Filosofía en español 
Filosofía en español

Epistolario

Carta de Rufino Blanco Fombona a Miguel de Unamuno

Scheveningen, 16/8/907

Sr. D. Miguel de Unamuno
Rector de la Universidad
Salamanca

Distinguido amigo:

Aquí, a esta playa de Holanda donde veraneo, me llega como una ráfaga de cosas de mi tierra la carta de usted. Lamento que no recibiera usted los Documentos para la vida pública del Libertador, que le hice enviar hace tiempo de Venezuela. Averigüe en el correo español; que yo lo haré en América. Pero en todo caso diríjase al Ministro de Fomento (en Caracas) que es el Sr. J. M. Herrera Yrigoyen. Yo también le escribo a este señor, por medio de cuyos hijos hice a usted el envío.

No quisiera que se pusiera usted a escribir versos sobre los hombres de la revolución americana y le diré por qué. Primero porque usted me parece sobre todo el tipo opuesto del señor que no comprende: usted es un espíritu hospitalario por inteligente, por comprendedor, analizador y gozador despreocupado de las más opuestas ideas, de las más opuestas obras, de los hombres más opuestos. Poseyendo este don -raro en el mundo y rarísimo en nuestra raza violenta y pasional- y de una lógica irracional, me parece una locura que no lo aproveche en estudios sobre el hombre o los hombres que, enemigos acérrimos de la patria española, probaban hasta con el fervor de su odio que eran hijos de España hasta la médula de los huesos.

Sentiría asimismo que usted se pusiera a escribir versos sobre Bolívar, Sacre, San Martín, Miranda, & porque hace un siglo no escampa la lluvia de (atroces) versos sobre los grandes hombres… y sin embargo todavía no los conocemos. Cree usted natural que en vez de estudiarlos nos hayamos puesto a cantarlos? Y no comprende usted mi horror mando a uno de los pocos hombres que pudiera comprenderlo: y explicarlos se le ocurre la idea de ponerse a gritar en verso?

Usted tiene la facultad de sacar y sugerir cien distintas ideas alrededor del mismo tema. Qué no haría, pues, usted en presencia de la vida y del cerebro portentosos de Simón Bolívar. Usted ha visto al Libertador a vuelo de pájaro. Y sin embargo ha dicho dos o tres frases de verdad. Qué será cuando lo conozca! Y es menester que usted lo conozca.

Yo le voy a poner aquí una lista de las obras indispensables para conocer y estudiar al Libertador:

Vida de Bolívar, por Felipe Larrazábal
Memorias de O'Leary (inglés, más de 30 vols.)
Documentos pa. la Vida pública del Libertador, por Blanco & Azpurúa
Memorias del Gral. Rafael Urdaneta
Memorias del Gral. Mosquera (granadino)
Memorias de Posada Gutiérrez (id.)
Memorias del Gral. Miller (inglés)
Autobiografía de Páez
Diario de Bucaramanga, por Lacroix (francés)
Memoirs of Simon Bolivar, by Ducoudray Holstein

Y la historia general de todas las Repúblicas de Sur-América (época de la Revolución) sobre todo de Venezuela, Nueva Granada, Ecuador, Perú, Bolivia. También le convienen las obras de Don Arístides Rojas (venezolano).

Muchos de estos libros se los pueden enviar de Caracas y de Bogotá sus amigos de aquellas capitales. Para lo de Venezuela escríbale a Herrera Yrigoyen, Pedro-Emilio Coll y Picón Febres, ambos los sé muy amigos y afectos a usted.

Escríbame siempre a este respecto porque yo también lo puedo ayudar.

Yo celebro mucho también el que nos hayamos puesto de nuevo en correspondencia. Vea lo que nos ha unido: lo que debe estrechar más y más a nuestros pueblos: el mismo hombre que los dividió.

Suyo.

R. Blanco-Fombona

No he recibido su volumen de versos. Aunque lo conocía lo espero.

[Tomada de Marcos Falcón Briceño,Cartas de Blanco-Fombona a Unamuno, Ed. Arte, Caracas 1968]