Sentido de la vida y religación

[ 336 ]

Vida orgánica (biológica) / Vida humana (biográfica o política)

Las acepciones del término vida pueden agruparse, para nuestro propósito, en dos grandes grupos:

(A) Vida como vida orgánica (vegetal, animal). La vida tal como la estudian las ciencias biológicas.

(B) Vida como vida espiritual, la vida divina, como vida eterna (interminabilis vitae tota simul et perfecta possessio, de Boecio) pero también la vida humana, como vida moral, cultural, o vida afectada por sus referencias a los valores (vida, tal como aparece en acepciones como Vidas paralelas de Plutarco o incluso La vida es sueño de Calderón, o simplemente en la expresión, común en nuestros días, «vivir mi vida»).

Cuando hablamos de vida humana, sin necesidad de afirmar que ella es independiente de la vida biológica (como sostiene el espiritualismo cristiano y el propio cartesianismo) hablamos de una vida que no es reductible a la vida orgánica y ello es evidente cuando se trata de la vida social que algunos llaman por ello, superorgánica (Kroeber). Porque aunque las estructuras sociales humanas estén formadas por organismos, ellas no son organismos (como pretendió H. Spencer), ni aunque las ciudades estén compuestas de casas, ellas no son casas (pese a la pretensión de Alberti); así como tampoco los complejos formados por poliedros regulares constituyen un poliedro regular. Ni cabe el reduccionismo cuando nos referimos a las vidas individuales, es decir, a la biografía (las vidas paralelas, antes citadas): un significado de vida más cercano a lo que la filosofía existencialista de nuestro siglo llamó existencia y, en España, con Ortega, se llamó vida, por antonomasia. Las biografías no pueden reducirse a categorías biológicas (lo que no obsta a que un biólogo o un médico puedan reexponer una biografía dada manteniendo constantemente la presencia de las categorías biológicas). Pero cuando Gregorio Marañón, por ejemplo, ofrece una biografía de Tiberio o de Enrique IV, «desde un punto de vista biológico», no lleva a cabo, aunque lo hubiese pretendido, una reducción, pues no hace una historia clínica, sino una estimación de la incidencia que determinados factores biológicos pudieron tener en el comportamiento de sus biografiados, así como también, recíprocamente, la incidencia que su comportamiento (en la mesa, en la caza) pudo tener sobre sus organismos. {SV 385-386}

<<< Diccionario filosófico >>>