Filosofía en español 
Filosofía en español

San Isidoro de Sevilla  ≈555-636

San Isidoro de Sevilla fue el menor de una familia en la que cuatro hermanos fueron santos: San Leandro de Sevilla (†596), San Fulgencio (†630) y Santa Florentina (†612); prodigio similar al de San Isidro Labrador (†1172) y Santa María de la Cabeza (†1175), padres de San Illán.

San Isidoro de Sevilla es incorporado por Adolfo Bonilla y San Martín, en 1908, al curso de la Historia de la Filosofía española (véase, por ejemplo: “8. Filosofía de San Isidoro”). En 1940 el Consejo Superior de Investigaciones Científicas le adopta como patrono espiritual, en tanto “representa en nuestra historia el primer momento imperial de la cultura española”, y en 1944 las Facultades de Filosofía y Letras de las universidades españoles se colocan bajo su advocación, mediante decreto franquista que sigue siendo ardorosa y festivamente cumplido.

[ en proceso ]

En 1063 su cuerpo es trasladado de Sevilla a León

En 1598 es canonizado por Clemente VIII

En 1722 es reconocido Doctor de la Iglesia por Inocencio XIII

El papa Bonifacio VIII decide en 1295 reducir a cuatro los Doctores que la Iglesia de Roma debía tener en cuenta: San Ambrosio de Milán, San Jerónimo de Estridón, San Agustín de Hipona y el papa San Gregorio Magno. Las doctrinas de esos cuatro Doctores quedaban por tanto ungidas de un rango superior a las de tantos y tantos vulgares Padres de la Iglesia. Tal situación se mantuvo quieta durante un cuarto de milenio, pero el fraile dominico Antonio Miguel Ghislieri (a) Pío V, decide en 1567 declarar Quintum Ecclesiae Doctorem al fraile dominico Santo Tomás de Aquino, iniciando un proceso que no se detiene (ya suman 35 los Doctores de la Iglesia, entre ellos cuatro doctrices).

San Isidoro de Sevilla fue reconocido como doceno “Doctoris Ecclesiae universalis” por el papa Inocencio XIII, el 25 de abril de 1722 (solo dos años después de que un inglés, San Anselmo de Canterbury, lo hubiera sido por el papa Clemente XI).

1753 «Había adquirido por medio de diversas obras que había compuesto durante todo el curso de su episcopado, la obligación que debemos a su memoria, pues demuestra en todas ellas como sabía juntar la piedad con la doctrina mostrándonos al mismo tiempo, cual era la variedad, y lo extenso de su erudición en un siglo, en que las ciencias se hallaban extremadamente decaídas. Entre las obras que de él nos restan, se encuentran comentarios sobre la sagrada escritura, tratados dogmáticos, tratados acerca de la disciplina de la iglesia, y obras de moral. También hay algunas concernientes a las artes y ciencias humanas.» (“San Isidoro de Sevilla”, El gran diccionario histórico, París & León 1753, tomo 5, págs. 258-259.)

1790 «San Isidoro es honrado en nuestra España como el Doctor más ilustre de su Iglesia, en que Dios le elevo dice S. Braulio{1} para detener el torrente del barbarismo, y ferocidad, que seguían por todas partes a las Armas de los Godos, que se habían establecido en este Reino por los años de 412 poco más o menos. El octavo Concilio Toledano, celebrado cuarenta años después de su muerte, le llama el Doctor excelente, el difunto ornamento de la Iglesia Católica, el hombre más sabio, dado para ilustrar los últimos siglos, que debe siempre mentarse con reverencia.» (Albano Butler & José Alonso Ortiz, Vidas de los padres, mártires, y otros principales santos: Día 4 de Abril. San Isidoro, Obispo de Sevilla, Valladolid 1790, tomo 4, páginas 47-52.)

