Filosofía en español 
Filosofía en español

Luis Moreri · El gran diccionario histórico
París & León de Francia, 1753 · 8 tomos en 10 volúmenes

→ artículos de la El gran diccionario histórico

Luis Moreri, El gran diccionario histórico, París & León de Francia, 1753, 8 volúmenes en 10 tomos
Luis Moreri, El gran diccionario histórico, París & León de Francia, 1753, 8 volúmenes en 10 tomos

El gran diccionario histórico, o miscelánea curiosa de la historia sagrada y profana,

que contiene en compendio la historia fabulosa de los dioses, y de los héroes de la antigüedad pagana: las vidas y las acciones notables de los patriarcas, jueces, y reyes de los judíos, de los papas, de los santos, mártires y confesores, de los padres de la iglesia, de los obispos, cardenales, emperadores, reyes, príncipes ilustres, capitanes insignes, de los autores antiguos y modernos, y de cuantos se hicieron famosos en alguna ciencia y arte. El establecimiento y el progreso de las ordenes religiosas y militares; y la vida de sus fundadores, las genealogías de muchas familias ilustres de España, de Portugal, y de otros países. La descripción de los imperios, reinos, repúblicas, provincias, ciudades, islas, montañas, ríos, y otros lugares dignos de consideración de la antigua y nueva geografía, &c. La historia de los concilios generales y particulares, con el nombre de los lugares donde se celebraron.

Traducido del francés de Luis Moreri: con amplísimas adiciones y curiosas investigaciones relativas a los reinos pertenecientes a las coronas de España y Portugal así en el antiguo como en el nuevo mundo.

Por don Joseph de Miravel y Casadevante, de la Real Academia de la Historia, y canónigo del Sacro monte de Granada.

En París, a costa de los libreros privilegiados, y en León de Francia, de los hermanos Detournes, libreros.

MDCCLIII

Con los privilegios reales.

 

Luis Moreri (1643-1680)

Luis Moreri (1643-1680) por Gerard Edelinck (1640-1707)

Presbítero católico y erudito francés, nació en Bargemont (Provenza) el 25 de marzo de 1643 y falleció en París el 10 de julio de 1680. Estudió sus primeras letras en Draguignan, luego en Aix, en el Colegio de los Jesuitas, y teología en León de Francia, donde fue ordenado sacerdote. En 1667 tradujo del español al francés el libro del segoviano San [desde 1888] Alfonso Rodríguez, Pratique de la perfection chrétienne et religieuse. Pronto concibió el proyecto de elaborar una enciclopedia mitológica e histórica, que se publicó en Lyon en 1674, formando un gran volumen infolio (370x230 mm): Le grand dictionnaire historique, ou le mêlange curieux de l'histoire sainte et profane… (chez Jean Girin & Barthelémy Rivière, 1346+18+12 páginas). Había completado esta obra Moreri cuando sólo contaba treinta años, y va dedicada a monseñor Jean de Gaillard, obispo y príncipe de Apt (diócesis suprimida a finales del siglo XVIII, aunque era de las más antiguas de la Provenza). Pocos años después, a los 37, Moreri se murió.

La marca Moreri

Pero aunque Luis Moreri falleció un año antes de la aparición de la segunda edición de su Gran diccionario, su nombre se mantuvo asociado a las siguientes versiones de la obra, hasta la vigésima y última publicada en francés, en 1759, que se considera la mejor, donde el «Moreri» ya ocupaba diez volúmenes, cabiéndole a Luis Moreri el honor de ser iniciador, que evidentemente no autor, de uno de los diccionarios más influyentes del siglo XVIII.

Las ediciones en francés del diccionario y los abundantes suplementos se publicaron en Lyon, París, Amsterdam, Basilea y Venecia (1671, 2ª 1681, 3ª 1683, 4ª 1687, 5ª 1688, 6ª 1691, 7ª 1694, 8ª 1698, 1699, 9ª 1702, 1704, 1707. 1712, 1714, 1718 5 vols., 1725 6 vols., 1731, 1732, 1733, 1735, 18ª 1740, 1743, 20ª 1759 10 vols.).

El Moreri se tradujo al inglés (en 1694, sobre la 6ª francesa, y de nuevo sobre la 8ª francesa), al alemán (en 1709, 1722, 1726 y 1739), al holandés (a partir de 1725) y al español (en 1753).

