Voltaire, Diccionario filosófico [1764]
Sempere, Valencia 1901
tomo 6
páginas 90-91

Religión
V

Dícese que la religión de los gentiles era absurda en muchas cosas, contradictoria y perniciosa; pero me parece que se le imputó más daño del que ha producido y más tonterías de las que predicó. Moliere dice: «No me parece bello que Júpiter sea toro, serpiente, cisne o cualquier otra cosa; pero no me extraña que lo encuentran los demás. No cabe duda que esas transformaciones son impertinentes, pero suplico a los que eso dicen que me enseñen donde existió en toda la antigüedad un templo dedicado a Leda, acostada con un cisne o con un toro. ¿Pueden presentarme algún sermón predicado en Atenas o en Roma que induzca a las doncellas a cohabitar con los cisnes de sus corrales? ¿Acaso las fábulas que recogió y que ilustró Ovidio pueden tomarse como dogmas de la religión pagana? ¿No son equivalentes a la Leyenda Dorada y a la Flor de los santos de la religión católica? Si algún brama o algún derviche criticara la historia de Santa María la Egipciaca, apoyándose en que no teniendo ésta con qué pagar a los marineros que la llevaron a Egipto, concedió a todos ellos sus favores a falta de moneda, les replicaríamos a ese brama o a ese derviche: Reverendos padres, estáis equivocados, que nuestra religión no está basada en la Leyenda Dorada. [91]

Criticamos a los antiguos que dieran crédito a los prodigios y a los oráculos; ¿si volvieran hoy al mundo y supieran los milagros que atribuimos a Nuestra Señora de Loreto y a Nuestra Señora de Efeso, no nos criticarían también a nosotros?

Los sacrificios humanos estaban en uso en casi todos los pueblos antiguos, pero raras veces se practicaban. Sólo sabemos que inmolaron los judíos a la hija de Jefté y al rey Agag, porque Isaac y Jonatás no llegaron a ser sacrificados. Entre los griegos no está comprobada la historia de Eugenia, y entre los romanos fueron muy raros los sacrificios humanos; en una palabra, la religión pagana derramó muy poca sangre, y la nuestra la hizo correr por todo el mundo. Nuestra religión es, sin duda, la única verdadera; pero por medio de ella hemos causado tanto daño, que cuando hablamos de las otras, debemos ser muy indulgentes.


www.filosofia.org Proyecto filosofía en español
© 2000 www.filosofia.org
  <<< Voltaire >>>
Diccionarios