El pensamiento filosófico de José Martí, La Habana 1946Ángel César Pinto Albiol

José Martí   Juan Gualberto Gómez   Patriotismo   El Negro   Falsa conspiración Imprima esta página Avise a un amigo de esta página

 
Ángel César Pinto Albiol, El pensamiento filosófico de José Martí y la revolución cubana, La Habana 1946

Ángel César Pinto Albiol

El pensamiento filosófico de José Martí y la revolución cubana, y otros ensayos

El negro en la economía y la política cubanas
Editorial Jaidy, La Habana 1946, págs. 111-133.

En 1939, unas damas negras norteamericanas, pertenecientes a no sé qué congregación religiosa, vinieron a La Habana a celebrar un concilio. Interesadas en los problemas del negro de todas las Amérieas, solicitaron de los señores que las representaban en nuestro país, un informe sobre la realidad económica, política y social del negro cubano.
Como es natural, éstos requirieron la cooperación de aquéllos de nuestros hombres que, tanto por su prestigio como por su idoneidad en la materia objeto de su interés, eran los llamados a realizar la labor que se les encomendaba, del modo más completo y eficaz. Desgraciadamente, el sujeto sobre quien debía recaer la responsabilidad de ese trabajo no pudo, por impedírselo otros asuntos que monopolizaban toda su atención en esos días, hacerse cargo de la tarea para la que había sido designado con tanto acierto, debiéndose a esa circunstancia que recayera en mí esa misión, de modo emergente, defraudando con ello, a las damas norteamericanas, deseosas de poseer un informe valioso y original. Estos antecedentes, que son los que me decidieron a comprometerme a realizar un trabajo que de otro modo no hubiera aceptado, deben tenerse en cuenta para disculpar las deficiencias que seguramente se observarán en él, debido al poco tiempo en que debía ser realizado.

Salvo las naturales diferencias impuestas por las circunstancias del tiempo y del espacio, el proceso de la conquista, colonización y repoblación de Cuba no difiere, en lo fundamental, en cuanto a lo que a su desarrollo histórico se refiere, al de cualquier otro pueblo del nuevo, o del viejo mundo que fuera sometido por la fuerza, por otro pueblo más fuerte o de civilización más avanzada.
En Cuba se repite una vez más, a partir del momento en que ella queda incorporada como colonia a la nación que iba a ser por espacio de cuatro siglos su metrópoli, aquello que constituye a través de la historia, tanto para el salvaje primitivo como para el civilizado de hoy, la razón o la causa fundamental de toda gestión política o militar organizada con fines de conquista: la explotación y sometimiento del pueblo vencido por el pueblo vencedor y, por consiguiente, la expropiación por parte de este último de las riquezas de aquél, ya que esto ha sido y sigue siendo el objetivo final de toda conquista.

Facsímil del original impreso de esta parte en formato pdf
 


filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2009 filosofia.org
Ángel César Pinto Albiol
textos