Filosofía en español 
Filosofía en español


Entrevista del Partido del Progreso y el Socialismo de Marruecos y el Partido Comunista de España

El 28 de septiembre de 1974 tuvo lugar un encuentro entre una delegación del Partido del Progreso y del Socialismo de Marruecos y otra del Partido Comunista de España, integradas respectivamente por el camarada Ah Yata, secretario general del P.P.S. y el camarada Kahlia Maciri, y por los camaradas Ignacio Gallego y Santiago Álvarez, miembros del Comité ejecutivo y del Secretariado del PCE.

Las dos delegaciones intercambiaron informaciones sobre la situación en los países respectivos y discutieron los problemas de interés común, en una atmósfera amistosa y de franca camaradería.

El camarada Ali Yata explicó la particular significación de la unanimidad nacional lograda en Marruecos en relación con la lucha por la recuperación de Saqiat Al Hamra, Río de Oro, Ceuta, Melilla y las Islas Chafarinas. Destacó la urgencia de este problema, teniendo en cuenta los planes y maniobras del colonialismo franquista de crear en Río de Oro y Saqiat Al Hamra un Estado fantoche a su medida, por medio de la independencia formal, que no haría en realidad más que salvaguardar los intereses colonialistas e imperialistas.

El Partido Comunista de España reiteró su posición anticolonialista de principio, reafirmada en la comunicación PLSM y PCE de Julio de 1973, «por la retirada inmediata de las tropas y autoridades españolas de Río de Oro y de Saqiat Al Hamra, para que las poblaciones autóctonas de dichos territorios, incluidas las que han sido expulsadas, puedan expresarse soberana y libremente». Denunció la maniobra del Gobierno franquista de realizar un seudoreferéndum en 1975, como una opreación tendente a lograr el dominio colonial y las posiciones de los monopolios internacioales que explotan las riquezas del Sáhara. Un régimen fascista que niega a su propio pueblo los más elementales derechos políticos, no puede pretender ser el organizador de una consulta libre a la población saharaui. El P.C. de España estima que una consulta auténtica a la población de Río de Oro y Saqiat Al Hamra para que ésta ejerza su derecho de autodeterminación, exige la retirada previa de las tropas destacadas en dicho territorio por el régimen franquista y tendrá que ser organizada bajo la supervisión de la ONU con las debidas garantías internacionales.

Los dos partidos reafirmaron su posición en cuanto a la necesidad del retorno a Marruecos de Ceuta, Melilla, El Peñón de Vélez de la Gomera, Alhucemas y las Islas Chafarinas, tomándose a la vez en consideración los intereses legítimos de la población española que habita dichos lugares. Estiman que la aceleración del proceso de descolonización de los territorios marroquíes ocupados por el colonialismo franquista, facilitará la solución por la vía de las negociación de los problemas pendientes entre Marruecos y España, fortalecerá los sentimientos de amistad de los dos pueblos y reforzará las bases de una cooperación necesaria que será mutuamente ventajosa para los dos países.

En cuanto a la lucha mundial antiimperialista los dos partidos reafirmaron las posiciones aprobadas en su comunicado de julio de 1973, en particular su solidaridad con la lucha del Vietnam y con el pueblo palestino, y saludaron la caída de las dictaduras fascistas en Portugal y Grecia y las históricas victorias del movimiento de liberación nacional de Guinea Bissau y Mozambique, expresando su convicción de que Angola logrará también su independencia.