Diario UNO
Mendoza, miércoles 16 de septiembre de 2009
 
 
diariouno.com.ar

Fernando G. Toledo

Un congreso que hace foco en su propia historia

Desde hoy y hasta el sábado, se realiza en la UNCuyo un encuentro que conmemora los 60 años del Primer Congreso Nacional de Filosofía. Asistirá, entre otros, Gianni Vattimo

En diciembre de 2008, el periodista que firma esta nota se encaminó hacia la Facultad de Filosofía y Letras, edificio que siempre observó con admiración (incitada por su perenne interés por las Letras y los estudios filosóficos) y solicitó entrevistarse con el por entonces decano, Adolfo Cueto.

Dicha entrevista era un gesto de atrevido: no era este periodista ningún académico pero lo movía una curiosidad, y era saber si Filosofía y Letras pensaba honrar, como creía era debido, el Congreso de Filosofía que se realizó en 1949 en Mendoza y que era, para muchos, un encuentro histórico para Hispanoamérica. Esa curiosidad estaba a su vez incitada por la publicación en internet, a cargo de la Fundación Gustavo Bueno (Oviedo, España) de las actas completas de aquel congreso, y su valoración histórica como «ejemplo de la filosofía administrada» (ver aparte).

Cueto fue sincero: dijo que no habían pensado más que hacer un «acto interno» en la facultad, pero dada esta «novedad» (la publicación de las actas) quizá merecería ir más allá. Puso a este periodista en contacto con Daniel von Matuschka, profesor de Estética de la Facultad, y ese encuentro cambió el rumbo de las cosas. El resultado: hoy comienza la conmemoración por los 60 años del Primer Congreso Nacional de Filosofía, con un congreso análogo que traerá a la provincia, entre otros, a filósofos como Gianni Vattimo, Juan M. Navarro Cordón y Roberto Walton.

Un reto de identidad

Daniel von Matushka. El académico mendocino coordina este encuentro.
Daniel von Matushka. El académico mendocino
coordina este encuentro.

A las puertas del congreso que empieza hoy y se extenderá hasta el 19, en la Facultad, Von Matushka cuenta de la importancia del mismo y de lo que se tratará en este encuentro.

¿Qué importancia histórica tuvo el Congreso de Filosofía de 1949?

Si hay una disciplina que merece ser llamada histórica es la Filosofía, porque ella se nutre de su pasado como ninguna otra: a nadie le importa la historia de la Medicina cuando lo que se juega es la sanación. En cambio en la Filosofía su historia le es tan propia como su sombra y los hechos históricos son sus obras, sus libros. El contar con esa piedra miliar que fue el Primer Congreso Nacional de Filosofía es para nuestra corta tradición filosófica (corta en comparación con otras tradiciones de filosofía académica que se juega en centros europeos, por ejemplo) un reto de identidad, tanto como que fue para una provincia alejada de la capital un acontecimiento singular que su la idiosincrasia.

¿Cuál fue su interés académico?

Allí es de destacar la presencia de figuras como nunca se había dado de modo tan concentrado en Hispanoamérica. Súbitamente la joven universidad (sólo 10 años de fundada) se catapultaba al mundo. Asistieron figuras como Werner Jaeger, Jacques Maritain, Hans-Georg Gadamer, Julián Marías, Michele Federico Sciacca, Marcel y hasta Luigi Pareyson, maestro de Vattimo y que uno de los motivos por los que él no dudó en aceptar nuestra invitación para este congreso.

¿Por qué merece ser conmemorado y cómo nació la idea de hacerlo?

Veníamos teniendo la idea de hacer una modesta jornada recordatoria y fuiste vos mismo el que reavivó el interés con tu pregunta al entonces decano Cueto para hacer algo más trascendente. Nuestro actual rector le dio mucha importancia por su significado politológico, como llama Alberto Buela Lamas, por la participación del entonces presidente Juan Perón.

¿Hubo «corrientes dominantes» y «enfrentadas» en aquel Congreso?

Como en todos los encuentros de intelectuales es fácil encontrar por una parte un grupo más y mejor avenido a incorporar novedades y snobismos de último grito intelectual y por otra parte grupos más dispuestos a cultivar y mantener posiciones de tradición. Por cierto que hubo pues grupos más afines al existencialismo como modulación de la fenomenología y grupos más conservadores. Al parecer se trenzaron en discusiones muy duras. Creo que hoy, en una sociedad más fracturada y posmoderna, esto es ya menos probable. De todos modos el espíritu de convocatoria tan abierto e incluyente con que este nuestro congreso 60 aniversario ha sido convocado, tiene todos los elementos como para que también haya confrontación de ideas. He atendido a casi todas las ponencias, casi 200, y noto una variedad que no cabe en cualquier taxonomía.

¿Qué expectativas tiene tras este nuevo congreso?

El grado de aceptación internacional a la convocatoria nos estimula a que en el futuro tengamos nuevos encuentros. Este congreso nos ha costado mucho esfuerzo y horas de aprendizaje: creo que vamos a sacarle provecho. Seguro que las actas de este congreso van a ser una cala en la filosofía contemporánea y en su recepción en nuestro ambiente criollo. Ojalá que así sea.

Las actas del '49, para todos

La Fundación Gustavo Bueno (España), que lleva el nombre del filósofo español más importante de las últimas décadas, completó, tras años de trabajo, la edición facsimilar de las actas del congreso que se realizó hace 60 años en Mendoza. Para Gustavo Bueno (h), el congreso constituyó un excelente ejemplo de lo que llama «filosofía administrada». Se puede consultar en la siguiente dirección: www.filosofia.org/mfb/1949arg.htm

Imprima esta pagina Informa de esta pagina por correo

www.filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2011 www.filosofia.org
Primer Congreso Nacional de Filosofía
Mendoza 30 marzo / 9 abril 1949
2000-2009
Hemeroteca