El Criterio Espiritista, revista mensual
Madrid, marzo de 1869
 
año II, número 7
páginas 129-132

Sección oficial

Sociedad Espiritista Española

Sesión del 13 de marzo de 1869

Abierta a las nueve de la noche bajo la presidencia de ALVERICO PERÓN, y presentes los Sres. LOZANO, CUBAS, ALDANA, MÉNDEZ y RODRÍGUEZ, TORRES, VILLANUEVA, KOSISCKI, TORRIENTE, HUELBES, PASTOR y BEDOYA, USERA y GIMÉNEZ, TORRES y GONZÁLEZ y el Secretario TEJADA, dióse lectura al proyecto de reglamento, hecho por la comisión reformadora nombrada en la sesión anterior, proyecto que después de aprobado en su totalidad fue puesto a discusión por artículos, aprobándose en la forma siguiente:

Reglamento de la
Sociedad Espiritista Española

CAPÍTULO PRIMERO.
OBJETO Y CONSTITUCIÓN DE LA SOCIEDAD.

Artículo 1.º Con el objeto de estudiar el Espiritismo, o lo que es lo mismo, los fenómenos y manifestaciones que patentizan la comunicación del mundo invisible con el visible, se constituye una asociación científica denominada Sociedad Espiritista Española.

Art. 2.º La Sociedad se coloca bajo la protección del espíritu elevadísimo de Sócrates, a quien elige por guía en su difícil estudio.

Art. 3.º El lema de la Sociedad será «El bien ha de hacerse porque es bien.» «Toda acción produce consecuencias análogas a su índole.»

Art. 4.º La Sociedad, consecuente con su lema y su carácter puramente científico, no se ocupará en ningún caso de cuestiones políticas, ni de actos o controversias religiosas, a fin de evitar todo pretexto a que se le dé ninguna de estas calificaciones: su fin es, tan sólo, obtener por el estudio del Espiritismo el progreso científico y moral de la humanidad.

Art. 5.º La Sociedad no podrá en tiempo alguno ser disuelta, refundida ni anexionada a otra, de cualquier carácter que sea.

El domicilio de la Sociedad se fija en Madrid.

CAPÍTULO II.
DE LOS SOCIOS.

Art. 6.º La Sociedad se compondrá de un número ilimitado de socios de ambos sexos.

Art. 7.º Los socios se dividen en cinco clases: honorarios, de mérito, residentes, de entrada y corresponsales.

Art. 8.º Para ser admitido socio es indispensable reunir las condiciones siguientes:

1.ª Acreditar su fe y conocimientos Espiritistas, teniendo presente que el Espiritismo es compatible con toda religión que tenga por base la creencia en un Ser Supremo y en seres inmortales y personales, creación de este Supremo Ser.

2.ª Solicitar por escrito el ingreso con el apoyo y responsabilidad de tres socios residentes, honorarios o de mérito.

3.ª Informe favorable del Consejo directivo.

4.ª Obtener mayoría relativa, en votación secreta, en la sesión en que se lea el dictamen referente a la admisión.

5.ª Cumplir con los deberes que el Reglamento impone a la clase a que debe pertenecer.

Art. 9.º Para ser socio honorario se necesita ser propuesto por cinco individuos, informe favorable del Consejo directivo y mayoría relativa de votos.

Art. 10. Son considerados como socios de mérito los médiums, sin distinción de sexos, que presten el uso de su mediumnidad en las sesiones, en cuyo concepto están exentos del pago de toda cuota, pero teniendo voz y voto en las deliberaciones de la Sociedad.

Art. 11. Para la declaración de socio de mérito nombrará el Consejo directivo una Comisión especial, que proponga en vista de los datos y antecedentes que adquiera.

Art. 12. Los socios residentes tienen voz y voto en las discusiones de la Sociedad.

Art. 13. Son socios residentes todos los actuales; y lo serán del mismo modo los de entrada que al año de su ingreso hayan probado su asiduidad y buen deseo, contando menos de diez faltas de asistencia inmotivada a las sesiones, desde la fecha de su ingreso en la Sociedad.

Art. 14. Los socios de entrada deberán solicitar su ingreso como residentes al año de su elección, entendiéndose que el que no lo haga trascurrido un mes después del año, renuncia a sus derechos de tal. Estos socios tienen voz, pero no voto, en las deliberaciones de la Sociedad, y pagarán las cuotas que marca el art. 40.

Art. 15. Son socios corresponsales todos los no residentes en Madrid que acrediten pertenecer a cualquiera de los círculos espiritistas nacionales o extranjeros, y además los que llenen las condiciones que se fijan en el art. 8.º.

Art. 16. Cuando los corresponsales trasladen su residencia a Madrid, podrán pasar a de entrada sin más requisito que el aviso previo, y abono de las cuotas de ingreso y mensuales.

Art. 17. Las diferencias nominales de los socios no tendrán más alcance que el de clasificarles; pero todos son iguales en consideración.

Art. 18. Cada socio recibirá al ser nombrado la tarjeta de presentación y un ejemplar del Reglamento a cambio de un recibo, que se canjeará si deja de ser socio por los documentos citados.

