Filosofía en español 
Filosofía en español

Nación

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

Nación

Comunidad de hombres, estable, históricamente formada, surgida en base a la comunidad de idioma, de territorio, de vida económica y de psicología, que se manifiesta en la comunidad de la cultura nacional. Todos estos rasgos de la nación están relacionados entre sí, y sólo su conjunción permite que a la comunidad de hombres dada se le pueda llamar nación. A diferencia de la raza, que se caracteriza por determinados rasgos biológicos exteriores (el color de la piel, &c.), la nación representa una categoría social y no biológica. La nación se diferencia también de la tribu, que es una categoría etnográfica, característica solamente para el régimen de comunidad primitiva. Las naciones surgieron en el período del capitalismo ascendente, aunque algunos elementos de la nación (el idioma, la comunidad de cultura, &c.) se han ido formado durante el período precapitalista. Con el desarrollo del capitalismo surge y se desarrolla inevitablemente la desigualdad nacional, crece la opresión nacional. La gran Revolución Socialista de Octubre inauguró un nuevo período en el desarrollo del problema nacional, el período de la liquidación de todas las formas de opresión social y nacional. En la U.R.S.S. han sido creadas todas las condiciones para el florecimiento de las naciones. Los pueblos atrasados de las periferias nacionales de Rusia se elevaron hasta el nivel de desarrollo alcanzado por los pueblos de las zonas centrales del país. Muchos pueblos que no tuvieron tiempo o posibilidad de formarse como naciones en las condiciones de la Rusia prerrevolucionaria, se formaron como tales en la U.R.S.S. (por ejemplo los turkmenos, kirguises, y otros).

La nación es un fenómeno histórico que tiene no sólo su principio, sino también su fin. En el futuro, después de la victoria del comunismo en todo el mundo, cuando las naciones se unan en el sistema único de la economía comunista mundial, surgirán las condiciones reales necesarias para la fusión paulatina de todas las naciones en un todo único.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:371

Nación

Forma, históricamente constituida, de comunidad humana; reemplaza a la nacionalidad. Son propias de la nación, ante todo, la comunidad de condiciones materiales de vida: de territorio y de vida económica; la comunidad de idioma, de psicología, así como también de determinados rasgos de carácter nacional que se manifiestan en la peculiaridad nacional de su cultura. Es la forma más amplia de comunidad a que ha dado origen el nacimiento y desarrollo de la formación capitalista. La base económica de la que ha surgido la nación estaba dada por la liquidación de la fragmentación feudal, por la consolidación de los nexos económicos entre las distintas regiones del país, por la unión de los mercados locales en un mercado nacional único. La fuerza rectora de las naciones surgidas en ese periodo era la burguesía, hecho que imprimió por largo tiempo un determinado sello a su perfil político-social y espiritual. A medida que tales naciones burguesas se desarrollan, en su interior se agudizan cada vez más las contradicciones sociales, aparece la oposición entre las clases. La burguesía procura amortiguar esas contradicciones y avivar los antagonismos entre naciones. Propaga la ideología del nacionalismo y del egoísmo nacional. La discordia y el odio entre las naciones, los conflictos nacionales son una consecuencia inevitable del capitalismo. El proletariado opone al nacionalismo burgués, la ideología y la política del internacionalismo proletario. Al liquidarse el capitalismo, cambia radicalmente el aspecto de la nación. Las viejas naciones burguesas se convierten en otras nuevas, socialistas, cuyo fundamento de clase radica en la alianza entre la clase obrera y el campesinado trabajador. Las naciones socialistas están libres de antagonismos de clase. Se transforman, por completo, asimismo, las relaciones entre nación y nación: desaparecen los restos de la antigua desconfianza recíproca, cobea impulso la amistad de los pueblos. La supresión del yugo nacional y el establecimiento de la igualdad de derechos entre todos los pueblos, su ayuda mutua, la superación del atraso económico y cultural de los que habían quedado a la zaga en su desarrollo, ha creado todas las condiciones necesarias para que florezcan las naciones socialistas de la U.R.S.S. Bajo el socialismo se produce, por una parte, el progreso y florecimiento de las naciones; por otra, su aproximación. En el futuro, después de la victoria total del comunismo, el acercamiento de las naciones entre sí, en todos los sentidos, conducirá en último término a la desaparición gradual de las diferencias nacionales. A la sociedad comunista desarrollada le será propia una nueva forma de comunidad histórica humana, más amplia que la nación, que unirá en una sola familia a toda la humanidad. Tal comunidad, no obstante, se formará tan sólo como resultado de un prolongado desarrollo, y se llegará a ella bastante después de que se alcance la plena homogeneidad social.

Diccionario filosófico · 1965:331

Nación

(latín natio.) Forma históricamente constituida de comunidad humana, que sustituye a la etnia. Son propias de la nación, ante todo, la comunidad de las condiciones materiales de vida: territorio y vida económica; la comunidad de la lengua y de determinados rasgos del carácter nacional, que se manifiestan en la originalidad nacional de su cultura. La nación es una forma más amplia que la etnia de comunidad que se configura al surgir y consolidarse la formación capitalista. De base económica a la aparición de las naciones sirvieron la liquidación del fraccionamiento feudal, el fortalecimiento de los nexos económicos entre regiones del país y la unificación de mercados locales en un mercado nacional. La fuerza dirigente de las nación, que surgían a la sazón, era la burguesía, lo cual puso su impronta en el aspecto sociopolítico y espiritual de las mismas. Dentro de las naciones se van agudizando cada día más las contradicciones sociales y se manifiesta la contraposición entre las clases. Procurando apagar las contradicciones, la burguesía atiza los antagonismos entre las naciones, y predica la ideología del nacionalismo y del egoísmo nacional. El proletariado opone al nacionalismo burgués la ideología y la política del internacionalismo. Al ser liquidado el capitalismo, cambia cardinalmente el aspecto de las naciones, que se transforman en naciones nuevas, socialistas, libres de los antagonismos de clase, fundadas en la alianza de la clase obrera y el campesinado trabajador. Cambian de raíz también las relaciones entre las naciones: desaparecen los restos de la antigua desconfianza entre ellas y se desarrolla la amistad de los pueblos. La supresión del yugo nacional y el establecimiento de la igualdad de derechos de todos los pueblos, la ayuda mutua, la liquidación del atraso económico y cultural de algunos pueblos crearon todas las condiciones para el florecimiento de las naciones socialistas en la URSS. En la sociedad socialista se registran, por una parte, el desarrollo y florecimiento de las naciones y, por la otra, su acercamiento mutuo. Sobre esta base, en la URSS se formó una nueva comunidad histórica de hombres: el multinacional pueblo soviético. Después del triunfo completo del comunismo, el acercamiento integral de las naciones conducirá a la desaparición gradual de las diferencias nacionales. Será propia de la sociedad comunista desarrollada una nueva forma de comunidad histórica de hombres, más amplia, que la nación y que agrupará en una familia a todo el género humano. Ahora bien, tal comunidad se formará sólo a consecuencia del desarrollo prolongado de la sociedad y, además, mucho después de que se alcance su total homogeneidad social.

Diccionario de filosofía · 1984:304