Sapientia
Buenos Aires, segundo trimestre de 1949
año 4
nº 12, páginas 168-179

Octavio Nicolás Derisi

Primer Congreso Nacional de Filosofía

1. Organizado con todo cuidado y previsión hasta en sus menores detalles, se acaba de celebrar en Mendoza (R. Argentina) el Primer Congreso Nacional de Filosofía.

No escapa a nadie las enormes dificultades de todo orden que la organización de una asamblea de esta índole encierra, sobre todo tratándose de la primera en su género, que se realiza en nuestro país y Latinoamérica. Y debemos reconocer, complacidos, que tanto en lo intrínseco espiritual, como en su organización material el éxito ha coronado tan nobles esfuerzos.

El mérito de tal éxito corresponde primeramente al Comité Ejecutivo del Congreso. Alma de este comité han sido el Sr. Rector de la Universidad Nacional de Cuyo, Dr. I. Fernando Cruz, como Presidente; el Pbro. Dr. Juan R. Sepich, en los comienzos, y más tarde en su lugar el Prof. Toribio Lucero (Delegado-interventor de la Facultad de Filosofía y Letras de Mendoza), como Secretario General, el Dr. Coriolano Alberini, como Secretario Técnico y un grupo de Profesores de diversas Universidades argentinas, que han puesto todo su empeño e inteligencia dentro del Comité en la preparación del Congreso.

No es menor el mérito que en el feliz resultado del Congreso cabe a nuestro superior Gobierno de la Nación, que, consciente de la importancia de esta Asamblea filosófica y de sus fines espirituales, generosa y eficazmente puso a disposición de la misma y del Comité Ejecutivo sus recursos materiales e institucionales. Los transportes nacionales de dentro y fuera del país, las representaciones diplomáticas, el dinero necesario y su apoyo moral: nada omitieron nuestras autoridades nacionales en favor del Congreso. A cargo de ellas estuvieron los gastos de traslado y permanencia de los delegados argentinos y extranjeros. Y en cuanto a éstos los declaró, además, huéspedes oficiales, dándoles facilidades para recorrer el país por cuenta del Gobierno, a la vez, que en acto público presidido por el Excmo. Sr. Presidente de la Nación, los constituyó miembros honoris causa de la Universidad argentina. El apoyo moral quedó patente con la presencia del Excmo. Sr. Ministro de Educación, Dr. Oscar Ivanisevich, quien acompañado de las autoridades provinciales de Mendoza, inauguró el Congreso con un discurso, y con la del Excmo. Sr. Presidente de la Nación, Gral. Juan D. Perón, quien, acompañado de su Sra. esposa, del Excmo. Sr. Vicepresidente y de su Gabinete en pleno asistió a la clausura del mismo, pronunciando en esta ocasión una extensa conferencia sobre la concepción filosófica que anima a su gobierno. [169]

2. El Congreso ha sido nacional por la presencia de casi todos los filósofos y profesores de Filosofía de las Universidades e Institutos superiores del país, a más de una nutrida representación de alumnos de los cursos superiores de los mismos. Pero a la vez ha sido también internacional, por la presencia de medio centenar de filósofos de España, Portugal, Italia, Francia, Alemania, Suiza, Canadá, Estados Unidos, Méjico, Brasil, Colombia, Perú, Venezuela, Chile, Uruguay, El Salvador, Santo Domingo, Bolivia, &c. Pese a una propaganda de mala ley llevada a cabo contra el Congreso, desde el exterior, por elementos sectarios y contrarios a nuestro gobierno, y que logró restar la concurrencia al mismo de algunos pensadores extranjeros, el hecho es que las principales naciones han estado representadas por filósofos de significación, y en algunos casos por verdaderas eminencias mundiales. Baste recordar, entre otros y con el peligro de alguna omisión injusta a Spirito, Abbagnano, Pareyson y Fabro de Italia; a Rintelen, Bolnow, Fink, Gadamer y Landgrebe, de Alemania; a Brikmann y Szilasi, de Suiza; a De Koeninck, de Canadá; a Vaconcelos, Robles y Larroyo, de Méjico; a Tavares y Santos, de Portugal; a Aron y Berger de Francia; a Mueller, Kuhn y Bernard, de Estados Unidos; a Magalahes, Washington, Steffens y Carneiro Leao, de Brasil; a Llambías de Azevedo, del Uruguay; a Iberico, Delgado y Wagner de Reyna, del Perú; a Finlayson, de Venezuela; y a la magnífica embajada intelectual de España, constituida por los PP. Ceñal, Iturrioz y Todolí, y por los profesores Corts Grau, González Alvarez, Muñoz Alonso, Víctor Hoz y Millán Puelles. En algunos casos (como el de Heidegger y Hartmann), su ausencia fué a pesar de su deseo de asistir, motivada por razones internas de su país, que no pudieron ser superadas por los esfuerzos del Comité y de la vía diplomática de nuestro gobierno.

Debemos notar, finalmente, que muchos filósofos extranjeros, que no pudieron asistir personalmente al Congreso, estuvieron espiritualmente presentes en él por sus comunicaciones. Así, v. gr., Marcel, Russell, Hartmann, Haeberlin, Hyppolite, Jaspers y otros.

