamental vacante en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza: Presidente: don Manuel Bartolomé Cossio, catedrático de la sección de Filosofía de la central y consejero de Instrucción pública; vocales, don Julián Besteiro, titular de la asignatura en la central; don Alberto Gómez Izquierdo, titular de la asignatura en Granada; don Pedro Font Puig, catedrático de Psicología superior de Barcelona; don Hilario Andrés Torres Ruir, titular de la asignatura en Valladolid; suplentes, don José Daurella, titular de la asignatura en Barcelona; don Baldomero Diez Lozano, titular de la asignatura en Murcia y don Pedro María López, titular de la asignatura en Oviedo [error].» (La Vanguardia, Barcelona, viernes 26 de febrero de 1926, pág. 17.)

«Los valores estéticos y la virtud artística en la ciudad española quietadora, por Pedro Font Puig. En la Academia de Bellas Artes de la Real Sociedad de Amigos del País, de Murcia, leyó el presente trabajo su autor, como discurso inaugural de la apertura del curso de 1925-26. Al aparecer impreso en Barcelona, adquiere forma de glosario estético, que independiente de la finalidad ocasional con que fue compuesto, tiene valor por sí mismo, y es un desinteresado ensayo de amor a España, a través de su lirismo místico, que tantos fuegos perpetuos tiene en nuestros clásicos, a cuyas citas el autor se atiene. Argos.» (La Vanguardia, Barcelona, viernes 16 de julio de 1926, pág. 20.)

Se mantuvo como catedrático de la Universidad de Barcelona hasta el final del curso en el que debía jubilarse, en el que falleció, el día 25 de mayo de 1959, en Barcelona [su día 25.698]. En la Facultad de Filosofía de la Universidad de Barcelona se encargó también, por acumulación, de las cátedras de Estética y de Cosmología. Su alumno predilecto, y luego colaborador docente como profesor en la Facultad, fue Fermín de Urmeneta Cervera (1925-2005).

«Font y Puig (Pedro). Biografía. Catedrático español, nacido en Barcelona en 1888. Es licenciado en Derecho y doctor en Filosofía; en 1916 obtuvo por oposición la cátedra de Lógica fundamental de la Universidad de Murcia, de donde pasó por concurso a la de Psicología superior de la Universidad de Barcelona. Ha publicado: Prolegómenos a la Lógica, Dialéctica normativa, El supremo criterio de la verdad: la evidencia, La belleza de la ciencia, Las concepciones política fundamentales de los Santos Padres..., El sentimiento de comunión desinteresada con el no-yo como fuente de placer estético, Los valores estéticos y la virtud artística en la ciudad española quietadora, Ramón Lull, y una traducción de la obra de Patrizzi, Oráculos del Zoroastro.» (EUI Ap5:379, 1931.)

«Ciclo de estudios pedagógicos. El Instituto de Estudios Hispánicos de Barcelona, en colaboración con la sección en nuestra ciudad del Instituto «San José de Calasanz», de Pedagogía, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, abre un ciclo de clases y estudios para cuantos profesionalmente o en el hogar o por cualquier otro concepto, tienen función educadora o aspiran a tenerla. Las clases que versarán sobre «Los fundamentos de la Pedagogía en relación con los valores hispánicos», «Historia de las ideas pedagógicas hispánicas», «Los supuestos y los métodos de la Pedagogía empírica», «Didáctica racional y comparadas». «Concepto cristiano del niño» y «Bases de la Pedagogía terapéutica», irán a cargo de los profesores Dr. Pedro Font y Puig, Dr. Fermín de Urmeneta Cervera, don José J. Piquer Jover, don José Junquera Muné, Rvdo. Dr. Juan Tusquets, Pbro., y Dr. Jerónimo de Moragas. El ciclo durará un cuatrimestre durante el año escolar actual y un semestre del siguiente, a cuyo término serán expedidos los oportunos certificados. La matrícula para el actual cuatrimestre queda abierta en la Secretaría del Instituto de Estudios Hispánicos, Valencia, 231, de 5 a 7 de la tarde.» (La Vanguardia Española. Barcelona, sábado 8 de enero de 1949, pág. 6.)