1878 «San Isidoro de Sevilla. Biografía. Célebre prelado español, la principal lumbrera de su tiempo, que nació en Cartagena por los años de 570 y murió en Sevilla en 636. Fue su padre Severino, gobernador de Cartagena, y su madre Teodora, hija de un rey godo. Tuvo por hermanos a San Leandro, obispo de Sevilla, San Fulgencio, obispo de Cartagena, y por hermanas a la abadesa Florentina y a Teodora, mujer de Leovigildo. Desde su más tierna edad se dedicó al servicio de la Iglesia y ayudó a su hermano San Leandro en la conversión de los visigodos, que profesaban la secta arriana. Por muerte de San Leandro le elevaron a la dignidad de arzobispo de Sevilla en 601, y se distinguió tanto por su piedad evangélica, cuanto por su vasta erudición; restableció la disciplina en las iglesias de España por medio de concilios que mandó celebrar, y en los cuales sobresalió de una manera notable por la pureza de las doctrinas que exponía. Presidió el cuarto concilio toledano, que se celebró el año 633 a pesar de hallarse presente Justo, arzobispo de aquella capital, y esto es tanto más notable cuanto que no se concedió a Isidoro la presidencia por el privilegio de su silla, sino en consideración a su extraordinario saber y talento. Gobernó su iglesia por espacio de treinta y cinco años, y hallándose en una edad muy avanzada y bastante quebrantada su salud, no por eso interrumpió sus trabajos ordinarios, y al morir dispuso que se distribuyera a los pobres cuanto poseía. Entre sus discípulos se cita con especialidad a San Ildefonso, arzobispo de Toledo, que ha hecho de él un gran elogio. Su fiesta se celebra el 4 de Abril. Bibliografía. Sus principales obras son: “Orígenes o etimologías”, “Comentarios sobre el Antiguo Testamento”, “Tratado de los escritores eclesiásticos”, “Crónica desde Adán hasta el año 626”, “Crónica particular de los godos, vándalos y suevos”, “Tratado de la propiedad de las palabras”. La edición más moderna de sus obras es la de Roma (1797-1803, 7 vol. en 4.º)» (Diccionario Universal, bajo el plan de D. Nicolás María Serrano, Astort Hermanos, Biblioteca Universal Ilustrada, Madrid 1878, tomo VII, pág. 1090.)

1887 «Nuevo Salomón y Daniel, en frase del inmortal Pontífice San Gregorio el Grande; pasmo y asombro de los que le escucharon, en otra de San Ildefonso; hombre universal, según San Braulio, su discípulo, y doctor de su época, nuevo ornamento de la Iglesia, y sapientísimo de los siglos, cuyo nombre debe pronunciarse con reverencia, según los Padres del santo Concilio de Toledo.» (Dr. Casimiro de Erro e Irigoyen, “San Isidoro de Sevilla”, Diccionario de ciencias eclesiásticas, Valencia 1887, tomo quinto, págs. 705-707.)

1892 «Nuevo Salomón y Daniel llamaba a este santo el Pontífice San Gregorio Magno, y doctor de su época, nuevo ornamento de la Iglesia y sapientísimo de los siglos, cuyo nombre debe pronunciarse con reverencia, los Padres del concilio de Toledo.» (“San Isidoro”, Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano, Barcelona 1892, tomo 10, pág. 1095.)

En 1940 es adoptado como Patrono espiritual del Consejo Superior de Investigaciones Científicas

José Ibáñez Martín, ministro de Educación Nacional de España, firma el 8 de marzo de 1940 una orden disponiendo “que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas gozará de la máxima jerarquía en la vida cultural del país”, y en la que también se adopta a San Isidoro, en tanto “representa en nuestra historia el primer momento imperial de la cultura española”, como Patrono espiritual del CSIC.

1940 «2º El Consejo Superior tendrá por Patrono espiritual de todas sus empresas al glorioso San Isidoro Arzobispo de Sevilla, que representa en nuestra historia el primer momento imperial de la cultura española.» (“Ministerio de Educación Nacional de España. Orden de 8 de marzo de 1940”, Boletín Oficial del Estado, 18 de marzo de 1940.)

En 1944 la Facultad de Filosofía y Letras se coloca en España bajo su advocación

Francisco Franco, presidente del gobierno de España, valida el 7 de julio de 1944 un decreto preparado por José Ibáñez Martín, ministro de Educación Nacional, que ordena la Facultad de Filosofía y Letras de las universidades españolas, y dispone, en su artículo once, que tal Facultad se coloque bajo la advocación de San Isidoro, y que se celebre su festividad. Tras la restauración borbónica y la Constitución de 1978, las facultades de filosofía y letras de las universidades de la democracia coronada española, cumplen con ardor tal decreto franquista.

1944 «Artículo once. La Facultad de Filosofía y Letras se coloca bajo la advocación del glorioso Doctor de la Iglesia San Isidoro de Sevilla, cuya fiesta se celebrará con solemnidades religiosas y académicas.» (Decreto de 7 de julio de 1944 sobre la Ordenación de la Facultad de Filosofía y Letras, Capítulo segundo. Patrono, emblemas y traje académico, Boletín Oficial del Estado, 4 agosto 1944, página 5914.)