3. En el hermoso marco de la ciudad de Mendoza, iluminada de sol y recostada sobre los Andes, con su clima ideal para estas jornadas de trabajo intelectual, el Congreso fué abierto el 30 de marzo por el Sr. Presidente del Comité Ejecutivo, Dr. I. Fernando Cruz y el Excmo. Sr. Ministro de Educación y clausurado el sábado 9 de abril por el mismo Presidente del Comité Ejecutivo y por el Excmo. Sr. Presidente de la Nación. La ciudad vivió con intensidad y emoción las reuniones del Congreso y le ofrendó generosamente su hospitalidad. Los congresales –maestros y alumnos– recorrieron a diario sus calles poniendo una nota espiritual y a las veces de bulliciosa alegría en la febril ciudad. [170]

4. Diariamente por la mañana, de 9 a 13, en la sede de la Facultad de Filosofía y Letras, tuvieron lugar las reuniones de estudio, divididas por secciones. Fueron éstas: de Metafísica, de Axiología y Ética, de Epistemología y Filosofía de la Naturaleza, de Lógica y Gnoseología, de Estética, de Filosofía de la Existencia, de Psicología, de Filosofía del Derecho y Política, de Historia de la Filosofía, de Filosofía de la Historia, la Cultura y la Sociedad, de Filosofía de la Educación, de la Situación actual de la Filosofía y de Filosofía Argentina y Americana. Cada una de estas secciones ocupó uno, dos y hasta tres días, de acuerdo al número de trabajos presentados y a la discusión suscitada de los mismos. Al fin de la lectura de cada una de estas comunicaciones, hubo diálogos, casi siempre con mucha altura y cordialidad, a veces animados y más interesantes que las mismas exposiciones leídas, entre los asistentes y el relator, hasta quedar bien definido ya el acuerdo fundamental, ya la discrepancia irreductible entre ambos. Tales conversaciones se continuaron con frecuencia en los patios de la Universidad, en los paseos y hasta en la mesa. A la elevación del tono de éstos cambios de ideas contribuyó no poco la inteligencia y prudencia con que los Presidentes supieron dirigirlos. Semejante confrontación de posiciones otorgó gran animación a estas sesiones, cuya concurrencia colmó diariamente las aulas, sin decaimiento del interés. Que a ello contribuyeran estos diálogos se pudo comprobar por la mayor afluencia de público a aquellas sesiones no sólo donde ocupaba la cátedra algún filósofo de reconocida notoriedad, extranjero o argentino, sino también donde la controversia tomaba mayor animación y aguda intensidad.

El trabajo en estas sesiones fundamentales del Congreso ha sido intenso y fructífero. El país ha tomado conciencia de su realidad espiritual en materia filosófica. Casi doscientos cincuenta trabajos han sido presentados y leídos, en su mayor parte, en estas reuniones. Desde luego que no todos poseen el mismo valor; pero, en general, son trabajos serios, y muchos de extraordinario mérito filosófico.

5. Las reuniones plenarias tuvieron lugar por la tarde durante dos o tres horas, entre las 17.30 y 20.30 más o menos. El 3 de abril, durante una excursión por la cordillera, la reunión plenaria se realizó en Potrerillos, al aire libre, dentro del marco maravilloso de los Andes. En estas reuniones, dedicadas cada día a un tema especial, destacadas personalidades del mundo filosófico nacional y extranjero ocuparon la tribuna para desarrollar más ampliamente algún tema de su especialidad. Un regular número de aparatos ad-hoc permitió escuchar simultáneamente, traducido a diferentes idiomas, el discurso que se estaba pronunciando. De este modo se logró una mayor comunicación espiritual de las ideas expuestas. Hubo casos, como en dos ocasiones lo hizo Rintelen, de congresistas extranjeros, en que ellos mismos leyeron la traducción castellana de su propio trabajo presentado en su lengua original. [171]

Debemos añadir, finalmente, que profesores nacionales y extranjeros realizaron una labor intelectual de conferencias, reuniones, conversaciones, &c., en la Universidad o en otros locales, al margen del programa oficial del Congreso.

El Comité del Congreso obsequió a los asistentes con varios espectáculos artísticos: recitales, conciertos, &c. También se llevó a cabo una exposición del libro filosófico argentino, bien que –sin duda por la premura de su organización– la exposición presentó numerosas lagunas y, en algunos casos, de excelentes obras.

Al pie de esta crónica incluimos la nómina completa de los trabajos presentados al Congreso.

6. La presencia simultánea en Mendoza de la mayor parte de los filósofos argentinos y de un regular número de conocidos filósofos foráneos ha permitido un contacto personal entre ellos mucho más fecundo que el impersonal establecido a través de sus publicaciones. Estas conversaciones privadas entre tales pensadores, a veces de ideologías opuestas pero en general llenos de mutua comprensión personal, han constituido uno de los mejores saldos que deja el Congreso. En esta confrontación cordial de ideas y principios se ha podido apreciar y comprender mejor el pensamiento de determinadas tendencias y escuelas, a la vez que fecundar y ahondar mejor el propio pensamiento y encontrar puntos de aproximación, o si no precisar mejor los de franca oposición. Los hombres no son siempre lo que sus ideas. En algunos casos están por debajo y en otros por encima de las mismas. En esta segunda hipótesis, no infrecuente en filósofos adictos a sistemas fundamentalmente falsos, es interesante convivir espiritualmente con tales pensadores, deseosos de la verdad y superiores a los propios principios falsos que los tienen cautivos en el error. En este diálogo vivaz también ellos han podido tomar conciencia de las dificultades de sus propios sistemas, a la vez que sus opositores han llegado a una caritativa comprehensión de su persona y de sus generosas intenciones.