«[Roberto Saumells] en 1939 ingresa en la Universidad de Barcelona y cursa los estudios de Filosofía y Letras. Tuvo de profesores a don Pedro Font y Puig que explica Cosmología, maestro con el que ha conservado siempre las más cordiales relaciones y la estimación más profunda, siguió los cursos de Zubiri, de Historia de la Filosofía, de Mirabent, en Estética, del Dr. Tomás Carreras y Artau, en Ética, del Dr. Roquer, en Metafísica, de Bassols, en griego... Desde estos años universitarios eligió como especialidad los estudios cosmológicos.» (Esplandián, «Entrevista con Roberto Saumells», Punta Europa, nº 2, febrero 1956, páginas 145-159.)

«Font Puig (Pedro). Una ilustre figura de la Filosofía. Nació en Barcelona (1888). A los veintisiete años Catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras, a propuesta unánime del Tribunal constituido por los doctores Eduardo Gómez Baquero, Adolfo Bonilla San Martín, José Ortega Gasset, Julián Besteiro y Juan Díaz del Moral. Su orientación doctrinal ha sido siempre aportar a la Filosofía espiritualista los resultados de las ciencias físico-matemáticas, químicas y biológicas. Es también especialista en Filosofía india, para cuyos estudios empezó a aprender el sánscrito en 1931 sin cesar nunca en su cultivo. Ha trabajado doctrinal y prácticamente en el campo de la Pedagogía. Se le deben numerosas obras y conferencias respecto a sus múltiples conocimientos. Es Vocal del C. S. I. C. (Patronato Raimundo Lulio), Académico N. de la Real de Buenas Letras y de la American Academy of Political and Social Science, Académico de la Real de Ciencias Morales y Políticas, Socio de Honor del Instituto Filosófico de Balmesiana, Magister de la Maioricensis Schola Lullistica, Cruz Pontificia, Oficial de Instrucción Pública de Francia; incluido en la Biographical Enciclopedy of the World, de Nueva York. Dirección: Diputación, 353. Barcelona.» (Figuras de hoy. Enciclopedia biográfica nacional ilustrada de las personalidades de la actualidad, Editorial Ciencia y Cultura, Madrid 1956, págs. 275-276.)

«Font y Puig (Pedro). Profesor y publicista. Nació en Barcelona en 1888. Es Doctor en Derecho y en Filosofía y Letras, y a los veinticinco años obtuvo, en reñidas oposiciones, la cátedra de Lógica fundamental de la Universidad de Murcia, de donde pasó, por concurso, a la de Barcelona. Ha publicado: Prolegómenos a la Lógica, El supremo criterio de la verdad, La belleza de la ciencia, El sentimiento de comunión desinteresada con el no yo como fuente de placer estético, Principios de Filosofía, Nociones de metafísica. Tiene traducidas también algunas obras francesas.» (DHE 191, 1956.)

«Ecos de sociedad. Enlace Urmeneta-Moreno. En la capilla de los Desposorios, de la parroquia de Nuestra Señora de los Angeles, se celebró ayer el casamiento de la señorita Vicenta Moreno Perelló y el doctor don Fermín de Urmeneta, siendo testigos por la novia don Antonio de Rato, don Fernando Doménech, don José Perelló y don Manuel Burdeos, y por el novio, don Javier Fistero Font, en representación de su tío el doctor don Pedro Font Puig (que estaba enfermo), don José B. Luling, don Jorge Oliver y don José María Mensa. Después del ágape en «La Rotonda» los desposados marcharon por tierras de Castilla.» (La Vanguardia Española, Barcelona, miércoles 1 de abril de 1959, pág. 25.)