2018 «Universidad de León. La Facultad de Filosofía y Letras programa una semana de actos culturales por su festividad, San Isidoro de Sevilla. La Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de León (ULE) inicia desde hoy lunes su semana de fiestas en honor a su patrono San Isidoro de Sevilla, con un amplio programa de actividades culturales y académicas en el que se incluyen conferencias, representaciones teatrales, talleres y presentaciones de arte, y que culminará el viernes 20 de abril con el Acto Académico de Graduación.» (unileon.es noticias, 16 abril 2018.)

«Universidad de Salamanca. Desde el Decanato, se recuerda que, según el acuerdo tomado en la sesión de la Junta de Facultad celebrada el día 17 de mayo de 2017, la festividad de San Isidoro de Sevilla, Patrón de la Facultad, se trasladó al día 30 de abril de 2018.» (facultadfilologia/usal.es)

«Universidad de Extremadura. El día de las letras en Cáceres. Festividad de San Isidoro de Sevilla. 27 de abril de 2018. El próximo viernes, día 27 de abril de 2018, se celebrará la Festividad de San Isidoro de Sevilla, patrono de la Facultad de Filosofía y Letras. Con ese motivo, como en ocasiones anteriores, el centro celebrará el llamado Día de las Letras en Cáceres, con un programa de micro-conferencias, entregas de premios, audiciones musicales y demás actividades formativas que tendrán lugar en el Salón de Actos del Instituto de Lenguas Modernas, sito en la Avenida de la Montaña de la ciudad de Cáceres. Todos los profesores y estudiantes del Grado de Historia y Patrimonio Histórico están muy cordialmente invitados a esa celebración de nuestra festividad que contará con la participación de varios miembros del Departamento de Historia.» (uex.es)

«Universidad de Córdoba. La Facultad de Filosofía y Letras celebra la festividad de San Isidoro. Hoy se ha conmemorado la fiesta de San Isidoro, patrón de la Facultad de Filosofía y Letras, con un acto celebrado en el Salón Córdoba, Ciudad Mundo, al que han asistido […]. En el acto se ha hecho entrega del Premio San Isidoro a la excelencia académica, año 2018 al estudiante […]» (Comunicación, uco.es, jueves 26 de abril de 2018.)

«Universidad de Zaragoza. Concurso literario San Isidoro 2018. Facultad de Filosofía y Letras […] 1. El concurso tiene tres modalidades, según la lengua en que se presenten escritos los relatos: español, inglés y francés. 2. El Concurso está dotado de un Primer Premio de doscientos euros y dos diplomas de accésit en cada una de las modalidades. Los premios se entregarán el 20 de abril de 2018, Fiesta de San Isidoro.» (fyl.unizar.es.)

«Universidad del País Vasco. Facultad de Letras / Letren Fakultatea. 2017-2018 Ikasturteko Eskola Egutegia. Calendario escolar del curso 2017-2018. […] Jai egunak eta oporrak / Festividades y vacaciones. […] Apirilaren 30: Isidoro Deuna: Fakultateko Jaieguna. / 30 de abril: San Isidoro: Fiesta de la Facultad.» (Euskal Herriko Unibertsitatea ehu.eus)

«Universidad San Pablo. Celebrada la Festividad de San Isidoro de Sevilla y San Francisco de Sales. La Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación ha celebrado la festividad de sus patrones, San Isidoro de Sevilla y San Francisco de Sales, con una Eucaristía oficiada por el capellán de la Facultad, y un acto académico inaugurado por el decano. Tras la lección magistral, en el acto académico se han entregado los premios extraordinarios fin de grado; los premios de la XXI edición 'Iniciación a la investigación San Isidoro de Sevilla'…» (uspceu.com 26 abril 2018.)

«Universidad Nacional de Educación a Distancia. Acto Académico con motivo de la Festividad de San Isidoro de Sevilla, Patrón de la Facultad de Filosofía. Apertura del Acto Académico del Patrón de la Facultad de Filosofía. Presentación de los Retratos Institucionales de los Exdecanos de nuestra Facultad. Intervención de los homenajeados. Homenaje a los miembros jubilados de la Facultad: Entrega de medallas y diplomas a los profesores jubilados. Intervención de los galardonados. Ceremonia Graduación: Entrega de diplomas a los egresados. Entrega de medallas y diplomas a los estudiantes con mejor expediente. Breve intervención de los estudiantes galardonados. Palabras del Sr. Rector Magnífico y cierre del acto.» (canal.uned.es video de la ceremonia celebrada el 4 de mayo de 2018.)