Semejantes conversaciones –al margen de la exposición académica– en muchos casos han sido más eficaces que las reuniones oficiales y la confrontación crítica ha sido más auténtica y viva. [172]

7. El pulso espiritual del Congreso ha reflejado la situación actual de la Filosofía en el mundo y más concretamente en nuestra patria.

Por de pronto, el materialismo, el empirismo, el positivismo de todos los matices y el mismo idealismo trascendental en su forma clásica han estado casi enteramente ausentes del Congreso.

Las corrientes dominantes han sido: la fenomenología, la axiología y sobre todo el existencialismo y el tomismo. La lucha entre el existencialismo ateo y católico, por una parte, y del realismo crítico tomista, por otra, ha sido la nota más frecuente en las conversaciones del Congreso y también más sobresaliente desde el punto de vista ideológico.

El existencialismo ha estado representado por tendencias abiertas a una auténtica trascendencia, incluso divina –como la de Marcel, Pareyson, Wagner de Reyna y la misma del P. Quiles– y por la tendencia cerrada y atea de Heidegger (al menos del Heidegger de Sein und Zeit).

Vigorosamente representado por filósofos extranjeros y argentinos, el tomismo –incluyendo en él tendencias escolásticas no enteramente tomistas– puede decirse que estuvo presente en todas las sesiones y reuniones del Congreso y dejó escuchar su voz ya en exposiciones positivas y constructivas ya en objeciones a los sistemas contrarios. El tomismo ha demostrado una vez más su vigor y perennidad al dar su solución clara y precisa a los problemas de la hora presente con sus principios eternos y, por eso mismo, siempre válidos para cualquier época, como tomados que están del ser trascendente y no fruto de una concepción de una determinada edad y mucho menos de una visión personal. De aquí que, lejos de envejecer, posee una constante y renovada vitalidad, como se ha puesto de manifiesto en esta ocasión.

Por otra parte, el tomismo no ha rehuído, antes ha buscado, la confrontación crítica de su posición con otros sistemas y en particular –por su significación actual y presencia en el Congreso– con el existencialismo. Y lo ha sabido hacer con altura y cultura, actitud no siempre compartida por sus opositores, al menos en alguna ocasión. El público imparcial se ha dado buena cuenta de ello y ha podido apreciar de qué lado estaban los dogmatismos, que no tienen la intransigencia doctrinal y serena de la verdad poseída, sino la arrebatada y grosera del fanatismo.

De todos modos, el oyente que acudió al Congreso buscando únicamente la verdad, sin prejuicios ni preferencias personales, sabrá a qué atenerse en esta justa intelectual y habrá podido comprobar la existencia en el país y en el extranjero de un vigoroso intelectualismo y realismo crítico, con una solución cabal para todos los grandes problemas de la Filosofía, y organizado armónicamente por la inteligencia de acuerdo a las exigencias de la realidad trascendente. [173]

El tomismo –al que se ha hecho y aún se le hace una guerra de silencio, cuando no de desprecio, en Universidades extranjeras y también argentinas– ha tenido la oportunidad de dejarse oír y de permitir comprobar su lozana existencia, y para muchos espíritus sinceros –víctimas de aquella táctica del silencio o del desprecio sectarios– ha constituido una verdadera revelación y una esperanza para sus ansias de verdad.

8. De las diversas exposiciones fundamentales, el Comité Ejecutivo ha sabido discernir con inteligencia y ecuanimidad las conclusiones finales. Prescindiendo de las técnicas y de orden práctico y ateniéndonos tan sólo a las doctrinarias, que aquí nos interesan, son ellas: la afirmación de la existencia del espíritu sobre la materia, de la existencia de la realidad trascendente y divina más allá y distinta de la realidad humana.

Sin ser específica y exclusivamente tomista y pese a su amplitud genérica, tales conclusiones son verdaderas y, como tales, el tomismo –que aspira a aprehender toda la verdad del ser– las aplaude y considera suyas. Por lo demás, el Congreso no se ha maculado con ninguna conclusión falsa.

De todos modos, estas conclusiones, aceptadas y proclamadas por unanimidad por la Asamblea Plenaria del Congreso, dejan a salvo un acervo doctrinal fundamental común a las diversas tendencias filosóficas del Congreso y abren la posibilidad de trabajar desde él para lograr una mayor unanimidad, sobre una base de mutuo respeto y comprehensión, no de doctrina, porque la verdad es intolerante con el error, pero sí personal, que permite prolongar y mantener permanentemente vivo el diálogo filosófico iniciado en este Congreso, por encima de pasiones y posiciones personales, puesto los ojos de la inteligencia únicamente en la verdad, la cual, en definitiva –se lo admita o no– es realmente el mismo Dios o procede de Dios: Omnis veritas a Spirita Sancto est (Santo Tomás).

