Tribunal de honor

ACTA


Constituidos en Tribunal de honor unilateral en el salón del Diario Universal, y bajo la presidencia del excelentísimo señor conde de Romanones, en unión de los señores coroneles de Ejército D. Ubaldo Romero Quiñones y D. Joaquín Romero Marchen; comandante y capitán de Infantería D. Evaristo Magia de Polanco y D. Francisco Peralta Suárez, con el carácter este último de secretario, para emitir el dictamen y fallo solicitado por el Sr. D. Benigno Varela de Prat, respecto al procedimiento usado por los señores E. Ronzier Dorcieres y Rufino Blanco Fombona, como representantes del Sr. Pierre Jan, acordaron examinar los documentos que comprobasen los hechos que impulsaron a dichos señores representantes para constituirse en Tribunal de honor y descalificar a Sr. Várela, cuyos documentos sometió el señor presidente a discusión y examen detallado, si bien renunciando a ampliar al Tribunal a la condición de bilateral, por no haberse nombrado por la parte contraria representantes según se interesó en carta y telegrama dirigidos a París el día 2 del actual, concediendo plazo prudencial para ello; circunstancia que los que suscriben lamentan, tanto más por no estimar procedente según las prácticas admitidas en Tribunales de honor, el arbitraje que se propone; no obstante someterse también al mismo examen los documentos enviados por los Sres. Ronzier Dorcieres y Blanco Fombona.

En su consecuencia, y después de un análisis detenido, acordaron, por unanimidad, que no procedía la descalificación del Sr. Várela por entender que a dicho señor no se le hizo invitación alguna para ser representado en dicho Tribunal, al objeto de fundamentar la incapacidad moral que atribuía al Sr. Pierre Jan, ni explicarse la formación de un Tribunal constituido exclusivamente por una sola de las partes, puesto que, los señores que se indican como consultados, no aparecen lo hayan sido con al carácter de miembros del Tribunal de Honor, ni asumido la responsabilidad moral que se deduce de esta muy delicada misión.

Y, considerando terminado el acto, se extiende este documento en duplicado ejemplar, para entregar uno al Sr. Várela que interesó la reunión de este Tribunal, quedando al otro en poder del señor presidente y acordándose también devolver los documentos enviados por los Sres. Rouzier y Fombona, en unión de una copia del fallo.

Madrid 7 de Mayo de 1904.—El conde de Romanones.—Ubalno Romero Quiñones.—Joaquín Romero Marchen.—Evaristo Mejía de Polanco.—Francisco Peralta Suárez.