El Sol
Madrid, sábado 27 de febrero de 1932
 
año XVI, número 4.539
página 2

A. H.

Cuestiones sociales

Karl, Mauricio: «El comunismo en España. Cinco años en el partido. Su organización y sus misterios.» Madrid. 5 pesetas.

El autor de este libro, sin duda interesante, se dice que prestó servicio durante cinco años en España como agente secreto del servicio Internacional. No tenemos elementos de juicio para dudar de tal afirmación. Con éste o con otro cargo, es indudable que conoce bastante bien el ambiente que en su libro refleja, y que las organizaciones, tanto sindicalistas como las comunistas, le son familiares.

Aunque inicia su relato afirmando que no se propone lanzar acusaciones contra nadie, y, en efecto, mantiene tal propósito bastante bien, es preciso reconocer que de su libro se deducen enseñanzas que deberán ser tenidas en cuenta por los que tienen el deber de estar enterados de estas cuestiones.

Mauricio Karl, espía internacional, se ha sentido ganado por el ambiente español, y mientras estudiaba la trama que forman los Sindicatos y las organizaciones comunistas con la frialdad del extranjero que nada juega en ello, se ha sentido emocionado ante el peligro que podría representar para España un mal que en su iniciación pudiera ser corregido sin más que emplear un poco de tacto por parte de los gobernantes. Ve un grave peligro en el perfecto desconocimiento que se tiene en las esferas oficiales de las organizaciones sindicalistas y comunistas, y llama la atención sobre esto. Creemos que se muestra sobrado pesimista. Suponemos que en los centros gubernamentales sabrán de tales asuntos algo más que lo que él dice en su libro. Quizá sepan algo de lo que él calla, aunque lo oculten.

Nos dibuja Karl en su libro, con cierta novedad, a varios de los jefes sindicalistas y comunistas, y dedica algunas páginas a hablarnos del sombrío y pavoroso hilo que los mantiene unidos con Rusia, a la que obedecen en todo, y con la que cuentan para la preparación de sus movimientos. De allí, según Karl, les llegan a las organizaciones españolas órdenes y «elementos» precisos para la lucha.

Según dice, los tres centros más fuertes de estas organizaciones son Barcelona, Sevilla y Bilbao. Después están Zaragoza y Asturias. Pone de relieve los antagonismos que separan, al menos que separaban hasta que él salió de España, a los diversos jefes, y nos habla de las razones que ahondan tales rivalidades, enconadas y trágicas.

Afirma que el movimiento comunista en España, siguiendo las tácticas que ordena Rusia, tiene una trayectoria peligrosa y gravísima, que les dará el triunfo si no les sale al paso. Primero, los comunistas se están filtrando en las organizaciones y promoviendo huelgas sin sentido, con el fin de arruinar la industria. Igual método, aplicado a los campos, hunde la producción, y todo ello depaupera la economía, provoca el hambre y el descontento, y cuando esto sea un hecho, será el momento de dar la acometida final, con ambiente propicio, y, según ellos, éxito seguro.

Nada de esto es nuevo; pero Karl lo dice con tales garantías de seguridad, que merece su libro ser leído, y algunas cosas tenidas muy en cuenta.

A. H.

Imprima esta pagina Informa de esta pagina por correo

www.filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2011 www.filosofia.org
Mauricio Karl / Mauricio Carlavilla
1930-1939
Hemeroteca