Octavio N. Derisi

Sesiones plenarias y particulares

Sesiones plenarias

Viernes, 1 de Abril [de 1949]. La filosofía en la vida del espíritu. Nimio de Anquín: Filosofía y Religión.- Ernesto Grassi: La filosofía nella tradizione umanistica.- Luis Juan Guerrero: Escenas de la vida estética.- Charles de Köninck: Notion marxiste et notion aristotéliciennne de la contingence.- Ángel Vasallo: Subjetividad y trascendencia (Esencia de la filosofía).

Sábado, 2 de Abril [de 1949]. La persona humana. Donald Brinkmann: Mensch und Technik.- Honorio Delgado: La persona humana desde el punto de vista psicológico.- Octavio N. Derisi: Fenomenología y ontología de la persona.- Nikolai Hartmann: Das Ethos der Persönlichkeit.- Helmut Kuhn: An Approach to the Problem of a Philosophical Anthropology. [174]

Lunes, 4 de Abril [de 1949]. El existencialismo. Nicola Abbagnano: L'Esistenzialismo nella filosofia contemporánea.- Carlos Astrada: El existencialismo, filosofía de nuestra época.- Hernán Benítez: Hacia la existencia auténtica.- Karl Löwith: Historical Background and Problem of Existenzialism.- Gabriel Marcel: Le Primat de l'Existentiel. Sa Portée éthique et religieuse.

Martes, 5 de Abril [de 1949]. La filosofía contemporánea. Informe sobre direcciones filosóficas actuales en diferentes países. Ramón Ceñal: La filosofía española contemporánea.- Jean Hyppolite: La philosophie française contemporaine: du bergsonisme à l'existentialisme.- Gustav Müller: North-american philosophy.- Luis Pareyson: La filosofia italiana contemporanea.- Wilhelm Szilasi: La philosophie allemande actuelle.

Miércoles, 6 de Abril [de 1949]. La filosofía y la ciudad humana. Gaston Berger: Le philosophe et la société.- L. L. Bernar: The changing pattern of social philosophy in the United States in the period of the Republic.- J. Corts Grau: Comunidad y multitud.- Carlos Cossio: La filosofía y la ciudad humana. Ugo Spirito: Individualitá e collettivitá.

Viernes, 8 de Abril [de 1949]. Conmemoración de los centenarios de Francisco Suárez, Wolfgang von Goethe y Enrique José Varona. Enrique B. Pita: Conmemoración de Francisco Suárez.- Fritz-Joachim von Rintelen: La imagen del hombre según Goethe.- José Vasconcelos: Varona y la significación del filósofo en la formación americana.

Homenaje a filósofos de actuación personal en la universidad argentina. Eugenio Pucciarelli: Félix Krueger y su contribución a la psicología actual.- Miguel Ángel Virasoro: Guido de Ruggiero.

Ponencias finales del congreso.

Sesiones Particulares

Jueves 31 de Marzo [de 1949]

I Metafísica. Presidente: Dr. Carlos Astrada, Universidad de Buenos Aires.- Relator: Agoglia, R. M., Comunicación: La actualidad de la doctrina platónica del ser.- Avelino, A.: El problema antinómico fundamental de la metafísica.- Estrada, J. M. de: El hombre: su naturaleza e historicidad.- Fabro, C.: Essere e Existenza.- González Alvarez, A.: Existencia tomista y subsistencia suareziana.- lturrioz, J.: La estructura entitativa del hombre. Klages, L.: Wahrheit und Wirklichkeit.- Lavelle, L.: La relation de l'esprit et du monde.- Millán Puelles, A.- Para una interpretación del ente de Parménides.

V. Axiología y ética. Presidente: Rvdo. P. Dr. Octavio N. Derisi, Universidad Nacional de La Plata.- Relator: Avelino, A. Comunicación: El problema antinómico de la existencia de hechos morales.- Banfi, A.: Prospettiva etica.- Bianca, G.: La persona umana.- Calogero, G.: L'Esistenza del prossimo.- Corts Grau, J.: Axiología y iusnaturalismo.- Castellana, G. de.- Il valore della persona nell'ideologia comunista.- Farré, L.: Persona humana y axiología. Guandique, Salvador: Noción de ley.- Larroyo, F.: El concepto ético de persona.- Lilli, Furio: Libre yo y libertad moral.- Llambías de Azevedo, J.: Sobre la justicia prospectiva.- Marcel, G.: Crise des valeurs.- Olguín, J. A.: La persona humana éticamente considerada.- Rintelen, Fritz J. von: Wert und Existenz.- Virasoro, R.: El problema de la moral en la filosofía de Heidegger.- Vocos, F. J.: Subordinación de la cultura a la Ética.

VIII. Epistemología y filosofía de la naturaleza. Presidente: Prof. Horacio Schindler, Universidad de Buenos Aires.- Relator: Casterán, E.: Comunicación: El realismo psico-físico.- Ghirardi, O. A.- La física moderna y el problema de la individualidad.- Grassi, E.: Philosophie als Werk des Menschen.- Liendo, J. T.: Caracterización del objeto matemático.- Loedel Palumbo, E.: El convencionalismo en el problema de las magnitudes físicas.- Martínez Carreras, J. M.: Sobre la existencia de un dominio real extra-galileano.- Millán Puelles, A.: Sobre el concepto de la existencia en matemáticas.- Palcos, A.: Posición de la psicología en el cuadro de los conocimientos.- Pardo, R.: Sentido filosófico de la negación del principio del tercero excluido en la matemática transfinita.- Rossi, A.: Consideración epistemológica fundamental.- Toranzos, F.: El panorama actual de la filosofía de la matemática y la influencia en él de D. Hilbert.- Uexkuell, Th. v.: Ueber die Beziehungen der Biologie zur Philosophie. [175]