La marca Moreri, bien gestionada por el gremio empresarial de los editores libreros, oscureció el reconocimiento debido a quienes continuaron este Diccionario por la Europa toda durante casi un siglo: Parayer, el historiador eclesiástico Luis Elías du Pin (1657-1719, alias el abate de Clairval), el erudito Jean Le Clerc (1657-1736, Joannes Clericus, alias Theodorus Gorallus, Théodore Parrhase, Joannes Phereponus, Liberius de Sancto Amore), Luis-Francisco-José de La Barre (1688-1738), el abate Claudio-Pedro Goujet (1697-1767), Etienne-François Drouet (1715-1779), el abate de Saint-Ussan, el abate Brochard, el abate Le Cointe, Vaultier, Pedro Roqués (pastor en Basilea, edición de 1740), &c.

 

José de Miravel y Casadevante

[José Antonio Miravel Herrera, según el Espasa (35:814-815), que ofrece además fechas obviamente erróneas: 1614-1744], nacido y fallecido en Cádiz, traductor de los Sermones sobre diferentes evangelios de cuaresma, de Juan Bautista Masillon, 3 tomos, Madrid 1730, propuso ese mismo año a los editores franceses abordar la traducción y adaptación española del Diccionario de Moreri: «Con este intento empezó desde el año de 1730 a traducir el primer tomo de la obra francesa sobre la edición de París del año 1725, y habiéndonos comunicado su proyecto, nos pareció digno de proseguirse, y por tanto le alentamos a que le diera entera salida; y aún para más avivarle, hicimos desde luego con él un ajuste conviniendo en las condiciones con que había de entregarnos su manuscrito, y también dimos al público una Advertencia que anunciaba el formado propósito, habiéndose insertado en las Gacetas de Madrid el año 1734, y en ella convidamos a los letrados a que nos diesen todos los socorros que pudiesen contribuir a la perfección de tan ardua cuanto costosa empresa.» Felipe V firmó el 15 de abril de 1734, en el Buen Retiro, el privilegio a José de Miravel y Casadevante para imprimir su Nuevo diccionario español universal, o la mezcla curiosa de la historia sagrada y profana, &c., licencia y privilegio que Miravel y Casadevante cedió a los Hermanos de Tournes, libreros en León de Francia, por escritura otorgada ante el escribano público del Puerto de Santa María el 12 de abril de 1739. «Habiendo enviudado este traductor y abrazado el estado eclesiástico, gratificóle S. M. con un canonicato del Sacro Monte de Granada», muestra del interés que suscitó en España entre los doctos la noticia de la preparación de este diccionario, y «aun prometieron coadyuvar nuestro trabajo el Director y Secretario de la Academia de la Historia, que acababa de establecer la real munificencia del Rey Católico, y habiendo D. José de Miravel pasado por Madrid para ir a Francia a asistir en la impresión de su Obra, y dirigirla, fue admitido en los miembros de dicha Academia, merced de que no habría dejado de hacerse todavía más digno, y de reconocerla, a no haber la cruel Parca cortádole poco tiempo después el hilo de los días» (se lee en el «Prefacio de los libreros»). Los editores se quejan amargamente de la confusión, desorden y mala letra del manuscrito dispuesto por el gaditano, y que las tardanzas fueron dejando anticuada la versión utilizada, al aparecer ediciones actualizadas y suplementos: «hicimos el gasto de hacer venir a Francia dos españoles de Madrid, que copiasen en mejor letra todo el Manuscrito de D. José de Miravel, trasladasen los artículos franceses recién añadidos, y todo lo dispusiesen con aquel orden de que resultase una como obra nueva.» En su prefacio, los editores agradecen en 1753 la colaboración del excelentísimo señor Luis Conde de Ericeira («nos proveyó un tomo de correcciones y adiciones sobre la Historia de Portugal y muchas genealogías, con descripciones de diversas regiones de Europa, del Brasil y de las Indias orientales»), del dominico fray Manuel Medrano (cronista general de la orden de predicadores, quien ya había firmado además la censura de la traducción hecha por «Don Joseph de Miravel y Casadevante, vecino de la ciudad del puerto de Santa María», en el convento de Santo Tomás de Madrid, el 23 de marzo de 1734, pues «ministró también muchos artículos»), del presbítero sevillano don Patricio Bravo de Lagunez y Castro («nos remitió descripciones de las ciudades y lugares más notables de España»), del sacerdote de México don Juan Francisco Sahagún Ladrón y Guevara («nos participó muchas y curiosas memorias concernientes a toda América en general, y en particular a Nueva España»), y de «otras muchas personas doctas, que por modestas callaron el nombre, aunque con fervor y celo nos dieron bastantes socorros literarios». Así, cuando Luis Moreri hacía más de setenta años que estaba muerto, y fallecido también José de Miravel hacía una década, en 1753 apareció por fin, tras más de veinte años de preparativos, el Moreri traducido por José de Miravel (es un decir). Así termina su aprobación el censor real Sallier: «On ne doute point que cet Ouvrage ne soit favorablement accueilli de la Nation Espagnole, & qu'il ne fasse honneur a la Libraririe Françoise. Fait a Paris en l'Hôtel de la Bibliotheque du Roi, ce 18 avril 1753.»