Art. 19. El socio que residiendo en Madrid dejase de asistir a cuatro sesiones consecutivas sin previo aviso, se entiende voluntariamente separado de la Sociedad.

Art. 20. La cualidad de socio se perderá por voluntad, por satisfacer las cargas de la Sociedad con más de un mes de atraso, o por actos que merezcan el que la Sociedad acuerde su expulsión; este último sensible caso no tendrá lugar sino cuando el socio sea una perturbación notoria para la marcha de la misma.

CAPÍTUL0 III.
DEL CONSEJO DIRECTIVO.

Art. 21. El Consejo directivo se compondrá de un Presidente y ocho vocales, cuyos cargos serán Vicepresidente, Secretario general. Contador, Tesorero, dos Secretarios de comunicaciones y dos de actas.

Art. 22. La elección de los cargos se hará en votación secreta y por mayoría relativa.

Art. 23. La duración de los cargos será de un año, pudiendo ser reelegidos indefinidamente.

Art. 24. Las atribuciones de cada uno de estos cargos serán las que indican sus denominaciones, a más de las que señala este Reglamento.

Al cargo de Secretario general es inherente el título de Presidente honorario.

Art. 25. El Secretario general tendrá a su cargo la secretaría del Consejo directivo, la Biblioteca, el Archivo, la dirección de las oficinas, el sostenimiento de las relaciones de la Sociedad con las nacionales y extranjeras y los espiritistas que entablen correspondencia con ella; autorizando también con su firma, en unión del Presidente, todas las comunicaciones y documentos de la Sociedad.

Art. 26. El Consejo directivo elegirá entre los socios, cuando lo juzgue necesario, una comisión permanente coadjutora.

Art. 27. Podrán nombrarse uno o varios Presidentes honorarios, cuando la Sociedad lo juzgue oportuno, siempre que esta distinción recaiga en individuos que por sus relevantes méritos o trabajos en pro del Espiritismo sean acreedores a ello.

Art. 28. El Consejo directivo, además de ocuparse de los asuntos administrativos de la Sociedad, debe examinar los trabajos y temas de estudio que propongan los socios, para aprobarlos o desaprobarlos, preparar las sesiones y fijar su orden.

CAPÍTULO IV.
DE LAS SESIONES.

Art. 29. El Consejo directivo se constituirá en sesión ordinaria una hora antes de la apertura de los estudios para el examen de los asuntos corrientes. También celebrará las extraordinarias que estime oportuno. Para la celebración de unas y otras bastará la asistencia de cuatro individuos.

Art. 30. En las sesiones de la Sociedad reinará el orden y recogimiento más completos: las cuestiones se tratarán con gravedad y respeto, absteniéndose los concurrentes de cambiar de sitio, fumar, entablar diálogos o distraer en modo alguno la atención. Cada socio tendrá su asiento, que permanecerá vacío en su ausencia.

Art. 31. Todas las cuestiones que se traten tendrán por objeto el bien y adelantamiento universal, quedando terminantemente prohibida toda evocación particular o pregunta pueril, inoportuna o que tienda a someter a pruebas a los Espíritus.

Art. 32. Cada socio tiene derecho a presentar por escrito al Consejo directivo las preguntas o cuestiones que desee, no saliendo de las condiciones que expresa el artículo anterior; pero sometiéndolas al examen del Presidente, quien, en uso de sus facultades, puede admitirlas o suspenderlas con absoluta libertad en el momento, dando cuenta, caso de negativa, en la sesión inmediata.

Art. 33. El Consejo directivo nombrará cada mes tres socios encargados de la comprobación del derecho de entrada de los individuos en el local de la Sociedad.

Art. 34. Las sesiones de estudio u ordinarias se verificarán todos los sábados, siendo su orden el siguiente:

1.º Lectura y aprobación del acta en la sesión anterior.

2.º Despacho ordinario.

3.º Lectura de las comunicaciones obtenidas en la última sesión.

4.º Lectura y comentario de alguna obra de Espiritismo o comunicaciones instructivas.

5.º Evocación del Espíritu protector de la Sociedad para que designe los que hayan de comunicarse entre los que lo deseen o sean llamados.

6.º Ejercicios para el desarrollo de las diversas facultades medianímicas.

7.º Disertación medianímica sobre un punto de doctrina.

8.º Evocaciones de Espíritus determinados para el estudio de asuntos de interés general, y las particulares autorizadas por el Consejo.

9.º Acción de gracias a los buenos Espíritus que hayan ayudado en los trabajos.

Art. 35. No se podrá leer en las sesiones ninguna comunicación obtenida fuera de la Sociedad, sin la aprobación previa del Consejo directivo. En el archivo quedará copia de todas las comunicaciones que se lean en las sesiones.

Art. 36. También habrá sesiones administrativas, que se celebrarán una vez cada año, para dar cuenta de la gestión de los asuntos e intereses sociales, y siempre que sea necesario para la elección de los cargos del Consejo o cualquier otro asunto de régimen interior que pueda presentarse, por acuerdo del Consejo directivo, o petición firmada por cinco socios.