Viernes 1 de Abril [de 1949]

I. Metafísica. Presidente: Dr. Carlos Astrada, Universidad de Buenos Aires.- Relator: Astrada, C. Comunicación. Relación del ser con la ec-sistencia.- Blanca, G.: Dal problema della conoscenza al problema della trascendenza e di Dio.- Brinkmann, D.: Das Transzendenzproblem und seine Surrogatlösungen.- Filippi, L.: La persona umana sotto l'aspetto ontologico.- Fink, E.: Zum Problem der ontologischen Erfahrung.- Finlayson, C.: El problema de la muerte.- Gonzalo Casas, Manuel: Problemas y precisiones del pensar teológico.-= Guzzo, A.: La persona umana.- Szilasi, W.: Ontologie et expérience.- Todolí, D. J.: La dimensión religiosa del hombre.

IV. Lógica y gnoseología. Presidente: Dr. Héctor Llambías, Universidad Nacional de La Plata.- Relator: Ceñal Lorente, R.: Comunicación: El problema de la verdad en Heidegger.- Garrigou Lagrange, R.: Le réalisme thomiste. Son triple fondement.- Guzmán Valdivia, I.: Notas para una teoría de las ciencias sociales.- Llambías, H.: Logos, diálogos y filosofía.- Nieto Arteta, L.: Lógica, ontología y gnoseología.- Villagra, J. C.: Acerca de la tradición.

VI. Estética. Presidente: Dr. Luis Juan Guerrero, Universidad de Buenos Aires.- Relator: Atwell de Veyga, J. Comunicación: ¿Queda suficientemente definido lo bello diciendo que es esplendor de la forma?.- Bayer, R.: L'émotion tragique: sa nature et ses conséquences pour l'architecture scénique.- Estiú, E.: Arte y posibilidad.- Farré, L.: Los valores estéticos en la filosofía aristotélica.- Guzzo, A.: Discussione del concetto dell'arte come intuizione.- Haddad, Jamil A.: Axiología e critica literaria.- Hungerland, H.: The problem of conflicting value judgments.- Mahieu, J.: El juicio en la afirmación estética.- Quiroga, R. M.: La intuición artística. - Stefanini, L.: Forma formans e forma formata nell'espressione artistica.- Trías, M.: El objeto de la Estética.

Sábado 2 de Abril [de 1949]

I. Metafísica. Presidente: Dr. Carlos Astradas, Universidad de Buenos Aires.- Relator: Abbagnano, N. Comunicación: Il possibile e il virtuale.- Astrada, C.: La metafísica de la infinitud como resultado de la ilusión transcendental.- Hartmann, N.: Alte und nene Ontologie.- Iturrioz, J.: Lo finito y la nada.- Reynoso, S.- El tema cristiano en la filosofía de la religión.- Santos, D.: Da ambiguidade na metafísica.- Torres, J. V.- El primado de la temporalidad. Valoración y desvaloración metafísica del tiempo.- Vasconcelos, J.: Filosofía de la coordinación.

IV. Lógica y gnoseología. Presidente: Dr. Héctor Llambías, Universidad Nacional de La Plata.- Relator: Banfi, A. Comunicación: Uso dogmatico e uso critico della ragione.- Della Volpe, G.: Contradizione e non contradizione nel giudizio.- Derisi, O. N.: Metafísica del conocimiento.- Miró Quesada, F.: Esbozo de una teoría generalizada de las propiedades relacionales.- Moreno, A.: El objeto formal de la lógica.- Robles, Oswaldo: Gnoseología fundamental.- Russell, B.: Logical Positivism.- Schindler, H.: Filosofía y lógica simbólica.

VI. Estética. Presidente: Dr. Luis Juan Guerrero, Universidad de Buenos Aires.- Relator: Ferdinandy, M. de, Comunicación: El "daimon" en Poesía y Verdad de Goethe.- García Acevedo, M.: Estética musical y comunidad argentina.- Guerrero, L. J.: Torso de la vida estética actual.- Lerate, M. R.: Aristóteles. Los grados del arte, su relación con los grados del saber.- Linero, M.: Filosofía y literatura.- Maffei, F. E.: El valor ontológico de la poesía.- Mathaus, C. T. de: Lo bello y el sentido de la existencia en la filosofía de Nietzsche.- Muñoz Alonso, A.: Filosofía de la poesía.- Pucciarelli, E.: La historia en el plano del arte.- Toussaint, M.: Principios filosóficos del arte en América.- Trías, M.: Nota sobre la belleza como transcendental.

