Libertad

[ 316 ]

Libre arbitrio

Sería un error dar como equivalentes los conceptos de libertad positiva (capacidad de hacer algo por sí mismo) [315] y de libertad de elección, puesto que hay muchas situaciones en las que, aunque parece, que hacemos algo en virtud de nuestra propia libertad de arbitrio, sin embargo, no tenemos capacidad de no hacerlo (es decir, no tenemos libertad de contradicción). Los escolásticos (Santo Tomás o Suárez) reconocieron esta posibilidad: decían que la voluntad humana quiere necesariamente, como su fin propio, el bien, incluso cuando el individuo decide ahorcarse. Para ellos no es lo mismo «actuar voluntariamente» que «actuar libremente», porque reconocían la realidad de acciones voluntarias pero no libres. Sin embargo, esta doctrina de los escolásticos ha sido puesta en duda muchas veces en nombre del mismo significado léxico positivo de la libertad, que se refiere a la capacidad de hacer algo por sí mismo, voluntariamente, independientemente de que haya o no elección: «soy libre cuando puedo hacer lo que quiero, aunque no pueda dejar de querer lo que hago.» [322-323] {SV 240}

<<< Diccionario filosófico >>>