Filosofía en español 
Filosofía en español


Leonardo Lessio

Jesuita. Célebre y distinguido escritor del siglo XVI y principios del XVII, que nació en Brechtan en 1554, y murió en Lovaina en 1623. Hijo de una familia distinguida y piadosa, descubrió desde su más tierna edad una afición decidida al estudio, y esta inclinación, acompañada de felices disposiciones y claro talento, mereció que le llamasen el príncipe de los filósofos.

En 1572 entró en la Compañía de Jesús, y dos años después fue encargado de explicar la filosofía en el colegio de Douai, en cuyo cargo estuvo por espacio de siete años. Después fue ordenado de sacerdote y pasó a Roma a estudiar teología, bajo la dirección de los célebres Padres Justiniani y Suárez. En 1585 volvió a Lovaina con su colega el P. Juan Hamelius a explicar teología, pero sus lecciones hallaron bastante oposición. Especialmente fueron censuradas por las facultades de teología de Lovaina y de Douai, ciertas proposiciones sobre la Sagrada Escritura, la predestinación y la gracia, que se apartaban de la doctrina rígida de San Agustín; pero aquellas proposiciones fueron aprobadas por las Universidades de Maguncia, Tréverius e Ingolstat. Habiéndosele acusado que sus doctrinas eran sospechosas de semipelagianismo, Lessio acudió a Roma, y Sixto V, examinadas las proposiciones, las declaró artículos de sana doctrina, mandando además a la Universidad que se abstuviese de calificar aquellas proposiciones, y que dejasen toda controversia hasta que la Santa Sede hubiese pronunciado su juicio. El Nuncio de Colonia, Frangipani, marchó en nombre del Papa a Lovaina, con objeto de calmar los ánimos y extinguir las divisiones de los dos partidos; y antes de salir para Roma publicó un edicto en 1588, amenazando con excomunión latæ sententiæ a todos los que defendiesen o impugnasen públicamente de palabra o por escrito las doctrinas contrarias, como heréticas, sospechosas, dañosas, &c. Con este motivo se suscitó en Roma una discusión semejante a la que produjo la obra de Molina: Concordia liberi arbitrii cum donis gratiæ, que también vio la luz en 1588. Aquellas cuestiones no se terminaron entonces ni se han terminado todavía. (Véase Inspiración, tomo V, pág. 639).

Lessio murió en Lovaina en 1623, en tan buena opinión y tan sentidamente llorado, que el pueblo se disputó sus cabellos y cuanto le pertenecía. Había desempeñado los cargos de visitador y definidor de su provincia, y el de gran penitenciario del Papa Urbano VIII que le consultaba en todos los casos graves. La claridad y la sagacidad acompañaban a la vasta extensión de su saber; poseía perfectamente el griego, la teología, la filosofía, el Derecho civil y canónico, la historia, las matemáticas y la medicina. En general, el fondo de su doctrina es el de Molina, y precisamente las proposiciones censuradas en varias de sus obras, tenían por objeto defender la doctrina de aquel contra los ataques de los tomistas.

Lessio escribió muchas obras excelentes, y las principales son las siguientes: De justitia et jure actionum moralium libri quatuor. De esta obra se extractaron algunas proposiciones censuradas por las facultades de teología acerca del robo, del homicidio, la usura, &c.; pero, según Feller, la obra fue muy apreciada de sus contemporáneos, especialmente de San Francisco de Sales, que le escribió una carta con este motivo. –De Perfectionibus moribusque divinis libri duo; –De Providentia Numinis et animi inmortalitate libri duo; –De summo bono el æterna beatitudine hominis libri quatuor; –Quæ fides el religio sit capessenda consultatio; –De Gratia efficaci, decretis divinis, libertate arbitrii, el præsciencia Dei conditionata, disputatio apologética; –De prædestinatione et reprobatione angelorum el hominum; –De prædestinatione Christi; –Disputatio de stalu vitæ deligendo, et religionis ingressu; –De Antichristo et ejus præcursoribus disputatio apologética gemina; –De potestate Summi Pontificis, libro sólido y bien escrito, en el cual se declara a favor del poder temporal, por lo cual dice Rivadeneira, que razones de gran conveniencia aconsejaron prohibir esta obra; –Hygiasticon seu vera ratio valetudinis bonæ. Sotwel trae el catálogo íntegro de las obras del Padre Lessio, inclusas las que han quedado inéditas.

Perujo