La phi simboliza la filosofía de tradición helénica, la ñ la lengua española Proyecto Filosofía en español
Benito Jerónimo Feijoo 1676-1764

Teatro crítico universal / Tomo quinto
Aprobación

Del Rmo. P. Mro. Fr. Gabriel de Llano y Otañez,
Predicador General de la Religión Premonstratense,
y Mayor en el Monasterio de los Afligidos de Madrid, &c.


>>>

De orden del señor Don Miguel de Escobar, Vicario de esta Villa de Madrid, y su Partido, he visto el Quinto Tomo del Teatro Crítico Universal, su Autor el Rmo. P. Mro. Fr. Benito Feijoo, del Orden de San Benito, su Maestro General, y Catedrático de la Universidad de Oviedo; y confieso con ingenuidad que le he leído todo, sin dejar renglón alguno; no porque esperaba hallar en él cosa digna de censura, sino porque me alegraba, divertía, y a un mismo tiempo enseñaba: leíale con tanto gusto, que aun para cosas más precisas me faltaba tiempo, ocupándole todo en su lección, tan embelesado, que al ver que se llegaba el fin, me sirvió de desconsuelo, repitiendo lo que, en otra ocasión como ésta, escribía el Gran Basilio {(1) Basil. Epist. 56 ad Meletium}: Dum illas legendo percurrimus perpetuo, donec sermoni illius immoramur, gaudemus; ubi vero fini Epistolae appropinquare caepimus, dolemus.

Y aunque siento con ingenuidad, que es ociosa cualquier alabanza mía hacia el Autor, porque cada línea de cuantas contiene su Obra, es una muda, pero elocuente lengua, que pregona de su Autor la más crecida alabanza: Vera bona ex se ipsis naturaliter vocem emittunt, etiam si sileant, nam nec Sol, nec Luna opus habent interprete, que dijo Filón Hebreo {(2) Phil. de Sacrif. Abel}: con todo eso, habiendo de expresar lo que siento, es [XXII] preciso decir lo que percibo, sin que pueda retraer de la alabanza el amor, que profeso (no sé por qué secreta simpatía) al Autor de aquesta Obra; porque cualquiera podrá ver en la Obra misma, que no es el afecto apasionado quien la elogia, sino la verdad sincera quien la ensalza.

Entre las sutiles y bien delicadas doctrinas de este libro, se ve unido en maridaje hermoso lo bien pulido del estilo, y lo limado de las voces, que sin afectación son dulces, y colocadas según retóricas leyes. Vese también la destreza en el proponer, y la agudeza en el probar; de suerte que con la diversidad de los asuntos atrae los ánimos, y deleita los entendimientos; pudiéndose aplicar al Autor de este libro lo que dijo Séneca, alabando los escritos de Valerio Máximo {(1)Seneca super Scrip. Val. Max.}: Doctrinae eloquentiae ornamentum tribus modis homines aggreditur, penetrando aures, demulcendo occulos, & animos invadendo; o lo que dijo Juvenal en este dístico:

Tanta dulcedine captos afficit ille animos. {(2)Juv. Satir. 3}

He contemplado este libro como un ramillete hermoso; porque si un ramillete, para ser apreciable, se ha de componer de toda diversidad de flores; en este libro son tantas las flores de erudición, cuantos son los diversos asuntos que se ven en él, resultando en el todo un ramillete vistoso de singular, cuanto ingenioso artificio, formado y compuesto de la uniforme variedad de flores, que cortó su desvelo en los preciosos jardines de tantos Escritores doctos; que es lo que Casiodoro dijo discreto {(3)Casiod. Prolog. ad Tractat. de Amicit}: De diversis Scriptoribus quasi flores excipiens, in unum compendiose lectionis volumen restringit; y como son tantas las flores que en este ramillete tiene unidas, tocando tanta diversidad de materias, [XXIII] con mucho acierto y energía podré yo decir sin recelo lo que de Orígenes dijo San Gerónimo, que he hallado toda una Librería en este solo libro {(1)D. Hier. loquens de Orig.}: Cogitaram librum, & invenio Bibliothecam.

Bien sé que no han de faltar afectos apasionados del odio, que sientan mal del Autor de este discreto libro, murmurando que se mete en escribir materias ajenas de su estudio; afeando el título, e Infame (que así le llama) epíteto de Exterminador Aforismo, que ya en otras ocasiones he oído murmurar de esto a los que se muestran apasionados, poniendo por broquél de su queja aquella sentencia Quintiliana {(2)Quint. lib. 10. de Instit. cap. 3}: Ingenium non debet duabus curis partiri: pero lena los señores Médicos el Aforismo sin pasión, y constrúyanle bien, y verán como merece el infame título que le da el P. Feijoo; y en cuanto lo que dice Quintiliano, eso se queda para aquellos genios poco claros, que se ofuscan y se ciegan con la variedad de los asuntos; no para el genio del Autor de este Teatro Crítico, a quien nunca ha podido ofuscar la multitud, pues le ve todo el mundo tan claro y tan sutil en cualquier materia que toca, como se ve cada día en la Cátedra en materias delicadas de Sagrada Teología, que ha sido siempre su principal tarea; con que podré decir de su Rma. lo que de Aod dice la Escritura {(3) Judic. 3}: Utraque manu pro dextera utebatur.