1953 «Se interesó por la conversión de los judíos, fundó escuelas, edificó fuera de la ciudad un monasterio, donde sometió a los estudiantes a una rigurosa disciplina, y gracias a su empuje se inició en España un movimiento intelectual cuyo centro fue Sevilla. Su actividad literaria fue muy grande. Dominó todos los conocimientos de su época, aventajó en actividad literaria a todos los autores eclesiásticos de la Antigüedad, y ejerció con sus obras gran influencia sobre la labor científica y literaria de Occidente durante la Edad Media.» (“San Isidoro”, Enciclopedia de la Religión Católica, Barcelona 1953, tomo 4, columna 607.)

Desde 1999 intentan en vano el reconocimiento de San Isidoro como Patrono de Internet

Como es sabido la web (vulgo internet) abandona en 1996 los ámbitos académicos de su infancia, aunque hasta 1999 su crecimiento se ve frenado por ideólogos y medios de comunicación, que no cesan de advertir, con calculado recelo y cautela, sus terribles peligros y maldades, hasta que comienza la desenfrenada carrera para tomar posiciones en la nueva realidad, la burbuja especulativa de 2000, el reajuste puntocom de 2001… Bondadosos emprendedores católicos, para conjurar tantas amenazas y tentaciones atribuidas a la red, en seguida planean dotar a los internautas amentes de un santo patrón a quien pudiesen encomendar sus procelosas exploraciones. Así, por ejemplo, en 1998, una Asociación de Amigos del Pisuerga, de Valladolid, propone a San Pedro Regalado:

1998 «San Pedro Regalado, patrón de los internautas. El santo vallisoletano fue capaz de estar en dos sitios a la vez. […] El fenómeno más singular que protagonizó el patrono de Valladolid fue su celebrada bilocación, que le permitió estar casi simultáneamente en dos lugares distantes (el convento del Abrojo y el de la Aguilera) para rezar maitines y celebrar capítulo. El mágico desplazamiento fue atribuido a la presencia de ángeles que le ayudaron a romper las leyes que rigen en el mundo de la física. “El milagro de la bilocación está directamente relacionado con la experiencia que viven los internautas, que pueden estar, gracias a la red, en dos sitios muy lejanos casi simultáneamente”, explica Luis Angel Largo, presidente del colectivo Amigos del Pisuerga y promotor de la idea. […] Luis Angel Largo confía en que el santo vallisoletano guste a los norteamericanos (usuarios mayoritarios de Internet). “Afortunadamente ellos no tienen santos para competir y puede hacerles gracia que, además, el nuestro sea patrono de los toreros”, comenta. Además confía en que su patronazgo pueda impulsar un ambicioso proyecto: crear en Valladolid un buscador de Internet que pueda hacer competencia a los consagrados Yahoo u Olé y que pueda funcionar como una ONG de la red, canalizando todo tipo de ayudas humanitarias.» (El Mundo, Madrid, lunes 14 de diciembre de 1998.)

Pero el argumento de la presunta bilocación de un santo no acaba de cuajar, y alguien tiene la pintoresca ocurrencia de presentar a San Isidoro de Sevilla como “creador de la primera base de datos de la Historia”, poderoso argumento para proponer su patronazgo:

1999 «Un nuevo patrón para Internet. Amaya García. Madrid. Un santo patrón. Probablemente, esto sea lo que le falte a la Red. En respuesta a numerosas peticiones, el Vaticano está considerando proponer para este puesto a san Isidoro de Sevilla, creador de la primera base de datos de la Historia. La Oficina Católica de Medios de Comunicación ya lo ha aprobado. No es la primera vez que surge una iniciativa como esta. La Asociación de Amigos del Pisuerga de Valladolid presentó como candidato a san Pedro Regalado, al que se le atribuye la capacidad de la bilocación, es decir, de estar en dos sitios a la vez. Algo que también ofrece la navegación por Internet. La polémica está servida.» (El Mundo, Madrid, miércoles 16 de junio de 1999.)