Lunes 4 de Abril [de 1949]

III. Filosofía de la existencia. Presidente: Dr. Ángel Vasallo, Universidad de Buenos Aires.- Relator: Berger, G., Comunicación: L’homme et ses limites.- Bröcker, W.: Uber die geschichtlichen Notwendigkeit der Heideggerschen Philosophie.- Davy, M. M.: La notion de curiosité du point de vue de l'existentialisme.- De Köninck, Ch.: La nature de l'homme et son étre historique.- Gadamer, H. G.: Die Grenzen der historischen Vernunft.- Muñoz Alonso, A.: Acerca de Dios trascendente.- Nieto Arteta, L.: La persona humana y la vida.- Pareyson., L.: El concepto de la persona humana.- Quiles, I.: La proyección final del existencialismo.- Spirito, U.: Il problematicismo. [176]

IV. Lógica y gnoseología. Presidente: Dr. Héctor Llambías, Universidad Nacional de La Plata.- Relator Aybar, B., Comunicación: Hacia una gnoseología de la totalidad.- Casaubon, J. A.: Contradicciones de la teoría del “puro objeto” u “objeto sin ser”.- Pantano, R.: Filosofía y ciencia.- Pí Calleja, P.: El tercero incluido en la contraparadoja de Russell.- Tello, B.: Fundamentos ontológicos de las actividades cognoscitiva y práctica.- Vázquez, J. A.: Conocimiento y realidad.

VI. Psicología. Presidente: Dr. Luis F. García de Onrubia, Universidad de Buenos Aires.- Relator: Badanelli, N., Comunicación: La persona humana psicológicamente considerada.- Brinkmann, D.: Existentialismus und Tiefenpsychologie.- Delgado, H.: Sobre la significación de la fonética en el proceso del recuerdo verbal.- García de Onrubia, L. F.: La crisis de la Psicología y la teoría de la forma.- García Hoz, V.: El nacimiento de la intimidad.- Laguinge, C.: El diario íntimo y la psicología de la adolescencia.- Oñativia, O.: Contribución a la psicología evolutiva de la percepción.- Sousa Ferraz, J. de: A Psicologia e a filosofia do spirito.

Miércoles 6 de Abril [de 1949]

III. Filosofía de la existencia. Presidente: Dr. Ángel Vasallo, Universidad de Buenos Aires.- Relator: Anquín, N. de, Comunicación: Derelicti sumus in mundo.- Bolinow, O.: Existentialismus und Ethik.- Davy, M. M.: Phénoménologie du mysticisme.- González Caminero, N.: Miguel de Unamuno, precursor del existencialismo.- Haeberlin, P.: Philosophische Anthropologie.- Landgrebe, L.: Existentialismus und seine geschichtliche Herkunft.- Marcel, G.: Réflexion et Mystère.- Virasoro, M. A.: Existencia y dialéctica.- Wagner de Reyna, A.: La muerte: posibilidad decisiva y decisorio de la vida.

XI. Filosofía del derecho y la política. Presidente: Dr. Carlos Cossio, Universidad Nacional de La Plata.- Relator: Aftalión, E., Comunicación: Motivos y fines en el conocimiento por comprensión de la conducta.- Aron, R.: Recherche d'une dialectique pour les Etats Unis d'Europe.- Ferreira da Silva, V.: Teoría da solidao.- Fragueiro, A.: De las causas del derecho.- Grassi, E.: Il concetto di realismo politico.- Herrera Figueroa, M.: Aspectos filosóficos de la criminología.- Langfelder, O. E.: El ente y la esencia del derecho.- Meinvielle, J.: El problema de la persona y la ciudad.- Pita, E. B.: Lo esencial y lo accidental del derecho de propiedad según la filosofía católica.- Tagle, J. R.: Afinidades ontológicas entre el ser y el deber-ser del derecho.

XII. Historia de filosofía. Presidente: Prof. Nimio de Anquín, Universidad Nacional de Córdoba.- Relator: Bergadá, M. M., Comunicación: El aporte de Francisco Suárez a la filosofía moderna.- Conte, A.: Una filosofia senza nome.- Della Volpe, G.: Sulla genesi aristotelica della contradizione.- Iberico, M.: Concepto y sentido de la claridad en la filosofía del siglo XVII.- Llambías de Azevedo, J.: La República de Platón y el panegírico de Isócrates.- Martínez, A.: Historia y vida según San Agustín.- Roqué Núñez, H.: Hacia una extensión del campo de la historia de la filosofía.- Seligmann Silva, L.: Tradición de los primitivos y filosofía griega.- Terán, G.: Boecio, filósofo medioeval.- Tavares, S.: Francisco Sánchez e o problema da certeza.- Urrutia, U.: Contribución al esclarecimiento de la genuina sentencia de Platón sobre las ideas.- Valentie, M.: Leibniz a través de Dilthey.

Jueves 7 de Abril [de 1949]

XI. Filosofía de la historia, la cultura y la sociedad. Presidente: Dr. César E. Pico, Universidad Nacional de La Plata. Relator: Carneiro Leao, A.: Area cultural e a tendencia crescente para o internacionalismo.- Catella, A. E. de: Materialismo e idealidad en el campo de la sociología.- Löwith, Karl: The Theological Implications of the Philosophy of History.- Miguens, J. E.: Acontecimiento y actuación en el estudio de la realidad social.- Montiveros, M. D. G. de: El lenguaje y la cultura.- Pichón Rivière, J.: Distingo entre persona y personalidad.- Soler Miralles, J.: Ubicación de la Sociología y carácter de su enseñanza.

