1899La España de ayer y la de hoy

Extractos de la prensa internacional{1}

[ abril-mayo 1899 ]
 

Una disertación de la Sra. Pardo Bazán ha cerrado ayer la tercer campaña de la Sociedad de Conferencias. Disertación de los más interesante, y que sin duda hará ruido. La célebre novelista tomó por asunto La España de ayer y la de hoy. Sobre este tema, de vibrante actualidad, se expresó con lenguaje de alta elocuencia, de perfecta elegancia y pureza, y con una franqueza que algunos de sus conpatriotas estimará acaso excesiva, –pero útil, saludable y patriótica. La Sra. Pardo Bazán no desespera del porvenir de su país: sólo desea abrir los ojos a sus compatriotas y traerles de la leyenda a la realidad.

(Journal des Debats.) [102]

Ante un círculo restringido de privilegiados, el gran escritor español, doña Emilia Pardo Bazán, ha dado una conferencia sobre La España antigua y moderna. El autor de La cuestión palpitante, naturalista en las novelas, lo es también en su crítica. Su sistema, que le hace parecer a veces aventajado discípulo de Taine, consiste en exponer el mal en toda su desnudez, para que sea factible encontrar el remedio. La úlcera existe: hay que examinarla y reconocerla, desdeñando la susceptibilidad y el amor propio de las gentes. Su valentía será acaso mal interpretada en España, pero ella cumple su deber de ciudadano enérgico. La palabra de la Sra. Pardo Bazán es ardorosa, llena de colorido, vibrante; y cuando la indignación hiere su alma, las frases caen, cortantes a modo de cuchillo de guillotina. El estilo es expresivo y pintoresco, rebosando en imágenes varias y luminosas, que sorprenden, admiran y encantan. Lástima que esta conferencia se haya organizado como a la sordina, y que sólo una crema especial haya podido saborear la palabra elocuente del gran escritor.

(L´Evénement.)

Interesantísima conferencia la de la Sra. Pardo Bazán sobre La España antigua y moderna. La frase de la Sra. Pardo es de fuego y de luz: laten en ella la fe y el más ardiente patriotismo.

(Correspondance politique.) [103]

Hemos dicho nuestra opinión sobre el talento excepcional de doña Emilia Pardo Bazán. Su magnífica conferencia de ayer en la Sala Charras no hizo sino confirmar la reputación de que viene precedida la célebre novelista española: y cuenta que esta conferencia se ha verificado en las condiciones más desfavorables posible. La disertación ha sido nutrida y substanciosa; ha interesado infinito al auditorio; ha demostrado, con singular ingenio, una extraordinaria alteza de miras patrióticas y una elocuencia pasmosa, que brota del corazón y al corazón llega directamente. El éxito de la eminente novelista es completo.

(La Fronde.)

Con el título de La España de ayer y la de hoy, una española, la Sra. Pardo Bazán, ha pronunciado una elocuente disertación en la Sociedad de Conferencias, y la vemos reproducida en la Revista Política y Literaria (Revue Bleue). La señora Pardo Bazán ha denunciado la leyenda con una valentía que acaso no le agradezcan sus compatriotas: doble mérito en la eminente conferencista. Sólo en un punto sigue asociándose a la leyenda: la Sra. Pardo Bazán niega la influencia depresiva del catolicismo en España.

(Le Siècle) [104]

El martes último, en la Sala Charras, la señora Pardo Bazán, el gran escritor español, nos ha hablado de la España de ayer y la de hoy, con elocuencia y precisión realmente asombrosas. Desde el principio hasta el fin ha sido su conferencia un trozo de literatura que honraría a los mejores autores franceses; dábanle extraordinario relieve el vigor de la expresión, el colorido del estilo y la feliz elección de las palabras. Con valor y firmeza ha venido la Sra. Pardo Bazán, lámpara en mano, a alumbrar y registrar los males que España sufre. Y lo ha hecho con tal verdad y dignidad, que los más españoles tienen que aplaudirla, que fortalecerse con la esperanza. Sus juicios revelan una ardiente patriota que no teme hacer sufrir al enfermo para curarle. Expone el peligro nacional convencida de que España posee bastante energía nativa para conjurarlo.