«Necrología. El doctor Pedro Font y Puig. Ha fallecido cristianamente en el día de ayer el ilustre catedrático jubilado de esta Universidad, doctor, don Pedro Font y Puig. El doctor Font y Puig había nacido en Barcelona el 24 de diciembre de 1888 y cursó los estudios de Derecho y Filosofía y Letras en esta Universidad, doctorándose posteriormente en la de Madrid. Fue nombrado por oposición catedrático de Psicología superior de la Universidad de Murcia, en la que permaneció hasta 1924, en que fue trasladado a Barcelona, desempeñando la cátedra hasta su reciente jubilación, el 24 de diciembre del pasado año. Era, además, profesor de Sociología de la Escuela Social, profesor de la Escuela de Trabajo de la Diputación, jefe de la sección de Pedagogía del Instituto de Pedagogía de la delegación en Barcelona del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, del que era, igualmente, vocal consejero; académico de la Real de Buenas Letras de Barcelona y correspondiente de la Real de Ciencias Morales y Políticas de Madrid. Entre otras señaladas distinciones poseía el grado de oficial mayor de Instrucción Pública de Francia. Deja publicados numerosos libros, entre los que destaca su «Introducción general lógica y psicológica a la Filosofía», y enorme cantidad de monografías, de las que recordamos «La belleza de la ciencia» y «La dialéctica normativa». Era característica invariable de su estilo la belleza de la forma unida a la profundidad del contenido, y ambas cualidades le ganaron también fama de relevante orador, por lo cual su palabra fue solicitadísima hasta pocos meses antes de este desenlace, en toda clase de solemnidades académicas, patrióticas y ciudadanas. En sus discursos y en sus textos, el doctor Font y Puig hizo siempre gala de una noble fidelidad a los ideales de Religión y de patriotismo, de los que fue adalid en todo el decurso de su vida, atrayéndose por ella la persecución de los enemigos de ambos. Con particular emoción hemos de anotar la labor periodística del insigne catedrático. Antes de ganar la cátedra ya se inició en las tareas de nuestra profesión y las sirvió no sólo en los trabajos de colaboración, sino también en el anonimato de la mesa de redacción. Durante su destino en la Universidad de Murcia, creó en dicha ciudad varias revistas intelectuales y a su regreso a Barcelona empezó a incorporarse a los trabajos de nuestro querido colega Diario de Barcelona, en cuyas columnas colaboró hasta sobrevenir esta postrera enfermedad, tratando con preferencia temas de actualidad intelectual y social y dando asimismo avances de sus profundos estudios sobre la espiritualidad indostánica, que, por desgracia, quedan en gran parte inéditos. Profesó entrañable afecto a la profesión periodística y jamás regateó su concurso a los actos y tareas de las entidades profesionales. Descanse en paz el ilustre escritor, el catedrático insigne y el español y católico de ejemplares cualidades. Su pérdida priva a la vida barcelonesa de una figura de relieve excepecional, que será perdurablememte recordada.» (La Vanguardia Española, Barcelona, martes 26 de mayo de 1959, pág. 27.)