X. Filosofía de la educación. Presidente: Prof. Jorge Hernán Zucchi, Universidad Nacional de Tucumán.- Relator: Cassani, J. E., Comunicación: Fundamentos filosóficos para una Pedagogía argentina.- Cirelli, A.: Metodología de la enseñanza de la filosofía desde el punto de vista antropológico.- Davis, H. E.: History and Education.- Fasce, H.: Para una didáctica de la vocación y del esfuerzo.- González Álvarez, A.: La esencia de la educación.- García Hoz, V.: Concepto cristiano de la escuela de la vida.- Labrousse, E. G. de: Descartes y la Pedagogía.- Pró, D. F. y Silva, J. C.: Filosofía realista de la educación argentina.- Santos, D.: Pedagogía como ciencia autónoma.- Stefanini, L.: L'educazione umana nel sistema esistenzialistico. [177]

XII. Historia de la filosofía. Presidente: Prof. Nimio de Anquín, Universidad Nacional de Córdoba.- Relator: Boda, L., Comunicación: Sobre la Metafísica de Nietzsche.- Carvalho, J.: Pedro da Fonseca, precursor de Suárez.- Della Volpe, G.: La critica aristotelica della "diairesi" platonica.- Estiú, E.: Influencia de Kant en la autonomía del conocimiento filosófico.- Gramajo, M. T.: El ideal de santidad en San Juan de la Cruz.- Labrousse, R.: Libre albedrío tomista y siervo albedrío luterano.- Mondolfo, R.: El hombre como sujeto espiritual en la filosofía de los griegos.- Mueller, G.: The Platonic Aristotle.- Raffo Magnasco, B.: Bien común y política en la filosofía de Santo Tomás.- Sciacca, M. F.: I due idealismi.

Viernes 8 de Abril [de 1949]

II. Situación actual de la filosofía. Presidente: Dr. Eugenio Pucciairelli, Universidad Nacional de La Plata.- Relator: Aron, R., Comunicación: Présence de la philophie.- Berger, G.: Les discussions des philosophes.- Blondel, M.: Le devoir intégrale de la philosophie.- Cerf, W.: Logical Positivism and Existencialism.- Croce, B.: La filosofía come storicismo.- Hyppolite, J.: Vie et philosophie de l'histoire chez Bergson.- Jaspers, K.: Die Situation der Philosophie heute.- Le Senne, R.: La science de l'homme et la philosophie.- Marías, J.- La razón en la filosofía actual.- Martins, D.: Valor humano da filosofía.- Zucchi, J. H.: Sobre lo sistemático en filosofía.

IX. Filosofía de la historia, la cultura y la sociedad. Presidente: Dr. César E. Pico, Universidad de La Plata.- Relator: Baldrich, E., Comunicación: Libertad y determinismo en el advenimiento de la sociedad política argentina.- Davis, H. E.: El sentido de América en la Historia.- Palacios, E.: La ideología de de Bonald.- Pico, C. E.: Los usos, causa formal de la sociedad.- Poviña, A.: La idea sociológica de “comunidad”.

XIII. Filosofía argentina y americana. Presidente: Dr. Juan Carlos Zuretti, Universidad de Buenos Aires.- Relator: Carneiro Leao, A., Comunicación: A funçao do positivismo na evoluçao do pensamento brasileiro.- Caxtex, A.: Alberdi y el historicismo.- Luque Colombres, A.: La enseñanza de la filosofía en la Universidad de Córdoba durante los últimos años de la dominación española. Peña, R.: La enseñanza de la filosofía en la Universidad de Córdoba durante el período jesuítico.- Pueyrredón, A.: La enseñanza de la filosofía en la Universidad de Córdoba bajo la regencia franciscana.- Washington, D.: Vicente Licinio Cardozo. Um capítulo desconhecido da historia da filosofia.- Zuretti, J. C.: Algunas corrientes filosóficas en Argentina durante el período hispánico. La llamada filosofía moderna.

Ponencias finales del Congreso

Lectura de las ponencias finales por el Presidente del Comité Ejecutivo
del Primer Congreso Nacional de Filosofía, Dr. I. Fernando Cruz

Señores Congresales:

Deseo haceros conocer el texto definitivo que, como resultado de un detenido estudio de las ponencias presentadas al Primer Congreso Nacional de Filosofía, ha sido aprobado por esta Presidencia de acuerdo con el informe de la Secretaría Técnica y a manera de síntesis del ambiente en que se han desarrollado las deliberaciones.

El citado informe en mérito al número importante y valioso de las sugestiones llegadas, ha aconsejado la conveniencia de refundirlas en las siete ponencias que paso a leer. Advierto que por no caber la discusión en esta Asamblea Plenaria, las mismas serán sometidas a vuestra confirmación ulterior. Asimismo hago constar que algunas ponencias, por haber sido presentadas demasiado tarde, han llegado a esta Presidencia sin el informe de la Secretaría Técnica y, por tanto, devueltas a este Organismo para que, una vez estudiadas, se eleven a la consideración de la Junta Permanente de Congresos Nacionales de Filosofía. [178]

Ponencia 1: «El Primer Congreso Nacional de Filosofía, después de haber abordado en diálogo cordial y fecundo los problemas más fundamentales e inquietantes para el espíritu humano, recomienda la necesidad de fomentar el intercambio de ideas filosóficas entre los hombres de estudio de todas las naciones, en un ambiente de mutua y libre comprensión, considerando especialmente que deben arbitrarse los medios para que los países de América marchen a la vanguardia en la prosecución de esa tarea.»

