Triunfo
Madrid, 13 de julio de 1963
 
año XVIII, número 58
página 74

Libros

Ricardo Doménech

Sobre la esencia,
de Xavier Zubiri

He aquí que la obra de Xavier zubiri es, aunque cualitativamente importantísima, cuantitativamente escasa. Y, sin embargo, Zubiri está considerado como el primer filósofo español de hoy. Incluso hay quien lo antepone a Ortega, a quien desde luego no gana en brillantez y gracia literaria, pero sí, muy probablemente, en profundidad. Zubiri, ahora, ha publicado un libro: Sobre la esencia (Sociedad de Estudios y Publicaciones, Madrid 1962). Con ello, Zubiri –una mente despierta y rigurosa– rompe un largo silencio. Si bien es verdad que durante estos años los Cursos de Zubiri han despertado un enorme interés y han alcanzado una seria repercursión intelectual –se ha llegado a hablar de una tradición oral de la filosofía de Zubiri–, es lo cierto que este filósofo no había publicado desde 1944, año en que apareció su Naturaleza, Historia, Dios, obra que lo situó definitivamente en la primera línea de la filosofía actual. Mas su silencio desde entonces –salvo en estos importantes Cursos de que hablamos– era para muchos una causa de inquietud. Era frecuente oir esta pregunta: ¿Por qué no publica Zubiri? ¿Qué le pasa a Zubiri? Pues bien, Zubiri ya ha roto ese silencio, y lo ha hecho con una obra que de inmediato ha tenido una honda repercusión; una obra –densa y apretada– de la cual se ha agotado rápidamente la primera edición y la segunda está ya a punto de agotarse. El dato es elocuente.

A propósito de Sobre la esencia, escribe Aranguren en un sugerente artículo: «Se enfrenta en él Zubiri con toda la filosofía moderna, con todo el idealismo, el racionalista, el empirista, el existencialista, el positivista». Y se pregunta: «¿Cuánto importará a nuestros contemporáneos una obra y un autor ajenos al existencialismo, al marxismo y a la filosofía anglosajona, que no se apoya en ninguna escuela ni en ninguna fuerza? ¿Y qué grado de tolerancia tendrá el mundo filosófico actual para esta dosis masiva, para este choque de realismo?» Y termina diciendo Aranguren: «…tonifica el simple hecho de asistir a la hazaña de este hombre pequeño enfrentándose él solo, desde este pequeño rincón, con toda la filosofía contemporánea».

Estas afirmaciones y estas preguntas de Aranguren –expuestas luego de haber «situado» este libro en la historia de la filosofía y haber apuntado sus relaciones con las grandes corrientes filosóficas– dan prueba del alcance de la obra de Zubiri y definen algunas de sus características más visibles. Son igualmente una incitación –y también por ello van aquí recogidas– para la lectura de Sobre la esencia.

Es obvio que, en estas breves glosas, no cabe intentar una referencia –ni siquiera en líneas muy generales– al contenido de una obra de tan anchas dimensiones. Pero sí debe quedar constancia –y constatarlo nos resulta especialmente grato– de su aportación en el panorama, hoy tan desértico, de la filosofía española. No sabemos, como Aranguren, en qué medida importará a nuestros contemporáneos. Pero de momento una cosa es cierta: Sobre la esencia está causando un impacto, y ello no sólo en los especialistas, sino también en sectores más amplios –no mayoritarios, pero sí más amplios– de lectores conscientes.

Imprima esta pagina Informa de esta pagina por correo

www.filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2013 filosofia.org
Sobre la esencia, de Xavier Zubiri
1960-1969
Hemeroteca