Filosofía en español 
Filosofía en español

Filosofía de la Historia

[ 441 ]

Determinaciones de la idea de Historia como predicable de sujetos humanos

Nos atendremos a la doctrina de Porfirio de los cinco predicables (género, diferencia, propio y accidente).

Predicación (de la historia al hombre) según el género: El predicado dice algo esencial al sujeto, pero no dice toda su esencia sino sólo una parte de ella y además común a nuestros antepasados homínidas e incluso a nuestros antepasados primates, y aun mamíferos o vertebrados. La «historia del hombre», se nos determina como un episodio de una historia (natural, evolutiva) de los primates (o de los mamíferos, o de los vertebrados).

Predicación según la diferencia: Toma como diferencia específica del hombre, respecto de otras especies del género homo (austrolopithecus, pithecanthropus, &c.), precisamente a la historia. Así, E. Quinet (La creación).

Predicación según el propio. Interpreta el predicado de la historia como esencial al hombre, sin obligarnos a predicarlo a todas sus partes. «Propio» se toma aquí en la tercera acepción (lo que conviene a todo el sujeto, sólo al sujeto, pero no siempre): la historia es propia del hombre, es decir, sólo del él y afectándole a todo él, pero no siempre; lo que se pretende afirmar es que la condición histórica correspondería interna y necesariamente a una etapa de la evolución humana. El primer gran ejemplo que podríamos citar es la concepción agustiniana de la historia: el hombre adquiere la propiedad de ser histórico como consecuencia de su caída, de su pecado original y «sale» de ella en el Juicio final. La tesis de Kojève-Fukuyama se mantiene en el mismo marco, sólo que sitúa al hombre posthistórico, no en el cielo (Ciudad de Dios), sino en la Tierra.

Predicación según el accidente. Concepciones que consideran que el hombre no es un ser histórico y que la historia es un predicado accidental del hombre, cuando éste se toma en toda su universalidad. La historia no afectará a la «esencia humana», sino a regiones parciales, pero aislables, de la idea general (habrá historia de Roma, de la Unión Soviética, o del automóvil, pero no historia del hombre). La línea divisoria que separa el quinto predicable de los otros cuatro es también la línea divisoria entre dos grandes concepciones posibles del hombre, a saber, la «concepción historicista del hombre» y la «concepción antropologista del hombre».

[265-275]
{BS11 12-14 / → EIH / → CC 285-345}

<<< Diccionario filosófico >>>