Con fecha primero de enero de 2000, para celebrar el inicio de Tercer Milenio cristiano, unos anglosajones fundan The Virtual Order of St Isidore of Seville (“Promoting the ideals of Christian Chivalry through the medium of the Internet. Open to All who accept the Nicene Creed, Western o Eastern Rite”), “Honor St Isidore of Seville as the Patron Saint of the Internet”, proponiendo esta oración preventiva:

2001 «Almighty and eternal God, who has created us in Thy image and bade us to seek after all that is good, true and beautiful, especially in the divine person of Thy only-begotten Son, our Lord Jesus Christ, grant we beseech Thee that, through the example of Saint Isidore, bishop and doctor, during our journeys through the internet we will direct our hands and eyes only to that which is pleasing to Thee and treat with charity and patience all those souls whom we encounter. Through Christ our Lord. Amen.» (stisidore.fsnet.co.uk el 19 agosto 2001, en archive.org)

«La Iglesia busca desesperadamente un patrón para Internet. Los internautas del mundo quieren tener su propio santo que les acompañe en los malos momentos: cuando la página no carga, la Red se cae o no llega el emilio prometido. Y en la pugna por el último patronazgo de la modernidad, San Isidoro de Sevilla parece tener las de ganar. El mayor aval del santo sevillano son las Etimologías, la enciclopedia de 20 volúmenes en las que recopiló la historia del saber antiguo. Le disputan el patronazgo de la Red, con menos posibilidades, Santa Tecla, una monja catalana cuyo principal activo es el nombre, y San Pedro Regalado, un vallisoletano del siglo XIV, que tiene a su favor su celebrada bilocación –su leyenda dice que ofició misa casi al mismo tiempo en los conventos del Abrojo (Burgos) y de la Aguilera (Valladolid)–. El Vaticano, concretamente la congregación para la Causa de los Santos que preside el portugués José Saraiva Martins, no acaba de decidirse. También le costó elegir al patrono de los cineastas, el penúltimo patronazgo adjudicado. En liza, una terna de aspirantes: Francisco de Asís, Maximiliano Kolbe y Juan Bosco. En reñida votación, fue elegido el fundador de los salesianos, Juan Bosco, promotor del teatro y del cine como método educativo.» (José Manuel Vidal, “Internet busca santo”, El Mundo, Madrid, domingo 28 enero 2001.)

2002 «El Vaticano busca un santo para Internet. Dos clérigos españoles se disputan el patronato de Internet. El favorito es San Isidoro de Sevilla, el autor de la primera enciclopedia de la humanidad. […] A este teólogo español se le conoce por haber sido el autor de la primera enciclopedia mundial, llamada las Etimologías, la cual incluía en sus 20 volúmenes secciones de medicina, matemáticas, derecho, medicina, gramática, historia, geografía, agricultura, cocina y teología. Su nombramiento ha sido incluso recomendado por el Servicio de Observación de Internet, una entidad de la Iglesia Católica y por una curiosa Orden Virtual de San Isidoro de Sevilla.» (Juan Carlos Luján, El Comercio, Lima, 31 enero 2002.)

