Filosofía en español 
Filosofía en español


Domingo Báñez o Báñes

Teólogo español, de la orden de Predicadores, acérrimo defensor de la doctrina de Santo Tomás, que se distinguió mucho por su ardor y celo en las célebres controversias entre Tomistas y Molinistas, acerca de la Gracia, o sea de Auxiliis (véase esta palabra, tomo 1, pág. 834). A los 15 años entró en la orden de Predicadores, y estudió la teología con los tres célebres maestros Melchor Cano, Diego de Chaves y Pedro de Sotomayor; y después fue profesor de esta facultad por espacio de 32 años en Avila (en cuya ciudad fue confesor por espacio de ocho años de la célebre Santa Teresa de Jesús), en Alcalá de Henares, en Valladolid y en Salamanca. Este Padre fue el primero que refutó la obra de Molina, De Concordia liberi arbitrii cum divina gratia, cuyo ejemplo fue seguido por otros, y en consecuencia se originaron las ruidosas discusiones y polémicas, que dieron motivo a las célebres Congregaciones de Auxiliis. Báñez era un terrible adversario de los Molinistas y escribió mucho contra ellos; pero por su parte, estos no se descuidaron, y censuraron 20 proposiciones de Báñez, intentando demostrar que favorecían los errores de Calvino. Estas ardientes polémicas fueron cortadas por la prudencia y sabiduría de los Papas, y los partidarios de una y otra opinión quedaron reducidos al silencio. En la actualidad, los teólogos católicos pueden defender lícitamente las opiniones de Báñez, así como las de Molina.

Báñez se distingue por su profunda erudición, y su ingenio sutil y agudo, aunque su estilo es algo difuso, y a veces se nota en él bastante oscuridad, y argumentos que, al parecer, son ajenos a la cuestión que trata. Sin embargo, sus obras pueden leerse con fruto y aprovechamiento; especialmente sus comentarios a la primera parte de la Summa de Santo Tomás, hasta la cuestión 64. Escribió las obras siguientes:

Scholastica commentaria in primam partem Angelici Doctoris.

De fide, spe et caritate, sive scholastica commentaria in secundam secundae Angelici Doctoris partem usque ad quastionem quadragesimam sextam.

Pasados tres años publicó: Commentariorum super primam partem posteriorem tomum.

De justitia et jure, continuación de la secunda secundae.

In primam et secundam partem, publicada en Lyon en 1588, en tres tomos.

Commentaria in tertiam partem, item et in quartam, que según Nicolás Antonio, se entiende por adiciones a la tercera parte.

Relectionem de merito et augmento caritatis.

Institutiones minoris dialecticae, hoc est summulas.

In Aristotelis dialecticam.

De generacione el corruptione sive in Aristotelis eos libros commentaria et quaestiones.

Y por último, en español: Motivos para rezar el rosario.

Feller, dice de Báñez, que aun cuando carecía del arte de escribir con buen gusto y concisión, era un varón de talento tan sutil que hallaba comúnmente en los Santos Padres todo cuanto él tenía en la cabeza; de manera, que al parecer todo cedía a su modo de pensar. Murió en Medina del Campo en 1º de Noviembre de 1604, a la edad de setenta y siete años.

Perujo