«Los libros del día. Recuerdos, pensamientos y esperanzas, de Pedro Font y Puig. Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Barcelona. Opúsculo.– Al abandonar por límite de edad la cátedra de Metafísica desempeñada durante tantos años en nuestra Universidad por el doctor Font y Puig, sus compañeros de claustro y sus discípulos quisieron rendirle homenaje recogiendo estos escritos del maestro que todavía tuvo ocasión de corregirlos en pruebas. Viene a ser, pues, como la última lección magistral de quien tantas socráticamente dispensara a lo largo de ocho o nueve lustros, desde la cátedra y la tribuna de conferenciante (aquellas conferencias con intermedio para el pitillo... y para los oyentes con prisa) como desde los diarios: una gavilla de pensamientos y disquisiciones, hilvanados con sencillez, pero resplandecientes de fe y hondura, acuñados con la gracianesca economía de un emblema; un verdadero testamento espiritual en el que Font y Puig, modelo de caballero cristiano, maestro también sin segundo, desgrana su recio filosofar tan atento a la hora como coherente con sus arraigadas convicciones revelándonos las etapas de su crecimiento espiritual. «El plural degradante –dice en un punto–. Como Dios y dioses compárense honor y honores, esperanza y esperanzas, amor y amores. Su singular (que evidentemente no se confunde con el individual) está más próximo al Único.» Y otra: «No fiar de la aptitud de los originales a quienes frecuentemente se les ocurren ideas que a nadie ocurrieron, y menos tratándose de ciencias filosóficas, psicológicas y sociales. Aquéllos prometen cuya mente inventa lo que los clásicos inventaron... Consuélate de no ser tú el inventor; has hecho el descubrimiento de tu aptitud; otro día inventarás lo no inventado todavía».» (La Vanguardia Española, Barcelona, miércoles 28 de octubre de 1959, pág. 22.)

«Conferencias. En memoria del doctor don Pedro Font y Puig. Se celebró ayer una sesión necrológica en la sede del Consejo de Investigaciones Científicas. Ayer por la tarde se celebró, en la sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de nuestra ciudad, una solemne sesión necrológica en memoria del que fue ilustre catedrático y presidente de la Delegación Provincial de la Sociedad Española de Pedagogía y del Instituto San José de Calasanz, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, doctor don Pedro Font y Puig. Ocuparon la presidencia del acto el decano de la Facultad de Filosofía y Letras, doctor don Felipe Mateu y Llopis, que representaba al rector de la Universidad, el general Fernández Hidalgo, en representación del capitán general; el concejal señor Jaumar, en represertación del alcalde; el presidente del Instituto San José de Caiasanz de Pedagogía y presidente de la Sociedad Española de Pedagogía doctor don Víctor García Hoz, catedrático de la Universidad de Madrid, el secretario de la delegación barcelonesa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y decano de la Facultad de Ciencias, doctor Alcobé; don Ramón Oliveras, secretario de la Escuela de Trabajo, de cuyo centro formativo fue profesor el doctor Font y Puig; y el presidente de la Delegación barcelonesa del Instituto San José de Calasanz y de la Sociedad Española de Pedagogía, monseñor Juan Tusquets, catedrático y vicedecano de la Facultad de Filosofía y Letras. Abrió el acto monseñor Tusquets quien subrayó lo justo del homenaje que se iba a tributar al doctor Font y Puig. A continuación el señor Piquer y Jover, director del Laboratorio Psicotécnico del Tribunal Tutelar de Menores y secretario del Instituto San José de Calasanz y de la Sociedad Española de Pedagogía, desarrolló el tema de la personalidad del ilustre agasajado. Acto seguido el reverendo doctor don Ramón Roquer, profesor de Filosofía de la Educación, en la Universidad, presentó la figura del doctor Font, como catedrático y filósofo. La doctrina y la obra pedagógica del doctor Font y Puig fue el tema que desarrolló el doctor don Víctor García Hoz. En primer lugar el conferenciante expuso los sentimientos de admiración del Instituto San José de Calasanz, hacía la persona y la obra del doctor Font, gran amigo y preclaro maestro. En el doctor Font –añadió– todo tiende a lo mismo, a la educación. Y si sus, aportaciones personales a la pedagogía además de ser un precioso fruto de su visión sintética de todas las cosas constituyen un valioso acervo para todos, su sentido social fue altamente guiado siempre hacia un constructivo fin pedagógico. Cerró el acto el doctor Mateu Llopis para recordar en primer término, que si bien él no tuvo la suerte de ser discípulo del doctor Font le cupo en cambio, la honra de su amistad. Después de definir al iluttre pedagogo como amigo y caballero, terminó sus palabras agradeciendo a todos la colaboración que habían prestado a la brillantez y solemnidad del acto.» (La Vanguardia Española, Barcelona, sábado 5 de diciembre de 1959, pág. 29.)