Los asuntos que propone en este quinto Tomo, son muy plausibles por lo autorizados, y por la novedad muy gustosos, y todo cuanto encuentro en esta Obra es digno de la mayor alabanza; con que puedo yo decir en su aplauso, lo que, aprobando otra Obra como esta, dijo el elocuente Plinio: Opus pulchrum, [XIV] validum, acre, sublime, varium, elegans, purum, figuratum, spatiosum etiam, & cum magna tua laude diffusum {(1)Plin. lib. 4. Epist. 20}; y aun dijera más, porque más siento; pero me impide la distancia que hay entre la voluntad y el discurso; porque si el amor me impele a que diga todo lo que concibo, la penuria de voces me detiene porque no hallo voces con que explicarlo; con que vendrá a ser la disculpa de quedar corto en sus alabanzas la dilatada copia de sus grandezas; diciendo sólo en alabanza del Autor lo que en otra ocasión dijo de Plan San Agustín: Plato suorum temporum vir eruditissimus. {(2)D. Augustin. Epist. 10}

Gloríese, pues, la Nobilísima Religión Benedictina de ser siempre fecunda Madre de Sabiduría, con la cual enriquecidos sus Hijos, han sabido ilustrar aun los Países más remotos: testigos son las Librerías de lo mucho que han fatigado sus prensas; y testigo es nuestra España, pues en mis años, que no son muchos, pues no llegan a treinta y cuatro, han escrito en varias materias hombres eruditísimos; pero aunque no la honraran tan discretas plumas antiguas y modernas, bastara este Autor para llenarla de honra: pudiéndose decir de este Docto (sin que la comparación sirva de disgusto) respecto de los Escritores de su tiempo, lo que de Salomón en el libro tercero de los Reyes está escrito: Et praecedebat sapientia Salomonis sapientiam omnium Orientalium, & Aegyptiorum, & erat sapientior cunctis hominibus: sapientior Etham, & Heman, & Chalcol, & Dorda... & erat nominatus in universis gentibus per circuitum {(3) 3. Reg. 4. v. 30}. Y su Religión se puede gloriar, diciendo lo que en otro tiempo decía Plinio: Si quando Religio nostra liberalibus studiis floruit, nunc [XXV] maxime floret, multa, claraque exempla sunt, sufficit nobis unus, Euphrates Philosophicus {(1) Plin. lib. 5. Epis. 22}. Confieso, que cuando me remitieron esta censura, y supe que era el Autor hombre tan conocido por sus Obras, y tan aplaudido por sus estudios, me hice la misma pregunta, que en otra ocasión como ésta se hizo a sí Casiodoro: Fieri poterat, ut quem tantus Auctor, familia tanta produxerat, sententia nostra in eo corrigendum aliquid inveniret? {(2) Casiod. lib. 4. Epist. 22} Yo no hallo; y así digo lo que, aprobando otro libro, dijeron Cyno, y Praxitelo {(3) Cyn. & Praxitel. in Approbat. Choac. Galen.}: Perlegimus praeclarissimum opus, & quos censores quaerebat Auctor, enconomiastes aequum est invenire, haciendo la misma súplica al Autor, que en otra ocasión hacía a otro Escritor el Pico de Oro de Milán {(4) Chrysost. Homil. 9. Genes.}: Noli claudere rivos doctrinae tuae, sed deriventur fontes tui foras, & aquas tuas in plateis divide. Es, pues, esta Obra digna del mayor aprecio, y su Autor digno del mayor aplauso: y así concluyo, diciendo lo que Sidonio Apolinar dijo aprobando otro libro {(5) Sid. Apolin. lib. 9. Epist. 9}: Accipe, quod super tuis scriptis sentiamus: legimus opus operosissimum, multiplex, sublime; scripsisti gravia nature; profunda solicite; dubia constanter; quaedam severe; quaedam placide; cuncta potenter. Yo no hallo en esta Obra cosa digna de censura; antes bien todas ellas son dignas de excesivas alabanzas, y de ser entregadas a la Prensa. Así lo siento, salvo, &c. De este nuestro Estudio de San Joaquín, y Noviembre 28 de 1732.

Fr. Gabriel de Llano Otañez.


inicio / <<<

{Benito Jerónimo Feijoo (1676-1764), Teatro crítico universal (1726-1740), tomo quinto (1733). Texto tomado de la edición de Madrid 1778 (por D. Blas Morán, a costa de la Real Compañía de Impresores y Libreros), tomo quinto (nueva impresión, en la cual van puestas las adiciones del Suplemento en sus lugares), páginas XXI-XXV.}


Biblioteca Feijoniana
Edición digital de las Obras de Feijoo
Teatro crítico universal / Cartas eruditas y curiosas / Varia
Proyecto Filosofía en español ~ www.filosofia.org