Art. 37. A las sesiones administrativas sólo pueden asistir los socios. A las ordinarias o de estudio podrán concurrir los Espiritistas de las provincias o del extranjero, mediante un permiso especial del Presidente, del que dará conocimiento a la Sociedad. Los oyentes no podrán entrar en el local una vez empezada la sesión.

Art. 38. Todo acuerdo tomado treinta minutos después de la hora de la citación a las sesiones, será válido, cualquiera que sea el número de los socios asistentes.

CAPÍTULO V.
DISPOSICIONES GENERALES.

Art. 39. La falla de asistencia de un socio a las sesiones, sin previo aviso, se multará con la cantidad de 2 rs., y la de puntualidad, entendiéndose ésta el retraso de más de treinta minutos, con la de uno.

Art. 40. Para atender a los gastos sociales, contribuirán los socios residentes con la cuota mensual de 10 rs., y los de entrada con la de 8, abonando éstos a su ingreso la de 40.

Art. 41. Todo socio tiene derecho a proponer el ingreso en la Sociedad de su esposa, hija, madre o hermana; y caso de acordarse la admisión, sólo satisfará media cuota más mensual por individuo.

Art. 42. El año social empezará el día 28 de Diciembre, aniversario de la fundación de la Sociedad, destinándose para la elección de cargos la primera sesión del mismo mes.

Art. 43. La Sociedad reconoce como su órgano El Criterio Espiritista, fundado por Alverico Perón, destinándose el máximum de cuatro páginas de dicho periódico a Sección oficial, en la que se inserte lo que acuerde el Consejo directivo, a excepción de los anuncios, que tendrán cabida en el lugar correspondiente. Dicho servicio es gratuito, y la Sociedad no responde sino de lo que se publique en esta sección.

Art. 44. Si excedieran los ingresos de la Sociedad a sus gastos, se acordará en sesión administrativa su empleo, teniendo en cuenta el fin de la doctrina espiritista.

Art. 45. El Consejo directivo cuidará del establecimiento de cátedras públicas en el local de la Sociedad, explicadas por los socios residentes u honorarios que lo soliciten y obtengan autorización del mismo.

Art. 46. Todos los individuos de la Sociedad le deben su concurso. Por tanto, se les invita por medio del Reglamento a recoger, en su círculo respectivo de observaciones, los hechos antiguos o modernos que puedan tener relación con el Espiritismo, y presentar su descripción a la Sociedad, haciendo constar todos los datos posibles, a fin de acreditar su mayor o menor autenticidad.

Quedan también invitados a llamar la atención sobre todas las publicaciones que puedan tener relación más o menos directa con el objeto de los trabajos de la misma.

Art. 47. La Sociedad hará un examen crítico de las diversas obras publicadas sobre el Espiritismo, cuando lo juzgue a propósito, por medio de comisiones que nombrará ad hoc el Consejo directivo.

Art. 48. La Sociedad creará una Biblioteca especial compuesta de las obras que adquiera, que lo mismo que el Archivo podrán consultar todos los socios en el local de la Sociedad en los días y horas que se señalen por el Consejo directivo.

Art. 49. Ningún socio podrá en sus escritos o publicaciones tomar el nombre de la Sociedad sin previa autorización, que no se podrá conceder sino después del examen crítico del escrito hecho en la forma que dice el artículo 47, y obtenida la aprobación de la Sociedad.

Madrid 13 de Marzo de 1869.

Procedióse en seguida a la elección secreta de cargos, prescrita en el art. 21 del reglamento ya vigente, y del modo señalado en el 22 del mismo, resultando elegidos:

Presidente.
Alverico Perón.

Vicepresidente.
Vicente Torres y González.

Secretario general.
Gabriel de Usera y Giménez.

Contador.
Ladislao Kosiscki.

Tesorero.
J. Guillien.

Secretarios de comunicaciones.
1.º Manuel González Ordoñez.
2.º Carlos Segovia y Cabañero.

Secretarios de actas.
1.º Diodoro Tejada.
2.º Baldomero Villegas.

Hecha la elección de cargos, varios socios presentaron una proposición en virtud de la cual pedían se confiriera una presidencia honorífica a ALLAN KARDEC, otra a D. ANTONIO MARÍA SEGOVIA y dos más a favor de los señores ALVERICO PERÓN y ÁNGEL ALONSO MARTÍNEZ, muerto este último siendo Vicepresidente de la Sociedad, proposición que unánimemente y sin discusión fue aprobada, confirmando también el acuerdo anteriormente tomado de dejar vacante la silla de Vicepresidente que el último ocupó durante su vida.

Y finalmente, se dio cuenta de una comunicación del Centro Espiritista de Sevilla, en la que cariñosa y fraternalmente saludaba y felicitaba a sus hermanos de la ESPAÑOLA DE MADRID, levantándose la sesión a las doce y media.

El Secretario,
DIODORO TEJADA.

Imprima esta pagina Informa de esta pagina por correo

filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2014 filosofia.org
 
1860-1869
Hemeroteca