 

El Moreri en español ocupa 10 volúmenes, publicados en París y León de Francia en 1753, en gran formato (400x250 mm). Dice Brunet que toda la edición en español fue difundida en España: «la première et en même temps la seule qui ait paru du vivant de l'auteur, fut publiée a Lyon, en 1674, en 1 vol. (...) en 1759, 10 vols., vingtième et dernière édition. (...) Il existe une traduction espagnole du grand Dictionnaire de Moréri, París 1753, 10 vol. in-fol, dont toute l'edition a été envoyée en Espagne» (Jacques-Charles Brunet, Manuel du libraire et de l'amateur de livres, 1843, tomo 3, pág. 459, s.v. Moreri.)

Pentalfa Ediciones publicó en 1989 la versión facsimilar en microficha de la edición de 1753 del Moreri en español (Colección Libros en microficha, L-402/L-411, 68 microfichas, 8.005 páginas, Pentalfa Microediciones, Oviedo 1989). Veinte años después el desarrollo tecnológico, convenientemente aplicado, ha permitido a Google Libros ofrecer libremente esta obra digitalizada, vía internet.

voltomoletraspáginas
11A2h + VIII + 883
22B-CEZ2h + 548 [B] + 460
33-1CHA-CZY  2h + 598
43-2D-E2h + VIII + (599-1149)
54F-H2h + 907
65I-L2h + 818
76M-O2h + 502 + 525
87P-R2h + 882
98-1S-TAR2h + 418 + 130
108-2TAS-Z2h + [601] (131-731)

Asegura el Espasa: «Este diccionario vino a reemplazar al de Broissinière, titulado Dictionnaire théologique, historique, poétique, cosmographique et chronologique, impreso en París en 1644 y que era una traducción con notas de la obra de Carlos Etienne, Dictionnarium historicum, geographicum et poeticum, publicada en 1553. Con objeto de corregir y ampliar el diccionario de Moreri, tarea difícil por el gran número de ediciones y suplementos de la obra, publicó Pedro Bayle su Dictionnaire historique et critique (Rotterdam 1697), del que se hicieron varias ediciones hasta 1741» (1918, tomo 36, págs. 1035-1036, s.v. Moreri.) Esta idea de considerar el Diccionario de Moreri como continuador del Diccionario de Etienne ya figura en el Diccionario de Trevoux: «(...) Il y a aussi des Dictionnaires Historiques & Géographiques, comme celui de Charles Étienne, qui a été traduit & augmenté par Moreri» (1732, 3ª ed., tomo 2, columna 774, s.v. Dictionnaire.)

Benito Jerónimo Feijoo cita con gran frecuencia en sus obras el Diccionario de Moreri: «que trae Moreri, en la Edición del año de 25...», «Yo tengo en mi Librería el gran Diccionario Histórico de Moreri de la edición del año de 25, y el Suplemento hecho el año de 35, que lo es de aquella edición, y de la del año de 32...», «O si le parece mucho trabajo buscar a Suetonio, váyase a su Moreri, que le tiene a mano, y en él hallará, hablando de Tiberio...», «En el Suplemento de Moreri, impreso el año de 1735, se lee que Campanela estuvo encarcelado veinte y siete años...», «En el Diccionario de Moreri leí, que el Duque de Wirtemberga, País muy frío de Alemania, tiene una huerta muy espaciosa de naranjos, y limones», &c.

Artículos recogidos en esta antología

r