Ponencia 2: «El Primer Congreso Nacional de Filosofía afirma su adhesión al principio de que la verdad metafísica que persigue y descubre la investigación filosófica, trasciende por conocimiento cierto las circunstancias históricas en que es definida, pero que ella también debe ser conjugada con los grandes problemas nacionales y las urgencias humanas de la hora presente.»

Ponencia 3: «El Primer Congreso Nacional de Filosofía interpretando el ambiente en que sus discusiones se han movido, y la coincidencia de numerosas ponencias, en busca de una interpretación integral del ser humano, afirma, que además de lo corporal, que explica su radicación en el mundo, es necesario el espíritu que explica su destino trascendente, el Ser Supremo, al que debe llegar con su acción libre.»

Ponencia 4: «El Primer Congreso Nacional de Filosofía, conforme al texto de su nacionalización, propone el establecimiento de una Junta Permanente de Congresos Nacionales de Filosofía, cuya integración provisional, ad referendum del Poder Ejecutivo Nacional, será la siguiente:

Comité ejecutivo. Dr. Luis Felipe García de Onrubia, Universidad de Buenos Aires; Dr. Héctor Llambías, Universidad Nacional de La Plata; Prof. Nimio de Anquín, Universidad Nacional de Córdoba; Prof. Jorge H. Zuechi, Universidad Nacional de Tucumán; Prof. Ricardo Pantano, Universidad Nacional de Cuyo; Dr. Absalón D. Casas, Universidad Nacional del Litoral.

Comision asesora: Los Decanos de las siete Facultades de Humanidades del país.

Esta Junta funcionará con recursos propios, bajo la dependencia de la Subsecretaría Universitaria del Ministerio de Educación. Asimismo, se recomieda que los Congresos Nacionales se realicen cada cuatro años, en la sede universitaria que fije la Junta Permanente.»

Ponencia 5: «El Primer Congreso Nacional de Filosofía propone la creación de una Oficina Nacional de Información Filosófica, bajo la dependencia de la Subsecretaría Universitaria del Ministerio de Educación, encargada de difundir en el extranjero la producción filosófica argentina y realizar intercambio de información bibliográfica con centros similares del exterior.»

Ponencia 6: «El Primer Congreso Nacional de Filosofía propone la creación de un Centro de Altos Estudios Filosóficos, bajo la dependencia de la Subsecretaría Universitaria del Ministerio de Educación, con las siguientes funciones:

a) Actuar en carácter de Sociedad Argentina de Filosofía para colaborar con los organismos internacionales en la realización de los Congresos internacionales de Filosofía;

b) Fomentar la investigación filosófica por parte de los estudiosos argentinos y obtener los materiales para que ella sea posible mientras no se cuente en el país con las fuentes necesarias;

c) Establecer el intercambio regular de profesores e investigadores argentinos con universidades y centros similares de altos estudios de Europa y América;

d) Crear un gran repositorio bibliográfico especializado en filosofía –con servicio anexo de microfilm– que procure obtener también colecciones de las principales revistas filosóficas y recibir las que periódicamente aparecen; [179]

e) Iniciar la publicación de la «Biblioteca Argentina de Filosofía» constituida por una Colección de «Clásicos de la Filosofía», en ediciones críticas, y otra «Colección de Obras y Documentos», para la Historia del Pensamiento Filosófico Argentino.

Como primera etapa en la labor del Centro de Altos Estudios Filosóficos, el Congreso recomienda se acepte el ofrecimiento del Instituto de Estudios Filosóficos de la Universidad de Roma, formulado en la Sesión inaugural.»

Ponencia 7: «El Primer Congreso Nacional de Filosofía comprueba que la actuación de los universitarios argentinos, además de poner de relieve la existencia de vocaciones genuinas por los estudios desinteresados, es un índice del arraigo de la filosofía en Argentina, a cuyo desarrollo ha contribuido la labor silenciosa de las Facultades de Filosofía y Letras que han tenido la responsabilidad de la formación de un profesorado idóneo y culto. En consecuencia, expresa el anhelo de ver confirmadas en su jerarquía y en su autonomía propia las disciplinas filosóficas dentro de la actual estructura universitaria y en el espíritu humanista de nuestra cultura occidental.»

Señores Congresales:

Están sometidas a la confirmación de esta Asamblea.

Ponencia 8: «En consonancia con una de las ponencias que acabo de leer, la cual proclama que la filosofía, si bien tiende su mirada hacia el mundo puro y límpido de las ideas, no puede desentenderse de la realidad, desde el seno de la cual el filósofo, que lo es a partir de ser hombre, las elabora y las eleva, propongo a esta Asamblea un recuerdo y un homenaje a todos los argentinos que desde antes de nuestra primera nacionalidad, la pensaron y la proyectaron hasta la realidad, combatiendo y sufriendo por ella y organizándola más tarde con fidelidad según su leal saber y entender, y que después, en forma anónima o personal, han seguido escrutando su destino y elaborando sus nuevos programas de acción; a los que, en fin, han pensado en su soledad para el bien de esta Argentina que sentimos afianzar como nunca en el concierto de las naciones soberanas; para todos ellos, propongo que en su homenaje y en su recuerdo la Asamblea se ponga de pie.»


www.filosofia.org Proyecto Filosofía en español
© 2008 www.filosofia.org
Primer Congreso Nacional de Filosofía
Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofía
1940-1949
Hemeroteca