Hermano Lobo
Madrid, 14 de abril de 1973
 
año 2, número 49
página 2

[ Emilio de la Cruz Aguilar ]

Las cassettes de Mc Macarra

Sobre la esencia

Yo, o sá, me mola arguna ves, t’u, puesirme porahí, masho, a ver qué hay, tú, y si se liga, oye, pues superior, tú. Y me deho a la Yaqui en su casa, o sá, que le disen er colehio menor, tú, y yo me voy a lo que sale. Luego a la shorba le digo que habido ensayo y fuera. Y si no se lo cree, puesoye, peor para eya, tú, y las reclamasione al maestro armero. Lo cuar, jodá, masho, tú, que me voya Morrisón, tú, masho, de Arapilesosá, y me pongo en la barra con un bite, que mola un huevo ya pasá er tiempo como un cabayero y si viene argo que se ligue, oye, pues lo ligo y santasosá pascuas. Yelotro día me pongo mu puesto, oye, ayí, y a guipá er personá que entraba y que salía, masho, mayormente a las jás que me truca er género y que no me canso.

Puesoye, estaba yo ayí, t’u, dando mi sorbito ar bite y me se yegan como cuatro tíass, oye, ansianass, oye, cantidá, oye, conunas pluma que paresían ave estrusess yunas pieles que les corgaban hasta er puto suelo, así una cosa, por aquí, tú, la leshe, peroye, con una gashí entre deya, máss tierna que un boyo suiso, la tía buena, conunos peyehoss, masho, que paresía un pastor, tú, del Perineo pa la parte 'e Fransia, yunas bota que le yegaban a la braga. Jó, la veo y me se hase la boca agua y comienso deseguidass a la maniobra y me hago er fransé y vo y digo: «¿Es que vusave fé pur muá». Y voy con er sigarro, tú, y conelasento, se quedan las tías notasss y va la gashi y saca un meshero, la tía, un Ronsón que valía un pico y dihe, o sá, ya la tengo ligada. Asín que me reintegro, masho, a la barra y quedo a l'aspestativa y la tía quedada conun servidor. Se devantan, tú, los cuatro esperpentoss y la cosa fina yeya me se queda mirando, como pidiendo guerra, de unas manerass que pago y me pongo, o sá, en la ruta de losalefante.

Y vaneya y crusan la caye y se meten o introdusen en un locar fardón que yo me pensaba que era un tiatro, tú, y desía yo: «Ahora sardrán los Hemelo del Sur, masho, yer Valen y todoss los tíos y nos pegan la fiesta.» Y yo ayí, ashantao, ar lado la gashí yempesando a mandá la mano loca y la tía percatada y sale un tío y dise que vamosa oir, masho, a no se quién y sale no se quién yempiesa: «La esensia y la presencia es, o sá, masomeno, como la intendensia». Y yo digo: «Bueno, tú dí lo que te sarga que yo voy a lo mío». Y ya le hago un viahe de codo a la gashí yel otro con su asunto: «La intendensia, masho, que es, o sá, tuyamentiendess, de in y luego de tendensia.» Y la tía me mira como si dihera: «¿Te das cuenta der percá, tú?». Y me recuerdo que unamigo mío dise que lo der codo, o sá, que está pasado de moda, mayormente con las jás finas y yo le contesto que según.

Yer tío, tú, tragoss de agua y venga de hablá y la murtitú de tías con plumass y peyeho, cayada que cayada, sin pescar ni una. Y ya cuando dise lo de «La potensia que viene de la sensia» yo le hago seña a la gashí como disiéndole que yo de potensia una cosa asín. Yantose eya me hurga er borso y saca una tarhetiya de visita que parese un seyo y me la da y yo le doy otra der cohunto que casi no le cabe n'er borso y digo que me voy porque el gashó que habla no se aclara. Asín que me devanto y me mira todo er personá, masho, como si acabara de asesinar a mi madre con un serrusho yun formón. ¡Jodá, qué hente! Yantose, como todo er mundo se caya me parese que tengo que desí algo y digo, con musha simpatía: «Ustés disimulen, pero no me puedo quedá ar fin de fiesta». ¡La leshe, qué carass!… Luego miro la tarhetiya de la tía y dise: «Marquesiya de Percate». Ya verremos, o sá, como se dá. Y luego miro ener tablón der jol y pone: «Hoy, Savié Subiri». Y le digo ar carté: «¡Hala, masho, cómo t'esplicass!».

Imprima esta pagina Informa de esta pagina por correo

www.filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2013 filosofia.org
Sobre la esencia, de Xavier Zubiri
1970-1979
Hemeroteca