«Nuevos catedráticos de la Universidad de Barcelona. Don Miguel Siguan, de Psicología. Madrid, 18. (De nuestra Redacción, por teletipo.) Por oposición ha sido nombrado para la cátedra de Psicología de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Barcelona don Miguel SigUan Soler. El profesor Siguan nació en Barcelona y cursó todos sus estudios en la Universidad Barcelonesa, donde fue alumno de insignes maestros, entre ellos, del llorado don Pedro Font y Puig, a quien ahora va a suceder en la cátedra. Desde hace unos años, el señor Siguan reside en Madrid, donde desarrolla una intensa labor investigadora y docente, especialmente en el campo de la psicología industrial y social. Es profesor de psicología industrial en la Escuela de Psicología de la Universidad de Madrid y de Psicología y Sociología de la Administración en el Centro de Formación de Funcionarios de Alcalá de Henares.» (La Vanguardia Española, Barcelona, martes 19 de diciembre de 1961, pág. 8.)

«Sesión necrológica en homenaje al profesor Font y Puig. El martes próximo, a las siete de la tarde, se celebrará una sesión necrológica en homenaje a la memoria del llorado doctor don Pedro Font y Puig, catedrático que fue de nuestra Universidad, fallecido hace unos años. La Asociación de Directores de Grupos Escolares desea rendir de este modo tributo postumo de admiración y gratitud a quien a lo largo de varias décadas contribuyó poderosamente al perfeccionamiento docente y educativo del Magisterio barcelonés. Dicho acto, que será público, se celebrará en los locales del Servicio Español del Magisterio (plaza de España) y en él tomarán parte don Antonio Cleofé, doña María Monjonell y doña Concepción Sainz-Amor, glosando diversos aspectos de la vida y obra del doctor Font y Puig.» (La Vanguardia Española, Barcelona, jueves 24 de enero de 1963, pág. 23.)

«—De los profesores de la "Academia San Antonio" ¿alguno le animó por ese camino? —Sí; el profesor de Literatura, don Pedro Font y Puig; después catedrático de nuestra Universidad.» (Entrevista con el poeta Tomás Garcés, La Vanguardia Española, Barcelona, jueves 26 de octubre de 1967, pág. 60.)

«Al ambiente universitario, y más específicamente filosófico, de la Barcelona de su juventud, asociaríamos, quizá, el nombre de Joaquín Xirau, el de los hermanos Carreras Artau, pero también el de aquel extravagante personaje Font y Puig, incondicional del franquismo, mezcla de cristiano-tomista-budista-vegetariano, del que dicen que, tocado con una visera, observaba desde la mesa del Tribunal, provisto de prismáticos, a los amedrentados opositores ¿Qué recuerdos guarda de aquella época? Mis recuerdos del ambiente universitario barcelonés en los años treinta son vagos y distantes (Mis recuerdos en general son vaporosos; me interesa más el presente y el futuro que el pasado). Casi toda la filosofía que aprendí, la aprendí en libros. Recuerdo a Joaquim Xirau hablando, con muy sólido conocimiento y claridad ejemplar, de las Investigaciones filosóficas de Husserl, y recuerdo a Paul Ludwig Landsberg, profesor visitante discípulo de Max Scheler y muerto en un campo de concentración nazi, discurriendo brillantemente sobre Nietzsche y la idea del superhombre. Joaquim Xirau, la cabeza mejor dotada de la sección, tenía que emplear gran parte de sus energías en la edificación de una nueva política universitaria, y esto sea dicho en su honor, porque era tarea urgente poner la Universidad, y específicamente la Facultad de Filosofía y Letras, a un más alto nivel. El resultado de la guerra civil puso fin a estos buenos deseos: Xirau se exiló a México, donde produjo la parte más sustancial de su obra filosófica. Quedaron los que quedaron, entre ellos Font i Puig y otros personajes valle-inclanescos. De todos modos, en la lista de nombres que contiene la pregunta falta uno... respetable: el de Jaume Serra Hunter, un filósofo «muy siglo XIX» –por el lado espiritualista e idealista de dicho siglo– y también «muy escocés-catalán», como habría dicho, con mala uva, Miguel de Unamuno. En una historia de la filosofía en Cataluña el nombre de Jaume Serra Hunter no debería faltar; en cambio, podría correrse un velo piadoso sobre el de Font i Puig.» («Entrevista a José Ferrater Mora», por Elena Ronzón & alii, El Basilisco, nº 12, Oviedo 1981, pág. 52.)

