Arnaldo de Vilanova
 
ca. 1242-1311

Arnaldo de Vilanova (ca. 1242-1311) Médico, teólogo y reformista social y religioso, contrario a la filosofía escolástica del siglo XIII, nació en Valencia entre 1235 y 1250. Estudió medicina en Barcelona, Montpellier y Salerno, donde tuvo por maestros a Juan de Calamida y a Pedro de Musadi. Además del latín, aprendió árabe y hebreo. En Montpellier estudió teología en la Escuela conventual de los dominicos. También en Montpellier profesó medicina. Es considerado el mejor médico del siglo XIII. Fue médico de tres Papas y de Pedro III y Jaime II de Aragón y de Federico de Sicilia. Asistió en su última enfermedad al rey de Aragón Pedro III. Por este servicio recibió en donación el castillo de Ollers en la cuenca de Barberá (Tarragona). Defensor de las ideas apocalípticas del abad cisterciense Joaquín de Fiore, en 1292 escribe Introductio in librum Joachim de semine Scripturarum, al que seguiría una Expositio super Apocalypsi y De adventu Antichristi. En 1299 acude a París mandado por Jaime II de Aragón para lograr un acercamiento entre el reino de Felipe el Hermoso y el de Jaime II. Arnaldo frecuenta la Sorbona y da a conocer sus ideas sobre la próxima venida del Anticristo. Es objeto de proceso por sus ideas apocalípticas. Apela al Papa, pero éste lo condena y lo manda encarcelar temporalmente. En 1301 tiene una visión sobre el futuro apocalipsis, que plasmará en su De cymbalis Ecclesiae. Envía a Benedicto XI un proyecto de reforma de la Iglesia. Insistirá en este idea ante Clemente V y Bonifacio VIII. Dominicos del sur de Francia y de Cataluña comienzan a predicar contra sus ideas escatológicas. Arnaldo responde con ataques furibundos contra la teología y filosofía escolásticas en su Gladius iugulans thomatistas. Arnaldo contempla el auge de los estudios teológico-filosóficos como un síntoma más de la progresiva secularización del mundo, que lo aleja cada vez más del ideal cristiano.Su antiescolasticismo propugna un regreso a la sencillez del Evangelio. Según él, la especulación racional a la que se consagra la teología escolástica es totalmente execrable. Condena el uso del método filosófico en la explicación de la teología. También lanza invectivas contra el clero y los nobles, porque con sus riquezas y mal ejemplo alejan al pueblo del ideal evangélico. De momento salva de sus críticas a los Papas, cifrando en ellos todas sus esperanzas de reforma religiosa. Pero tras comprobar que tres Papas desoyen sus consejos, sus ideas obtienen buena acogida por parte del rey Fadrique de Sicilia, quien llevó a la práctica algunas de las medidas reformistas propuestas por Arnaldo. Éste había propuesto a la Virgen María como modelo para la reina; habría que perseguir a los herejes; confinar a judíos y musulmanes en sus viviendas, marcarlos con una señal y obligarlos a oír la predicación cristiana; emprender guerra contra los musulmanes de Granada y fundar colegios de lenguas orientales para formar misioneros.

Tradujo al latín un tratado médico de Costa ben Luca; a través de versiones arábigas, entró en contacto con la medicina clásica; escribió un tratado integral de medicina, el Breviarium practicae a capite usque ad plantam pedis; comenta el Regimen salernitanum y traduce del arábigo. Contradice a Galeno y Avicena y, contra el peripatetismo de éstos, defiende una práctica empírica de la medicina.

Tiene una visión fantástica de la naturaleza, atribuyendo muchos de los fenómenos naturales al spiritus o fuerza vital que informa todo ser natural. Combate la hechicería (Libellus de improbatione maleficiorum), pero introduce el ocultismo y la astrología en la medicina. Muere en un naufragio frente a Génova en 1311.

Obras médicas de Arnaldo de Vilanova:

Obras teológicas y reformistas de Arnaldo de Vilanova:

Bibliografía sobre Arnaldo de Vilanova:

JAHE   Informa de esta pagina por correo
www.filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2007 www.filosofia.org
www.lechuza.org
averiguador