Filosofía en español 
Filosofía en español

Positivismo lógico en ética

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

no figura

Diccionario filosófico abreviado · 1959

Positivismo lógico en ética

Interpretación neopositivista de la moral. Ha alcanzado gran difusión (a partir de la década de 1920) en los Estados Unidos, Inglaterra, Austria, en los Países Escandinavos y en América Latina. Existen varias escuelas basadas en la aplicación del positivismo lógico en ética (emocionalismo, escuela de Oxford y otras). Los neopositivistas hacen caso omiso del hecho de que la moral constituye una relación social y una forma específica de la conciencia colectiva; en ella no ven más que un “lenguaje moral”. La ética es suplantada por un análisis puramente lógico de los juicios y “términos” morales. Su “metaética” es una teoría abstracta y escolástica separada de la vida, constituye más bien un capítulo de la lógica que una teoría de la moral. En vez de investigar objetivamente las categorías de la ética, los neopositivistas se ocupan de elucidar de qué modo y en qué sentido se usan los juicios morales y los “términos”: bien, mal, deber. Los neopositivistas se acercan a la moral con medidas propias de la ciencias naturales y llegan como resultado, a una serie de conclusiones viciosas. Por ejemplo, basándose en la idea de que el bien y el mal, no son características de algún fenómeno, perceptibles a través de los órganos de los sentidos o susceptibles de establecerse experimentalmente, llegan a la conclusión de que tales conceptos, en general, no significan nada, que carecen de todo contenido, son “pseudoconceptos”. Los neopositivistas no comprenden que el bien y el mal no son características naturales, sino sociales de los actos, condicionadas por la significación social de estos últimos; de ahí que resulte imposible verlos o “palparlos” y que sólo puedan determinarse por vía racional. En conjunto, el positivismo lógico ejerce una influencia nociva sobre la ética.

Diccionario filosófico · 1965:371

no figura

Diccionario de filosofía · 1984