«L'Espagne actuelle compte encore d'autres esthéticiens. [...] Comment oublier aussi Carlos Bousoño, Luis Rey Altuna, Pedro Font y Puig (La belleza de la ciencia, 1921), Fermín de Urmeneta (exégète profond de Juan Ramón Jiménez et d'E. d'Ors) ou José Luis Gómez Martínez (auquel on doit une profonde Teoría del ensayo, Salamanca 1981)?» (Alain Guy, Histoire de la philosophie espagnole, Université de Toulouse-le Mirail, Toulouse 1983, pág. 368.)

«Pedro Font poseyó una extensa y sólida formación filosófica y científica de inequívoca impronta espiritualista, pero abierta con inextinguible inquietud, tanto al estudio del pensamiento tradicional escolástico como a las más actuales corrientes filosóficas provinientes de Francia, Alemania o Italia; al tiempo que su sed de saber lo hacía interesarse por los últimos descubrimientos de la física o la biología; si bien cuantos conocimientos fue recibiendo a lo largo de su vida de tan diversas fuentes de información, estuvieron al servicio de una doble línea de trabajo: la lógica y la psicología, que de una u otra manera reaparecen en todas sus publicaciones, incluso en las más alejadas de una y otra. Empero, como punto de máxima coincidencia de ambas, y, por ende, como tal vez su más logrado fruto intelectual, debamos recordar sus investigaciones sobre la evidencia, en las que, partiendo de Descartes, pone a contribución sus largamente decantados conocimientos de lógica crítica y de psicología experimental para arribar a una actitud rigurosamente racionalista, igualmente alejada del intelectualismo que del pragmatismo o de cualquier forma de intuicionismo sentimental. Por su talante intelectual bien puede considerarse a Pedro Font como un digno sucesor de Balmes o Llorens y Barba.» (HDFE 3:254-257, 1988.)

«Quan va venir la República tot això, però, va canviar i les classes van ser bilingües, sense que això portés gaires problemes, fora de Font i Puig, que era un home molt especial, que quan es va trobar que podia fer les classes en català o castellà no es va decidir ni per una llengua ni per l'altra i ens les va fer en llatí, en un llatí que enteníem tots, però.» («Conversa amb Pep Calsamiglia. La filosofía catalana en els anys trenta», por Jordi Guiu & Gerard Vilar, Enharonar, nº 28, 1998, pág. 169.)

Bibliografía de Pedro Font y Puig

Las concepciones políticas fundamentales de los Santos Padres y escritores eclesiásticos de los siete primeros siglos del cristianismo, Herederos de Juan Gili, Barcelona 1916, 63 págs. (Tesis doctoral, presentada en 1913 en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid.)

Prolegómenos a la lógica, incluyendo prenociones psicológicas, 1916. 4ª edición, Barcelona 1933, 233 págs.

«La belleza de la lógica», discurso inaugural leído en la solemne apertura del Curso Académico de 1917 a 1918 de la Universidad de Murcia, Est. Tip. de Mariano Galve, Barcelona 1917, 63 págs.

Estudios de lógica crítica. El supremo criterio de la verdad: la evidencia, José Antonio Jiménez, Murcia 1918, 111 págs. José Antonio Jiménez, Murcia 1922, 106 págs.

Dialéctica normativa, José Antonio Jiménez, Murcia 1920, 124 págs.

