Filosofía en español 
Filosofía en español

Cualidad

Cualidad

En la Naturaleza y en la Sociedad, todo se halla en perenne movimiento y desarrollo; en ellas hay siempre algo que se extingue y algo que nace. Pero esto no quiere decir que los objetos y los fenómenos no tengan una forma definida de existencia, o que sean inestables. Podemos distinguir una diferencia entre las relaciones sociales capitalistas y las relaciones sociales socialistas, entre el agua y el vapor, entre los vegetales y los animales, &c. Y esto es así, no porque a nosotros nos lo parezca, no porque tales sean nuestras percepciones subjetivas. Los objetos y los fenómenos, diferentes unos de otros, existen así en la propia realidad. Las relaciones capitalistas tienen su precisión, sus formas de existencia, lo mismo que las relaciones socialistas tienen las suyas. El agua tiene una particularidad y el vapor, otra. La precisión de los objetos y de los fenómenos es su cualidad. Además, la cualidad es una precisión tal del objeto, que se liga indisolublemente a su existencia, ya que al privar al objeto de su cualidad, deja de ser lo que es. El concepto de cualidad tiene un enorme valor teórico. El conocimiento científico debe, en primer lugar, establecer la cualidad de los fenómenos estudiados, es decir, definir sus peculiaridades que les distinguen de los demás fenómenos. Sin establecer la cualidad de los objetos, no es posible dilucidar las leyes que rigen su desarrollo. El renunciamiento a reconocer la precisión cualitativa de las cosas y de los fenómenos conduce a afirmar que en el mundo no hay nada estable, que el desarrollo de la Naturaleza y de la Sociedad sólo se opera a saltos que ocurren a cada instante y que toda la variedad múltiple del mundo no existe objetivamente y no es más que el producto de las sensaciones del sujeto. Tal punto de vista contradice a la realidad. “La existencia, escribe Lenin, es un ser definido (Nota Bene ‘concreto’) –una cualidad diferente a otra– variable y finito”. Pero la cualidad de las cosas y de los fenómenos no es eterna, sino que está sujeta a cambios. El metafísico se imagina el desarrollo como un movimiento que se efectúa dentro de los límites de determinadas e idénticas cualidades, que excluye todo nacimiento de lo nuevo y destrucción de lo viejo. En cambio, “...el método dialéctico entiende que los procesos de desarrollo no deben concebirse como movimientos circulares, como una simple repetición del camino ya recorrido, sino como movimientos progresivos, como movimientos en línea ascensional, como el tránsito del viejo estado cualitativo a un nuevo estado cualitativo, como la evolución de lo simple a lo complejo, de lo inferior a lo superior” (Stalin). El nuevo estado cualitativo no surge de modo gradual, sino rápido, súbitamente, en forma de tránsito, a manera de salto de un estado a otro, como resultado de la acumulación de los cambios cuantitativos inadvertidos y graduales. (ver: Cantidad; Trueque de Cantidad en Calidad; Salto).

Diccionario filosófico marxista · 1946:62-63

no figura

Diccionario filosófico abreviado · 1959

no figura

Diccionario filosófico · 1965

no figura

Diccionario de filosofía · 1984