(Le Pain.)

Un célebre escritor español, una mujer, la señora Pardo Bazán, ha dado en París una conferencia que resonará más allá de los Pirineos –pues todavía hay Pirineos, diga lo que quiera Luis XIV. Ha hablado de su país. ¡Qué asunto más apremiante y doloroso para una española patriota! Y ha hablado con luz y elocuencia; su discurso despedía esa claridad propia de la elegante oratoria [105] española; y las desdichas de su patria, todavía palpitante, daban a su voz acentos melancólicos que observaron todos los presentes. ¡Quien no se conmovería, aunque extranjero, ante las desventuras de ese gran país! Sin embargo, la oradora no desespera: piensa que lo enorme de la catástrofe será estímulo para despertar a los suyos. Sólo que la curación no se realizará sin una renovación fundamental.

(L´Echo.)

La Sra. Pardo Bazán, nuestro huésped desde hace días, ha dado esta tarde, en la Sala Charras, una conferencia sobre La España de ayer y la de hoy. Ante un auditorio numeroso y de lo más selecto ha tratado valerosamente, con elocuencia y persuasivo encanto, la cuestión de la actual decadencia española. Mil veces la interrumpieron los aplausos del auditorio. Su frase fue elevada y aconsejó que España se consagrase a renovarse y fortalecerse para lo por venir.

(Agencia Hawas.– Telegrama a varios periódicos italianos, suecos, belgas y alemanes.)

La España de ayer y la de hoy. Tal es el título de la conferencia que la Sra. Pardo Bazán dio el martes último en París. Sobre ese asunto, [106] de conmovedora actualidad, se ha expresado la gran española con una elocuencia comunicativa que arrebató al auditorio. Sintiendo más que nadie el estímulo del amor patrio, ha tenido el valor de proclamar en voz alta las verdades de las cuales ha de salir la España de mañana. Deseamos, pero no nos atrevemos a esperarlo, que su vigoroso lenguaje sea bien interpretado allá. La conferencista no se forja ilusiones, sin embargo, en este respecto, lo cual hace doblemente meritoria su actitud. Pero su amor patrio la mueve a desdeñar el peligro, y su carácter, probado por largas luchas, la coloca por encima de todas las mezquindades y estrechas preocupaciones de una pasajera popularidad. Y no nos equivoquemos: nada ha podido amenguar la fe de la Sra. Pardo Bazán en los futuros destinos de la patria española. Nosotros somos de los que sabemos qué fiebre de patriotismo abrasa el alma escogida de la escritora, qué sentimientos animan a esta española entre todas excelsa, y lo que ha necesitado sufrir con el espectáculo de los desastres para que realice este acto. Por eso la saludamos aquí, desde el último límite de Europa, con admiración y emoción.

(El Diario, de Constantinopla.)

Una visita exótica: la de Emilia Pardo Bazán, la ilustre escritora, que vino a París a dar [107] una conferencia llena de patriotismo. Doña Emilia Pardo Bazán es de las primeras celebridades literarias españolas: buena, cortés y modesta en su trato, en letras es una figura curiosísima de aptitudes muy diversas.

(Corriere italiano.- Florencia.)

Todos los diarios de París que han visto la luz en el día de ayer, dedican una o varias columnas a la disertación de la Sra. Pardo Bazán en la Sociedad de Conferencias. La célebre novelista había tomado por asunto La España de ayer y la de hoy. Se ha expresado con una lealtad que exaltará susceptibilidades epidérmicas, mas no por eso deja de ser de los más sutil, patriótico y saludable.

(El Faro, de Niza.)

———

{1} No figuran en esta sección sino los breves renglones que condensan la significación de la conferencia, pues no tendría objeto incluir aquí reseñas ni análisis de la misma, y menos las interviews y los artículos de crítica y biográficos con esta ocasión publicados.

 

———
La España de ayer y la de hoy
[Madrid 1899, páginas 101-107.]

Informa de esta pagina por correo
filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2010 filosofia.org
Leyenda negra
textos