La belleza de la ciencia, José Antonio Jiménez, Murcia 1921, 170 págs.

Los valores estéticos y la virtud artística en la ciudad española, Barcelona 1925.

La Filosofía india, conferencias organizadas por la Agrupación de Alumnos y Exalumnos de la Escuela Normal de Magisterio Primario los días 21 y 28 de enero de 1933, Emporium, Barcelona 1933, 42 págs.

Filosofía, economía, sociología, Servicio Sindical de Cultura Social, Barcelona 1940, 27 págs.

«Santo Tomás dechado de los hombres de ciencia y de cátedra, especialmente para los españoles», conferencia pronunciada en la fiesta académica celebrada en honor de Santo Tomás de Aquino en la Universidad de Barcelona el día 7 de marzo de 1941. Universidad de Barcelona, 1942, 8 págs.

La doctrina social del brahamanismo: aspecto social del Budismo, Servicio Sindical de Cultura Social Barcelona 1942, 44 págs.

«La Sociología, además de ciencia fenoménica, ¿es también ciencia normativa?», conferencia pronunciada en la inauguración del curso académico 1941-1942 en la Escuela Social, Ministerio de Trabajo, Publicaciones del Patronato de la Escuela Social de Barcelona, Barcelona 1944, 16 págs.

«Historia del pensamiento español» (cuatro conferencias pronunciadas los días 8, 15, 23 y 30 de enero de 1943), Cursillo de Conferencias de Extensión Cultural, Asociación de la Prensa de Barcelona, Barcelona 1943, págs. 85-134. También en tirada aparte, Imprenta Casa Provincial de la Caridad, Barcelona 1944, 52 págs.

«Balmes y las teorías científicas del siglo XX», conferencia leída en el acto celebrado el 6 de junio de 1943 en la Biblioteca Popular Jaime Balmes, Editorial Balmesiana, Barcelona 1943, 12 págs.

«San Isidoro de Sevilla como Patrono de las Facultades españolas de Filosofía y Letras», conferencia pronunciada el 8 de abril de 1945, con motivo de la fiesta del Santo Patrono de la Facultad, Secretaría de Publicaciones, Universidad de Barcelona 1945, 10 págs.

El conocimiento histórico y el científico, discurso leído en la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona en la solemne recepción del Dr. D. Pedro Font Puig, el día 4 de noviembre de 1945, y contestación por el Académico Dr. D. Tomás Carreras Artau, Casa Provincial de Caridad, Barcelona 1945, 30 págs.

«Lo paternal en la educación», conferencia pronunciada el día 27 de noviembre de 1945. Delegación Provincial de Educación Nacional, Departamento de Cultura, Gerona 1945, 23 págs.

«La doctrina estética de Platón», Revista de la Universidad de Oviedo, 1946, páginas 65-89.

Introducción general, lógica y psicológica a la Filosofía, Atlántida (Colección Filosófica Lux 2), Barcelona 1949, 230 págs.

«Posición psicológica y pedagógica de España ante los valores del espíritu», discurso de apertura del curso académico de 1949 y del Congreso Internacional de Pedagogía, Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Santander 1949, 46 págs.

Anomalías en la relación entre la Filosofía tradicional y la Ciencia actual. Consecuencias, causas y remedios, discurso inaugural del año académico 1953-54, Universidad de Barcelona 1953, 44 págs.

«El centenario de Menéndez Pelayo y Rubió y Lluch», Diario de Barcelona, 28 de enero de 1956, pág. 5.

«Misión y obra de Menéndez Pelayo», Diario de Barcelona, 24 de febrero de 1956, pág. 5.

«Menéndez Pelayo y la Universidad de Barcelona», en Conferencias pronunciadas con motivo del Centenario de Marcelino Menéndez Pelayo, Universidad de Barcelona 1956, vol. I, págs. 9-23.

Recuerdos, pensamientos y esperanzas, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Barcelona 1959, 22 págs.

r