Filosofía en español 
Filosofía en español


1594 1598 1606

Libro cuarto · Caso 21

Qué se ha de hacer, si estando el sacerdote diciendo misa se cayese el cáliz y se derramase la sangre

P. si aconteciese a un sacerdote estando diciendo Misa caérsele el cáliz, y derramarse la sangre, qué se ha de hacer en tal caso. Pues ya queda dicho en el caso 17.18 de otros dos defectos que pueden acontecer en la Misa: y el remedio de ellos.

R. que si esto aconteciese por negligencia del sacerdote, que pecará mortalmente: y ha de hacer lo que manda por un decreto Pío sumo Pontífice: y demás de esto, si alguna cosa de la sangre cayó en la tierra o tabla, se ha de lamer la tierra y raerse la tabla, y lo que se rayere quemarlo, y la ceniza de ello guardarla en el sagrario, o en la pila bautismal. Si cayere sobre el altar, procure el sacerdote de sorberlo. Nota, que si algún animal se comiere la hostia consagrada, que luego inmediatamente le han de desentrañar, y sacada de allí la hostia ha de ser puesta en lugar honesto, hasta tanto que naturalmente ella se consuma, y en ninguna manera se ha de quemar, porque sería grandísimo sacrilegio, ni tampoco se ha de echar en el lugar que está dicho. Esto es de Ledesma in summario de Eucharistiæ sacramento diff. 42. col. 479. Armilla verbo Missa num. 22. adonde hallarás otras cosas buenas. Nota para este caso forzosamente los casos 62.82.86.

[ Alonso de Vega OM, Summa llamada Silva, y Práctica del foro interior, Alcalá 1594, folio 192v. ]