Filosofía en español 
Filosofía en español


Ultramontano

Atendiendo a la etimología de esta palabra, es fácil comprender su significación: compuesta de las voces latinas ultra y mons, se usó primero para designar lo que está ultra montem (más allá de los montes); pero después se ha usado y continúa usándose en el lenguaje de la ciencia canónica, en una acepción menos genérica.

Ha sido en Francia y fuera de ella objeto de largas controversias entre los canonistas, el valor que tienen en dicha nación la colección de decretales conocidas con el título de Sextum decretalium. Unos sostienen que estas decretales no fueron allí admitidas a causa de las graves disidencias que hubo entre el Papa Bonifacio VIII y el Rey Felipe el Hermoso; y otros, por el contrario, sustentan la opinión de que dichas leyes tienen en Francia la misma fuerza que las de la colección o compilación gregoriana, en lo que no sea opuesto a las prerrogativas del Rey, a las leyes del país y a las libertades de la Iglesia galicana. Así pues, siendo los canonistas de las naciones que están al otro lado de los Alpes con respecto a la Francia los que más generalmente han defendido el valor de las decretales mencionadas contra la libertad de los Obispos franceses, se les ha designado en esta nación con el nombre de ultramontanos.

[Adviértase la dependencia de la entrada “Ultramontano” de la Enciclopedia Moderna de 1855.]