«El Vaticano elige un santo para la red. San Isidoro, el candidato mejor posicionado para ser patrono de Internet. En el Vaticano, una comisión de notables trabaja en la selección de un Santo protector de los usuarios de Internet. La idea es que la figura esté vinculada a la comunicación, y que sea capaz de guiar a los navegantes e interceder ante el Supremo en caso de que tengan problemas en la red. La inversión de tiempo y esfuerzo realizada por la Santa Sede en la selección coincide con la política de aceptación de Internet desplegada por la Iglesia Católica en los últimos años. Un grupo de obispos y laicos del Vaticano se encuentra enredado en una tarea aparentemente titánica: elegir un patrono de Internet. La consigna es designar un Santo que ayude y asista a todos los usuarios que navegan en la red, intercediendo ante el Supremo en caso de problemas. Hasta el momento, sin dudas, el candidato que tiene más posibilidades de resultar seleccionado es el obispo español San Isidoro de Sevilla (560-636), un erudito teólogo conocido por su obra Etimologías, una gran enciclopedia de 20 volúmenes, que compila definiciones de teología y gastronomía, gramática y medicina, derecho y otras disciplinas. El compendio de San Isidoro fue una herramienta muy usada por los académicos católicos durante casi nueve siglos, de modo que no sorprende que, como consta en la página de la Red Informática de la Iglesia en América Latina (www.riial.org ), el Servicio de Observación de Internet (www.ua-ambit.org/soi/soi.htm) lo candidateara el año pasado a patrono de Internet. Y, si, además, se tiene en cuenta que tres de los hermanos de Isidoro ya son santos, el enciclopedista suma puntos extra. Pero como las obras de los santos no terminan con la muerte y, según la Iglesia, siguen activos en el cielo, intercediendo ante Dios a favor de sus devotos, además de San Isidoro se han presentado otros postulantes. En la mesa de trabajo de la Congregación del Culto Divino y los Sacramentos, responsable de firmar la recomendación final al Papa, circulan los files de Maximiliano Kolbe, sacerdote y periodista asesinado en un campo de concentración nazi; San Bernardino de Siena, legendario predicador del siglo XV, patrono de las relaciones públicas y Santa Rita de Cascia, patrona de las causas perdidas, entre otros. […] El tinte oficial que ha tomado la elección del patrono de Internet es coherente con la política de aceptación de la red desplegada por la Iglesia Católica en los últimos años. Así, algunos grupos, como la Orden Virtual de San Isidoro de Sevilla (www.stisidore.rr.nu/) apoyan desde el mismísimo ciberespacio su designación como patrono, aunque aún no ha formulado el pedido oficial al Vaticano. El sitio, que nuclea a católicos romanos, anglicanos, ortodoxos, luteranos, pentecostales, metodistas y miembros de otras Iglesias promueve “el uso positivo de la red en el tercer milenio”. “Para muchos creyentes, San Isidoro será un santo importante. Si, cuando pierde algo, la gente le reza a San Antonio de Padua; si la computadora colapsa habrá que rezarle a San Isidoro”, dijo Stephen Plowman, ministro de la orden virtual. Y agregó: “Incluso, si el Vaticano no elige a San Isidoro como patrono de Internet, nosotros seguiremos honrándolo”.» (Clarín, Buenos Aires, 4 de febrero de 2002.)

«La Red de redes sigue sin tener un patrón que proteja a los internautas católicos. Aunque ya se han lanzado algunas iniciativas destinadas a proponer un Santo para Internet, el Vaticano aún no se ha pronunciado sobre este tema. Ahora, desde una página italiana se reaviva la polémica con una nueva encuesta para encontrar al patrón más idóneo para los navegantes. […] El Papa sigue sin dar un nombre oficial, aunque San Isidoro de Sevilla es el que tiene el favor de la Santa Sede. Su labor científica y de documentación que se concreta en su obra Etimologías, es considerada como la primera base de datos de la Historia. Este tratado sobre artes liberales, las ciencias morales y las ciencias naturales, tuvo una gran influencia en la cultura medieval de Occidente. […] Los italianos barren para casa. Tras estas iniciativas en España, llega la consulta on line en Italia: santibeati.it […] La Conferencia Episcopal ha confirmado a elmundo.es que los internautas siguen sin patrón oficial (que tenga el apoyo de la Santa Sede) y que el mes de mayo del año que viene, coincidiendo con la celebración de la Jornada de las Comunicaciones Sociales, puede ser la fecha en la que Juan Pablo II se decida por uno, entre los diversos aspirantes.» (Mario Díaz López, “Se busca patrón de los internautas”, El Mundo, jueves 17 octubre 2002.)

El sitio italiano santiebeati.it convoca del 6 de enero al 20 de abril de 2003 la votación democrática entre los santos patronables de internet. Con San Isidoro ni se cuenta. Ante el virtual cisma de patronazgos el Vaticano, prudentemente, se mantiene en silencio…

2003 «Un patrono per internet. Fase conclusiva. Risultati finali. Sono il Beato Giacomo Alberione e San Giovanni Bosco i più richiesti come patroni di Internet. Beato Giacomo Alberione (23.677 voti - 33,55%). San Giovanni Bosco (23.668 voti - 33,54%). Sant'Alfonso Maria de' Liguori (7.007 voti - 9,93%). San Gabriele Arcangelo (5.801 voti - 8,22%). Santa Chiara (5.219 voti - 7,40%). San Massimiliano Kolbe (5.196 voti - 7,36%).»

