Diccionario soviético de filosofía
Ediciones Pueblos Unidos, Montevideo 1965
página 95

Cualidades primarias y cualidades secundarias

Términos que se usan para diferenciar las cualidades (propiedades) de las cosas tomando por índice el de la objetividad. Fueron introducidos por Locke, pero con anterioridad habían establecido semejante diferenciación Demócrito, Galileo, Descartes y Hobbes. Locke consideraba como cualidades primarias u objetivas –entre otras– el movimiento, la impenetrabilidad, la densidad, el encadenamiento de las partículas, la figura y la extensión. Según Locke, las cualidades secundarias o subjetivas (color, olor, sabor y sonido) «no se hallan en las cosas mismas» y dependen de las cualidades primarias. Semejante criterio tiene su explicación en el carácter mecanicista del materialismo de Locke. Todas las propiedades que no se podían aclarar desde el punto de vista de la mecánica se declaraban secundarias, explicables únicamente por la organización y los estados del sujeto También se designan como cualidades subjetivas por confundir la existencia objetiva de las cualidades con su grado de adecuación y con su forma de reflejo en la conciencia, así como por no comprender el papel especial del pensamiento en el reflejo de las cualidades de las cosas. Los idealistas subjetivos George Berkeley, David Hume y otros, aprovechando la inconsecuencia del materialismo metafísico, también incluían en la categoría de las cualidades subjetivas las cualidades primarias. El materialismo dialéctico niega la división de las cualidades de las cosas en objetivas y subjetivas.


www.filosofia.org Proyecto filosofía en español
© 2001 www.filosofia.org
  Soviético
Enciclopedias