Pero en 2015 el sitio catholic.net publica publica el suelto “San Isidoro de Sevilla, Patrono de Internet”, firmado por Eduardo Casas (sacerdote y poeta argentino nacido en 1961, incardinado en la Arquidiócesis de Córdoba, asesor editorial de Radio María Argentina):

2015 «En el año 2001 el papa Juan Pablo II declaró a San Isidoro de Sevilla el patrono de internet. […] Fue el primero de los grandes compiladores medievales. Fue un escritor muy prolífico. Un infatigable compilador y recopilador. Compuso numerosos trabajos históricos y litúrgicos, tratados de astronomía y geografía, diálogos, enciclopedias, diccionarios, biografías de personas ilustres, textos teológicos y eclesiásticos, ensayos sobre el Antiguo y Nuevo Testamento. Su obra más conocida –Etimologías– es una monumental enciclopedia del siglo VII en la que se recogen y sistematizan todos los ámbitos del saber de la época. Gracias a esta obra, se hizo posible la conservación de la cultura romana y su transmisión. Por estas razones es que San Isidoro está considerado guardián de internet, de los usuarios de computadoras y sus técnicos, ya que él creó, de alguna forma, la primera base de datos del Occidente en el siglo VII al recopilar todo el saber de su tiempo. Hay una oración creada por el Padre John Todd Zuhlsdorf (1959) sobre el patronazgo de San Isidoro. El presbítero norteamericano John Zuhlsdorf es columnista semanal de un periódico católico, trabaja en el canal EWTN y FOX NEWS. Su blog fue considerado uno de los diez mejores blogs de cristianos del mundo.» (Eduardo Casas, “San Isidoro de Sevilla, Patrono de Internet”, catholic.net, versión 8 diciembre 2015 en archive.org)

Es obviamente falso que en 2001 el papa Juan Pablo II declarase a San Isidoro de Sevilla patrono de internet, y quien lo afirme deberá mencionar el documento pontificio correspondiente. Sin embargo esta mentira piadosa ha servido, por ejemplo, para que la enciclopedia vulgar venga atribuyendo a San Isidoro tal patronazgo, citando como fuente el bulo propalado por ese presbítero cordobés argentino.


Sobre San Isidoro de Sevilla en el proyecto Filosofía en español

1753 “San Isidoro de Sevilla” · El gran diccionario histórico de Moreri (5:258-259)

1757 → Academia de San Isidoro - Real Academia de Sagrados Cánones, Liturgia, Historia y Disciplina eclesiástica

1790 “Día 4 de Abril. San Isidoro, Obispo de Sevilla”, Vidas de los padres, mártires, y otros principales santos (4:47-52)

1886 Zeferino González: “§ 23. San Isidoro de Sevilla”, “§ 24. El movimiento Isidoriano” en Historia de la filosofía (2:101-110).

1887 “San Isidoro de Sevilla” · Diccionario de ciencias eclesiásticas (5:705-707)

1897 Eloy Bullón Fernández: “Los precursores del escolasticismo. Doctrina de San Isidoro”, en El alma de los brutos ante los filósofos españoles, Madrid 1897, páginas 25-32.

1892 “San Isidoro” · Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano (10:1095)

1908 Adolfo Bonilla y San Martín: “6. Datos biográficos de San Isidoro de Sevilla (570?-4 de Abril del 636). Clasificación de sus escritos”, “7. La vida científica entre los godos”, “8. Filosofía de San Isidoro”, “9. Representación de éste en la historia de la cultura y de la filosofía españolas”, en Historia de la Filosofía española, Madrid 1908, páginas 224-255.

1929 Mario Méndez Bejarano: “San Isidoro: su patria; su vida y su muerte. Las Etimologías: su importancia.”, en Historia de la filosofía en España, Madrid [1929], páginas 37-46.

1953 “San Isidoro” · Enciclopedia de la Religión Católica (4:607)

Textos de San Isidoro de Sevilla en el proyecto Filosofía en español

De la Iglesia y sectas diversas · Etimologias, libro VIII: 1. De la Iglesia y la Sinagoga · 2. De la religión y de la fe · 3. De la herejía y del cisma · 4. De las herejías de los judíos · 5. De las herejías de los cristianos · 6. De los filósofos gentiles · 7. De los poetas · 8. De las sibilas · 9. De los magos · 10. De los paganos ·11. De los dioses de los gentiles (Luis Cortés, 1951)

De los filósofos gentiles · Etimologías, VIII, 6 (Cortés & Oroz)

Sobre los filósofos de los gentiles · Etimologias, VIII, 6 (edición bilingüe, José Oroz & Manuel Marcos, 2004)

R